Público
Público

Interior ve "irreversible" el final de la violencia de ETA

"Más de 40 años de actividad terrorista no acaban en un día", dice el ministro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los servicios de información no cuentan con datos que apunten a la posibilidad de que ETA haya decidido rectificar su anuncio de final definitivo de la violencia, ni siquiera de que planee habilitar un paréntesis en su nueva estrategia. El arresto de tres miembros del aparato logístico el pasado sábado en el norte de Francia no ha corregido ese análisis, a pesar de que el grupo iba armado y transportaba material para fabricar artefactos explosivos y falsificar documentos. Fuentes de la lucha antiterrorista enmarcan la actividad de los detenidos en las tareas propias de una banda que sigue operando en la clandestinidad y que aún no ha adoptado la decisión de desaparecer, ni de entregar un arsenal esquilmado por las relevantes operaciones policiales de los últimos tres años.

'Evidentemente, más de 40 años de actividad terrorista no terminan en un día', aseguró ayer el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. El responsable máximo de las Fuerzas de Seguridad fue preguntado por si había crecido la desconfianza del Gobierno hacia el anuncio realizado por ETA el 20 de octubre pasado, con el que la banda ponía solemnemente fin a más de cuatro décadas de 'estrategia político-militar'. 'No', respondió el ministro, y añadió: 'Sobre todo, tenemos la absoluta convicción de que la capacidad operativa de ETA está muy menguada, porque el Estado de derecho ha actuado de una manera muy eficaz y efectiva'.

No hay datos que apunten a un cambio de estrategia en la banda

La banda cuenta con apenas 60 efectivos escondidos en Francia. Entre ellos se encuentra el reducido comité ejecutivo que adoptó la decisión de poner fin a la violencia, acosado por la efectividad policial y tras haber recibido un mensaje de las bases de la izquierda abertzale a favor del cambio de estrategia. Entre el resto de los huidos en el país vecino, los expertos antiterroristas no encuentran el perfil que pudiera abanderar una escisión. Aun así, no lo descartan por completo. Y en ese sentido se explicó ayer Fernández Díaz. 'Siempre hay personas que pueden intentar hacer cosas no adecuadas, pero para eso está el Estado de derecho, la Policía y la Guardia Civil', afirmó el ministro tras la toma de posesión de Alfonso José Luis Fernández Díez como nuevo jefe superior de Policía en Madrid.

Fernández Díez advirtió de que el Estado de derecho 'no está en tregua', al tiempo que emplazó a la izquierda abertzale a que dirija 'sus objetivos y su capacidad de influencia para decirle a ETA que tiene que dejar de existir'. La unidad de los partidos, el ejemplo de las víctimas, la acción policial y la colaboración de Francia apuntan a que 'la derrota del terrorismo está cantada', añadió.

Fernández Díaz: 'La derrota del terrorismo está cantada'

Como ejemplo del actual escenario se sitúa la intención de Interior de revisar el despliegue de la protección a los amenazados para 'adaptarlo' a los nuevos tiempos, informa Europa Press. El Ministerio, todavía en la etapa socialista, ya había acometido varias fases de un plan de reducción de las escoltas incluso antes del anuncio de final definitivo.

El citado plan arrancó meses después del anuncio de tregua por parte de la organización terrorista y fue ampliándose de manera gradual, siempre con la evaluación previa de las Fuerzas de Seguridad y la colaboración de los encargados de la seguridad de los partidos en el País Vasco. El viernes, el lehendakari, Patxi López, anunció que sus viceconsejeros dejaban de llevar escolta.