Público
Público

IU Abierta da el primer paso para convertirse en un partido político

Los 'gasparistas' quieren ejercer de "contrapeso" del aparato federal y "forzar" la interlocución con otras formaciones de izquierdas // La decisión aún será sometida a consulta entre las federacio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La vida interna de Izquierda Unida pega un salto. IU Abierta, la segunda corriente con más peso en la federación, el círculo más cercano a Gaspar Llamazares, decidió ayer sábado por la tarde salir de la “invisibilidad”, crecer. Decidió pasar casi de la nada –una importante familia política pero sin estatus– a abrir el debate para convertirse en un partido político dentro de IU. En pie de igualdad con el PCE. La resolución se comunicará a Cayo Lara –hoy se cita el Consejo Político Federal– y se someterá a consulta entre los cuadros gasparistas de las federaciones de toda España, para que el proceso se cierre en unos dos meses.

El delicado movimiento, que se ha conducido con el más absoluto sigilo, y del que ha tenido conocimiento Público, permite hacer una doble lectura. Hacia dentro porque, según relatan los gasparistas, la convivencia en los órganos de dirección con la mayoría encabezada por Lara se había ido viciando en los últimos meses, haciéndose “insostenible”. Así, IU Abierta pretende ejercer de “contrapeso” al aparato federal y al PCE.

La minoría se queja de que ha tenido que aguantar 'carros y carretas' en el seno de la ejecutiva

Y sobre todo hacia fuera, puesto que el entorno del diputado quiere “forzar la interlocución de IU con el resto de fuerzas de izquierdas” para construir con ellas, para las generales, un “frente amplio” de formaciones progresistas. En la nómina de aludidos se hallan Equo y Espacio Plural, la cooperativa política impulsada desde 2010 por ICV y a la que pertenecen Iniciativa del Poble Valencià (IdPV), Iniciativa Verds –escisiones de la formación de Lara en Valencia y Balears–, Chunta Aragonesista, Nueva Canarias y la plataforma andaluza Paralelo 36. La dirección, por ahora, no contempla ese proceso. Considera más prioritario llamar a las bases de la sociedad con el fin de que aporten sus ideas para el programa de 2012.

“El festival se ha acabado”. La expresión, de un cargo de IU Abierta, trasluce el malestar interno que hasta ahora se había mantenido callado por “lealtad, prudencia y responsabilidad” y para no manchar las elecciones autonómicas y municipales del 22-M.

Sus dirigentes dicen que IU no ha crecido lo suficiente pese a las condiciones para la izquierda

“Ha habido reuniones de la ejecutiva muy tensas –repasan fuentes gasparistas–. Pedíamos que nos tuviesen en cuenta en la toma de decisiones, en los encuentros con los sindicatos o los movimientos sociales. Se nos ha excluido de todo, salvo en los actos que eran más nuestros, como la convención municipal y autonómica, aunque por ejemplo, en el asunto del concejal de Sevilla imputado [Antonio Rodrigo Torrijos] se nos ha apartado. Tenemos cartera, estamos en esa dirección colectiva que acordamos todas las familias en la IX Asamblea [2008], pero no se nos permite hacer apenas nada. Hemos aguantado carros y carretas. Dijimos al núcleo duro que, ya que tenía mayoría, nos podía echar de la dirección. Cayo ha mirado hacia otro lado”. En la decisión tomada ayer sábado subyace, pues, un toque de atención a Lara.

El de ahora es el segundo paso dado por la cúpula de IU Abierta, integrada por Llamazares, Montse Muñoz, Antonio Cortés, Serafín Llamas, Encarna Páez y Jesús Iglesias, todos ellos con asiento en la ejecutiva federal (el diputado, sin voto). En 2010, ya dieron vida a una asociación, el Foro por la Participación Social, cuya actividad ha sido casi nula. La exdiputada madrileña Inés Sabanés, heredera directa del gasparismo, dejó todos sus cargos en la dirección federal (e IU Abierta) el pasado enero. Su puesto en la fundación por la Europa de los Ciudadanos y en el estado mayor de la federación aún no ha sido cubierto tras la última remodelación, lo que también ha acentuado las desavenencias entre la mayoría y la minoría.

IU Abierta dice no temer “represalias” del núcleo duro, ya que no se plantea la salida de la federación. “Creemos que se enriquece la pluralidad interna”, dicen sus dirigentes, que subrayan su “derecho” a constituirse en un partido, como lo es el PCE o Izquierda Republicana. El reingreso de esta última se ha rubricado este año.

La lectura externa, compartida ayer por la treintena de cuadros gasparistas de casi todo el país tras cuatro horas de reunión en la calle de Olimpo de Madrid –sede federal de IU–, es si cabe más relevante. Al convertirse en partido, IU Abierta podrá “mantener relaciones directas y legítimas, nacionales e internacionales, con otras izquierdas”, para así erigir una gran coalición para las generales. Al encuentro se ausentó la importante federación asturiana (el feudo del gasparismo), como gesto evidente del desacuerdo con la decisión. 'Asturias, ni está ni se la espera', afirmaba ayer un responsable regional.

Queda atrás el precedente de Nueva Izquierda; IU Abierta insiste en que no se irá

La minoría parte del análisis de que el avance de casi nueve décimas de IU el 22-M –del 5,48% al 6,36%– no garantiza que la federación logre grupo parlamentario propio en el Congreso. Y eso que están cuajando, añaden sus responsables, las mejores condiciones para el crecimiento de la izquierda alternativa (derrumbe del PSOE, políticas de recorte, indignación social). Aducen que, como IU “no ha capitalizado” el descontento con el Gobierno, falta articular una entente plural y amplia para 2012. Lamentan también el 'cierre en falso' del proceso de refundación. 

La decisión agitará IU. Atrás queda el precedente de Nueva Izquierda, que se convirtió en partido en 1996 y que en la práctica fue expulsada un año más tarde, para después marchar al PSOE. Los gasparistas insisten en que no preparan su camino para ir a la casa socialista, sino para “ayudar al fortalecimiento de la izquierda alternativa, siempre con y desde IU”.

Cuando se cierre el acuerdo con el consenso de las federaciones, será un próximo Consejo Político Federal el que reconozca a IU Abierta como “corriente ideológica y realidad política y organizativa de IU”, según indica el artículo 30 de los estatutos. Como partido, tendrá derecho a recibir recursos a partir de los ingresos recibidos por la federación, como consta en el punto 99. 4 del mismo texto aprobado en 2008.


Los gasparistas creen que, si se repitieran los resultados del 22-M en las generales, IU no tendría grupo propio en el Congreso. La Secretaría federal de Organización que dirige Miguel Reneses, número dos de Lara, replica que sí.

Según sus cálculos, extrapolando el 6,36% del 22-M, IU-ICV obtendría 16 diputados: cuatro por Madrid, otros cuatro por Barcelona y uno por Sevilla, Málaga, Cádiz, Granada, Córdoba, Valencia, Asturias y Murcia. Sería posible arañar uno por Alicante y otro más por la capital andaluza.

Así, el PP lograría 164 actas (a 12 de la mayoría absoluta); el PSOE, 115; CiU, 16; PNV, 7; Bildu, otros 7; ERC, 6 y Coalición Canaria, 4. Dos diputados obtendrían UPyD, Partido Andalucista, Bloque Nacionalista Galego, Foro Asturias (el partido de Francisco Álvarez-Cascos) y Unión del Pueblo Navarro. Y un escaño Compromís, Nafarroa Bai, Nueva Canarias, Partido Socialista de Mallorca-Iniciativa Verds (en Balears) y Partido Regionalista de Cantabria.

“Es un objetivo realista –alega Reneses–. El voto municipal siempre ha anticipado e impulsado el voto de IU en las generales. Todas las encuestas nos colocan por encima del 7%. Si fortalecemos el proyecto como lo estamos haciendo, es posible llegar a 16-18 escaños”.