Público
Público

Intereconomía reagrupó al PP catalán anti-Pujol

El nuevo poder mediático de la derecha más dura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuando en 1996, el entonces presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, exigió a José María Aznar la cabeza de su hombre en Catalunya, Alejo Vidal-Quadras, como condición para auparlo a la presidencia del Gobierno, poco podía imaginar las consecuencias a largo plazo que tendría desprenderse de su 'bestia negra'. Pero el efecto inmediato fue el nacimiento del actual Grupo Intereconomía, que tras la salida de la Cope de Federico Jiménez Losantos se ha convertido en el referente mediático más poderoso de la derecha dura.

El núcleo vidalquadrista se reagrupó en Intereconomía. Su mano derecha en el Parlament, Julio Ariza, dejó Barcelona y adquirió en 1997 la frecuencia modulada de Radio Intercontinental,

Julio Ariza fundó la empresa tras desarticular Aznar el vidalquadrismo'

propiedad de Ramón Serrano Súñer, cuñado de Franco y su ministro más filonazi. Desde el principio, Vidal-Quadras se convirtió en bandera del grupo y otro de sus diputados de confianza, Josep Maria Francàs, se sumó a la aventura madrileña casi desde el principio ocupando varios cargos. Además, uno de los fichajes más significativos del periodo de Vidal-Quadras para su dirección en Catalunya, Juan José Aizcorbe, es ahora director general jurídico del grupo. Y algunos de los periodistas referentes de la casa proceden también de Catalunya: entre otros, Javier Algarra, director de Informativos del Grupo formado en Radio Nacional en la época de Felipe González y hermano de una ex jefa de prensa de Pujol, ya fallecida; y Xavier Horcajo, director general editorial procedente de la redacción catalana de El País'.

A sus amigos les gusta decir que Ariza, tras su decapitación política', llegó a Madrid con una mano delante y otra detrás y que tuvo que comprar a crédito la frecuencia de Intercontinental. Pero el imperio mediático que fue edificando tuvo siempre el empujón de dos padrinos' que a menudo confluían: las administraciones bajo control del PP, que le reportaban licencias y publicidad, y, gracias a su proximidad al Opus Dei y su amistad con Antonio María Rouco Varela, la Conferencia Episcopal.

En 2000, Ariza compró el semanario 'Época' a Jaime Capmany, periodista ya fallecido muy vinculado al franquismo, y arrancó así su vocación multimedia, que hoy incluye televisión y el diario La Gaceta'.

El empresario, próximo al Opus, levantó su imperio en los feudos del PP

Ariza fue accionista de Libertad Digital, pero rompió con Federico Jiménez Losantos en 2004. Ahora, sin embargo, ambos se han unido frente a Unidad Editorial, propietaria de 'El Mundo' y de Veo7. Los dos polos mantienen una dura competencia política por orientar al PP y empresarial: sus respectivas televisiones en TDT tienen un 'target' muy parecido.