Público
Público

Interior estudia instalar el sistema 'Alcolock' a conductores sancionados por alcoholemia

Conductores sancionados tres veces por alcoholemia podrían estar obligados a instalar un sistema que bloquea el arranque del vehículo si el conductor presenta tasas altas de alcohol.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ministerio de Interior está preparando una reforma de la Ley de Seguridad Vial que contempla que los conductores que acumulen al menos tres sanciones administrativas por conducir bajo los efectos del alcohol sean obligados a instalar en su vehículo un sistema, conocido como 'alcolock', que impide arrancar el vehículo ebrio, según anunció a Europa Press la fiscal adjunta de Seguridad Vial, Helena Prieto.

El dispositivo es un sistema conectado al vehículo que mide la tasa de alcohol en aire espirado e impide arrancar el vehículo si el conductor no ofrece una muestra de aire espirado cada vez que quiere ponerlo en marcha o cuando se detecta una concentración de alcohol superior a la permitida.

Según consta en la memoria anual de la Fiscalía General del Estado, se trata de un proyecto piloto impulsado por la fiscalía en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT) y la fundación FITSA que tendrá una primera fase de un año de duración, y comportará para los infractores, además de la instalación del 'alcolock', la obligación de asistir a un curso de reeducación vial.

El proyecto tiene por objeto estudiar los efectos producidos por la utilización del 'alcolock' entre infractores sancionados por conducción alcohólica e inicialmente afectará a los infractores por vía administrativa que sean reincidentes, para 'evitar que acaben por vía penal'.

En este sentido, Prieto explicó que la reforma legal necesaria para obligar a los reincidentes por vía administrativa a instalar el 'alcolock' se puede hacer por vía ordinaria, y, sin embargo, la reforma necesaria por la vía penal exige una reforma en una ley orgánica, que 'tal y como está el Código Penal es más complicada'.

El dispositivo todavía no se encuentra disponible en el mercado español en ninguna modalidad comercial, aunque ya se ha implantado de modo experimental en algunos vehículos industriales y de servicio público. Precisamente mañana, el Congreso de los Diputados votará mañana una iniciativa del PSOE en la que se propone instalar en los autobuses escolares este sistema.

Un estudio llevado a cabo en EEUU, que fue expuesto en el Congreso de Seguridad Vial celebrado en Seattle en agosto de 2007, demostraba que los vehículos equipados con estos dispositivos hacen disminuir la tasa de infracciones entre un 28 y un 65 por ciento, alcanzando una reducción del 65 por ciento durante el primer año posterior a su instalación.