Público
Público

IU busca atraerse a "todos" los que hicieron la huelga general

Cayo Lara promete invitar a todos los que apoyaron el paro del 29-S a que participen de la redacción de un programa común alternativo, "social y sostenible"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cauce de la refundación de Izquierda Unida –todavía lento, todavía sin acabar de construirse– no se corrige, sino que se amplía. Y se matiza por el “éxito” de la huelga general. IU entiende que todos los ciudadanos que pararon el 29 de septiembre, los que acudieron a las manifestaciones, esos “diez millones de trabajadores” disconformes con la política de José Luis Rodríguez Zapatero, pueden tener cabida en la federación, pueden ser potenciales votantes. IU quiere erigirse en la referencia de la base social y sindical que antes confiaba en el PSOE.

Cayo Lara amasó ayer domingo esa propuesta y la anunció ante los miembros del Consejo Político Federal (CPF), el máximo órgano de dirección, compuesto por 180 personas (aunque ayer sólo se quedaron 75 hasta el final, a las 15 horas). “Ante el desprecio de Zapatero a la voz de millones de trabajadores, IU va a elaborar a partir de hoy [por ayer] un proyecto alternativo al neoliberalismo con todos los actores de la huelga y toda la gente de izquierdas que nos quiera acompañar para llevar una alternativa social y sostenible al Parlamento en las siguientes elecciones generales. Ésa es nuestra hoja de ruta principal”, proclamó en el arranque y en el epílogo de su intervención inicial. 'Zapatero no representa a la clase trabajadora del país, está muy lejos de los sindicatos', reforzó el líder, y volvió a recordar cómo el jefe del Ejecutivo está aplicando 'seis de los siete mandamientos' de José María Aznar y de su fundación, FAES: rebajas fiscales a los ricos, reforma laboral, más nucleares y menos renovables, privatización de las cajas de ahorros, privatización de los servicios públicos y reforma del sistema de pensiones. 

IU quiere erigirse en la referencia de la base social y sindical que antes confiaba en el PSOE

El coordinador federal no aportó más concreciones. Ni anticipó cómo se va a articular esa convergencia. “Vimos el 29-S que un único discurso recorría España, y que se demandaba unidad de acción. Debemos pensar cómo sumarnos todos los que hemos confluido”, señalaba en pasillos la dirigente Amanda Meyer, secretaria de Comunicación Interna.

Miguel Reneses, secretario de Organización, agregó que el programa común debía contener “alternativas”, y no “marcar perfil identitario”. “Abrimos programa y candidaturas; se trata de hacer carne las reivindicaciones de diez millones de personas, no quedarnos sólo en la resistencia, sino también mostrar alternativas”, concluía satisfecho Ramón Luque, secretario federal de Grupos Parlamentarios. Otros dirigentes interpretaban que no había “novedad” en la oferta de Lara porque 'ya debía estar de hecho inserta en el proceso de refundación'.

En el resumen final, al filo de las 15 horas, cuando ya habían tomado la palabra todos los miembros del CPF que la habían pedido, Lara recalcó la necesidad de 'repolitizar la huelga' para perseguir la consecución de los objetivos del 29-S. 

Llamazares critica que, con el pacto con el PNV, Zapatero firma su 'geografía conservadora' 

La propuesta adquirió más simbolismo por cuanto intervinieron en el CPF los respectivos números dos de CCOO y UGT, Ramón Górriz y Toni Ferrer. Ambos, muy duros con Zapatero, admitieron su cercanía a IU e insistieron en que los sindicatos salieron “reforzados” tras el 29-S y que seguirán “a la ofensiva”, con más movilizaciones. Anunciaron que promoverán una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para que el Gobierno rectifique y retire su reforma laboral, ya aprobada.

También se abordó en la reunión el pacto del Ejecutivo con PNV y Coalición Canaria para sacar adelante los Presupuestos de 2011, “más grave” aún para Lara pues se han acordado los ejes de “toda la legislatura”. Una “obcecación”, según definió Gaspar Llamazares. Zapatero, criticó, “se encastilla en el Congreso con la derecha nacionalista”, reemplazando la geometría variable por la “geografía conservadora”. El diputado sacó a colación un documento de recomendaciones que el Fondo Monetario Internacional hacía a España en mayo. La mayor parte de los objetivos de esa hoja de ruta están 'cumplidos' o en trámites. 

El Consejo muestra su total apoyo a la campaña de EUiA en Catalunya

La siguiente contienda es la reforma del sistema de las pensiones, en la que el Ejecutivo “se garantiza el suicidio asistido” al aceptar las propuestas más regresivas de CiU y de un “PP que se frota las manos” porque así las reformas más duras estarán hechas para cuando llegue a la Moncloa, explicó el portavoz. 'El Gobierno remueve el árbol del PP para que recoja las nueces la próxima legislatura'. Llamazares avanzó que PP y CiU ya han propuesto en las reuniones del Pacto de Toledo en el Congreso que las jubilaciones se revaloricen no por IPC, sino según la tasa media de cotización. Los convergentes, por su parte, han adelantado la idea de que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social (la hucha de las pensiones)  se coloque en renta variable. 

La cita del CPF se produjo a 40 días días de las elecciones en Catalunya. Por eso se le confirió un mayor protagonismo a Jordi Miralles, líder de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), la marca catalana de IU. Reclamó a sus compañeros “complicidad” en unos comicios en los que se decide el futuro “social y nacional” de Catalunya y de España. Alertó de que CiU, la fuerza que se percibe como ganadora el 28 denoviembre –aunque 'no hay nada escrito aún', señaló– representa la 'involución'. 'Tiene una agenda oculta, profundamente neoliberal, regresiva'. El Consejo, a través del informe presentado por el coordinador, mostró su total apoyo a la campaña de EUiA. 

Un último aparte lo constituyó Fundescam, la fundación del PP que pudo canalizar la financiación ilegal de los conservadores madrileños, descubierta por este periódico. Lara se refirió de pasada al asunto al mencionar que una de las consecuencias del 29-S había sido el 'acelerado' el conflicto en el seno de la CEOE, dirigida por  Gerardo Díaz Ferrán, 'el empresario que supuestamente financió a la fundación de Esperanza Aguirre en 2003 en Madrid'. Gregorio Gordo, coordinador madrileño de IU, abundó en el asunto en declaraciones a este periódico: 'Cuanta más información tenemos, más cerca estamos de ver una trama que el PP ni explica ni intenta resolver'. Gordo confirmó que su grupo preguntará al Gobierno autonómico en la Asamblea de Madrid, bien esta semana o ya en noviembre, aunque no tiene 'ninguna esperanza' de que la presidenta vaya a aclarar nada. 

El consejero de Presidencia de la Comunidad, Francisco Granados, estuvo informado por parte del número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, de un 'pufo' de 60.000 euros que adeudaba el PP a Special Events. 'Es sorprendente que Granados se sorprenda de este hecho, como si no tuviese ni idea. Pero su credibilidad está ya bajo mínimos. Si no se enteraba, que dimita, aunque ya hemos reclamado su cabeza mil veces', añadió Gordo. 

El Consejo Político Federal presentaba un punto de tensión. Lara había abierto el debate de la utilidad de los pactos con el PSOE en autonomías y municipios y aconsejaba “afinar muy bien” los acuerdos. Ayer se vio el malestar de parte de la cúpula, que juzgaba “desafortunada” la redacción. 

Lara se reafirmó ayer en su intervención inicial. 'Hay que analizar los pactos locales. Que nadie se eche las manos a la cabeza', dijo primero, para recordar que IU se ha comprometido a no facilitar 'ni por activa ni por pasiva' que el PP alcance el poder. Aclaró que los pactos se estudiarán tras los comicios del 22 de mayo de 2011, y sólo entonces se aprobarán los acuerdos, contando con las bases y las federaciones. En todo caso, IU hará valer la 'calidad de la democracia' como primera premisa. Es decir, la reforma de la ley electoral

Lara, 'dispuesto a una huelga de hambre' para cambiar el sistema electoral

En el resumen final con que concluyó el CPF, más a calzón quitado, recalcó que en ningún momento se planteaba 'insultar a los socialdemócratas'. De hecho, resaltó, IU no hace más que proponer 'políticas keynesianas, socialdemócratas, y no ultrarrevolucionarias'. Según relataron varios dirigentes a Público, lo que pretendía en su informe era lanzar el 'mensaje al PSOE' de que IU será más exigente en 2011. 'Debemos hilar muy fino', pidió, inquieto por que la federación esté recibiendo 'patadas que vienen de arriba', por que 'se coma el marrón del desgaste de Zapatero'. Es decir, Lara se teme que, en los ejecutivos conjuntos con el PSOE, y al tener que aplicar las políticas de austeridad decididas y aprobadas por el Gobierno central, IU arrastre todo el desgaste. Con respecto a la ley electoral, el coordinador se mostró 'dispuesto a emprender una huelga de hambre' a las puertas del Congreso. 

Informe aclamado por el 97,3%

Lara también se refirió a Equo, el proyecto verde que está poniendo en marcha el ex director de Greenpeace Juan López de Uralde, y a Espacio Plural, la entente de varios partidos nacionalistas, verdes y de izquierdas que capitanea Iniciativa per Catalunya Verds (ICV). 'Ahora tenemos que volcarnos en elecciones. Pero al día siguiente nuestros compañeros de EUiA se tienen que sentar con ellos [con ICV] para saber si van a salir de Catalunya o no, para saber si van a competir o no con nosotros. Hay que hablar, entendernos, desde la máxima tolerancia y humildad. Pero tenemos que saber las cosas', argumentó, como reprodujeron los responsables consultados. 

El informe quedó aprobado prácticamente en sus términos. El coordinador no introdujo enmiendas a ese polémico pasaje de las alianzas con el PSOE. El texto recibió 73 votos a favor (97,33%), tres en contra (los de las dirigentes madrileñas Inés Sabanés, Tania Sánchez y María Espinosa) y dos abstenciones. La disconformidad con Lara no se llevó a la votación porque la mayoría del CPF o no había acudido a la reunión o se había marchado antes y porque la oposición –nutrida básicamente por IU Abierta, el sector gasparista, aunque no sólo– no había concertado su voto.