Público
Público

Interior abre una investigación por los excesos policiales

Un vídeo muestra cómo varios agentes golpean a tres personas. El Gobierno negó inicialmente que fuese a investigar, pero cambió de opinión después de que lo pidiera el PSOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno se vio forzado a rectificar. Por la mañana, negó que la Policía hubiese desalojado con una violencia excesiva a los manifestantes laicos de la Puerta del Sol las noches del miércoles (víspera de la llegada del papa) y el jueves. A última hora de la tarde, desde el PSOE se lanzaron varios mensajes pidiendo que se depurasen responsabilidades. Y, a las once de la noche, el Ministerio del Interior confirmó que había abierto un procedimieno denominado 'información reservada', sobre el caso del fotógrafo agredido el jueves en el centro de Madrid, para investigar si se han producido irregularidades.

En la era de internet es difícil camuflar los abusos policiales. Si el jueves se difundió un vídeo en el que un agente reclama el DNI a una periodista bajo la amenaza de propinarle 'una hostia', ayer apareció otro más escandaloso, en el que se ve cómo varios agentes agreden a tres personas: una joven que les había insultado, una persona que acudió a rescatarla y que en ningún momento se metió con los antidisturbios y el fotógrafo freelance Daniel Nuevo, que estaba realizando su trabajo.

Valenciano pide que se 'investiguen y depuren responsabilidades'

Cuando el portavoz del Gobierno, José Blanco, compareció en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el vídeo ya estaba circulando por Internet y era la noticia principal de Público.es. Pero Blanco descartó abrir una investigación: 'Si hubiera algún hecho que, a juicio del Ministerio del Interior no se ha producido, que supusiese un exceso, se estudiaría y se investigaría. Pero creo que no estamos en el caso'.

La primera manifestación del miércoles, sostuvo Blanco, 'transcurrió mayoritariamente sin ningún tipo de incidente y luego, como consecuencia de la actuación de una minoría, hubo un incidente. Lo mismo ocurrió el día de ayer [en referencia al jueves]. Por tanto, hay que tener un respeto'. Blanco recordó que la obligación de la Policía es que la ley se cumpla con prudencia y determinación'. Esa, añadió, es la guía de conducta del Ministerio del Interior.

Interior abre una 'información reservada' para aclarar los hechos

La Jefatura Superior de Policía, en declaraciones a este diario, también descartó iniciar investigaciones, a menos que los agredidos presenten una denuncia formal. Y al ser preguntado por los hechos que se veían en el vídeo, un portavoz oficial aseguró quer eran imágenes 'descontextualizadas' que se suelen publicar o emitir tras las manifestaciones.

El incendio en las redes sociales crecía sin parar, pidiendo que se adoptasen medidas contra los agentes implicados a la agresión. Y la jefa de campaña del PSOE, Elena Valenciano, decidió utilizar su perfil de Twitter para dar un giro a la posición de los socialistas. 'Los excesos policiales nunca pueden justificarse. Espero que se investiguen y se depuren responsabilidades', escribió. En la misma línea se pronunció el vicecoordinador del Comité Electoral del PSOE, Antonio Hernando, quien remarcó la necesidad de exigir responsabilidades y 'evitar que vuelvan a repetirse' esas actuaciones.

La delegada del Gobierno lleva 48 horas sin ofrecer explicaciones

Poco después, Interior anunció la apertura de la 'información reservada'. Este es el procedimiento previo a la apertura de un expediente.

A pesar del revuelo generado por las actuaciones policiales, la delegada del Gobierno en Madrid, María Dolores Carrión, sigue desaparecida. Tras alegar el jueves que tenía una 'agenda muy apretada', ayer declinó de nuevo responder a este diario. Tampoco ha comparecido públicamente para dar explicaciones sobre lo ocurrido.

PP e IU reclamaron su dimisión, aunque por motivos diferentes. En el caso de IU, por la falta de previsión en el diseño del dispositivo de seguridad de la manifestación y por no explicar las agresiones. El PP, por su parte, dirigió sus críticas a la autorización de la marcha, que considera un 'error'.

Tanto el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, como la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, apuntaron a los laicos como causantes de estos incidentes. Para Cospedal, estos altercados fueron 'una demostración de intolerancia sin límites y de falta de respeto a la libertad religiosa y a la libertad de expresión'. Por su parte, Gallardón denunció la 'agresividad' y los 'signos de hostilidad' que sufrieron los peregrinos.

La hostilidad hacia los laicos coincidió ayer con una creciente presencia del PP en la los actos de la visita papal. El expresidente valenciano Francisco Camps, que en otoño será juzgado por corrupción, y el portavoz de Justicia de los conservadores, Federico Trillo, siguieron el vía crucis en primera fila. Y Rajoy, que hoy se entrevistará con Ratzinger, difundió un vídeo en el que saluda a los participantes en el evento y les pide que beban 'mucha agua'.

Por su parte, el Defensor del Menor de Madrid, Arturo Canalda, anunció que ha abierto una investigación de oficio para esclarecer si durante la marcha laica se produjeron delitos de amenazas, coacciones y violencia contra los peregrinos menores de edad. Al ser preguntado si indagará también posibles agresiones a menores laicos, Canalda dejó entrever que las imágenes de las que dispone no ilustran que fuera así.