Publicado: 24.08.2011 15:49 |Actualizado: 24.08.2011 15:49

Internet se moviliza para solicitar el referéndum y reúne miles de firmas

La Red se vuelve a convertir en el vehículo que canaliza la presión ciudadana para solicitar un referéndum que ratifique el cambio en la Constitución

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El anuncio hecho por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de proponer una reforma de la Constitución para incluir un techo del gasto público ha encendido los ánimos de la ciudadanía que, a través de la Red, ya se movilizan para pedir el referéndum en caso de que esta propuesta sea finalmente aprobada.  

Si el Ejecutivo llega al consenso necesario con la oposición —algo probable después de que Rajoy se mostrara favorable—, los trámites para consolidar los cambios en el texto constitucional podrían comenzar en apenas dos semanas. Por ello, internet se ha convertido en el canal impulsor de iniciativas que presionan en contra de la medida y para que se celebre el reférendum vinculante, una opción viable sólo si la solicitan una décima parte de los miembros de cualquiera de las dos cámaras. Sin embargo, el Gobierno considera que no se producirá la consulta.

Una campaña promovida por el politólogo Vicenç Navarro en la web Actuable reunió ayer más de 17.000 firmas desde que Zapatero plantease a mediodía la propuesta de reforma en el Congreso. Al alcanzar el primer objetivo en escasas horas, ampliaron la recepción de las firmas. A primera hora de la tarde del miércoles la cifra se acercaba a las 40.000. 

Vicenç Navarro subraya la falta de carácter democrático del acuerdo alcanzado entre el PSOE y el PP para promover la reforma a la vez que se posiciona en contra de la misma. "Se trata de un ataque al Estado de bienestar", sostiene. 

"Será la fractura entre los ciudadanos y una clase política supeditada a los mercados"

En la web de Actuable llaman a la movilización: "Limitar el déficit es limitar la inversión en la sociedad", indican. En el escrito que mandan a los grupos parlamentarios con cada firma, solicitan el compromiso de cada formación política para someter a referéndum la reforma en caso de que las Cortes la aprueben. 

La Fundación Ceps sugiere, a través de Facebook, la "toma de conciencia" y "decir basta", para abrir un espacio a la reflexión en el que más adelante podrán tener cabida otro tipo de acciones. "Si la propuesta no se retira o si se realiza sin convocar un referéndum vinculante" sostienen, se producirá la "fractura definitiva entre los ciudadanos y una clase política supeditada a los mercados". 

En Twitter, el hashtag #yoquierovotar se ha convertido en tema del momento y es el utilizado por los usuarios de la red de microblogging para exigir el cumplimiento de sus deberes democráticos. "Tan intocable que era la Constitución, y ahora se puede reformar en dos semanas", era el twitt de Ignacio Escolar que provocó una oleada de mensajes en la misma dirección. 

"Tan intocable que era la Constitución, y ahora se puede reformar en dos semanas"

Izquierda Unida, que ya anunció ayer sus intenciones de solicitar la consulta, también ha utilizado la red para pedir que la reforma constitucional "no sea un  procedimiento sumarísimo". Así se ha expresado Gaspar Llamazares, portavoz parlamentario de IU, a través de su perfil, lugar en el que también ha plasmado que el gesto "de constitucionalizar el déficit cero mediante una reforma exprés, es otro golpe al estado social y a la participación democrática".

Aludiendo a la falta de consenso, Cayo Lara, coordinador federal de la formación ha utilizado la misma plataforma para indicar: "Los de menos de 50 años no votaron esta Constitución y ahora quieren que se traguen el déficit 0 para otros 50, por la puerta de atrás".

El líder de Equo, Juanjo López de Uralde, también se pronuncia en desacuerdo con la medida. "Hay muchas otras cuestiones para reformar la Constitución, pero no estoy de acuerdo en hacerlo para poner un techo al déficit", ha dicho a través de Twitter.

Inés Sabanés , exconcejala de IU en el Ayuntamiento de Madrid y ahora con el proyecto Equo, afirma que la reforma "cambia la definición de Estado social, democrático y de derecho". "Propuesta de Reforma Constitucional en contra de ciudadanía y por acuerdos entre PP y PSOE ? Intolerable", twittea. 

Mientas, el resto de usuarios de Twitter siguen aglutinando sus mensajes bajo el hashtag #yoquierovotar. El colectivo ciudadano Democracia Real Ya! califica la propuesta de reforma constitucional como"nuevo golpe de estado financiero", y Celia, otra usuaria, quiere votar "para creer de una vez por todas que la Constitucuón me protege a mí". 

Zapatero ha invitado a los grupos parlamentarios a que presenten una proposición de reforma 

La medida planteada hoy por Rodríguez Zapatero, responde a la propuesta lanzada por París y Berlín la semana pasada en la que abogaban por que los países del euro fijen, antes del verano de 2012, un límite a la deuda pública en su respectiva Constitución, siguiendo el ejemplo de la legislación germana, o en una norma legal de rango elevado.

Zapatero anunció ayer que el objetivo de la reforma constitucional es "establecer una regla para garantizar la estabilidad presupuestaria a medio y largo plazo, tanto del déficit como de la deuda, que vincule a todas las administraciones públicas". Para esta reforma, el presidente ha consultado con el líder del PP, Mariano Rajoy, y el candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, con el fin de que pueda llevarse a cabo en las próximas dos semanas, dado que solo necesitaría una mayoría de tres quintos en el Congreso y el Senado.

"Esta reforma es necesario adoptarla con el mayor consenso posible y hacerlo desde el principio del procedimiento, y nada mejor que a partir de una iniciativa parlamentaria", ha asegurado Zapatero antes de invitar al resto de grupos a presentar una proposición de la reforma constitucional.