Público
Público

IU busca una refundación en Valencia con una nueva líder

Marga Sanz, del PC, será la coordinadora con el consenso de todas las corrientes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una nueva coordinadora y una voluntad de refundación. Es el resultado que los miembros de Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) esperan obtener de su décima asamblea, que se celebra durante este fin de semana en Massamagrell (Valencia). Los delegados votarán este domingo a una única candidata de consenso, Marga Sanz, del Partido Comunista valenciano, que incluye en su lista a miembros de las diferentes corrientes que componen la formación.

EUPV llega a su décima asamblea con la resaca de una ruptura. En otoño de 2007 se produjo una escisión que dio lugar a un nuevo partido, Iniciativa del Poble Valencià. Con la nueva formación se marcharon un buen número de los cargos públicos del partido y en torno al 10% de la militancia, según EUPV. Iniciativa eleva las cifras hasta un tercio de la militancia y un 60% de los cargos públicos.

Las consecuencias de la escisión fueron muy graves para Esquerra Unida. Un año después, la formación se quedó fuera de Compromís, la coalición formada con el Bloc Nacionalista Valencià para las elecciones autonómicas de mayo de 2007 y que logró siete diputados en el parlamento autonómico. Actualmente, EUPV conserva tres diputados que trabajan desde el grupo de no adscritos.

Glória Marcos, coordinadora hasta hoy, recibió el reconocimiento de los delegados a sus más de cinco años de entrega a la formación y el apoyo mayoritario a su informe de gestión. Pero también escuchó duras críticas. Muchos delegados echaron en falta más reflexión en torno a la 'apuesta fallida' que fue Compromís y pidieron que en próximas convocatorias electorales EUPV conserve sus siglas y no vuelva a envolverse en 'coaliciones de última hora'. Además, los representantes comarcales pidieron más atención a la militancia de base.

Tras la traumática escisión que supuso en 2007 la marcha de al menos el 10% de su militancia, EUPV pretende renovarse para liderar el movimiento a la izquierda del PSOE, un partido calificado por varios delegados como de 'centro derecha'. El borrador del documento con las directrices políticas que se vota hoy insiste en el fortalecimiento de los servicios públicos, en la paridad y en la defensa del medio ambiente.