Público
Público

IU cierra filas en torno a Cayo Lara mientras observa las luchas internas de los socialistas

"Algunos partidos están empezando a sufrir nuestro antiguo pasado", dijo José Luis Centella. Este domingo se confirmará la reelección del coordinador federal. El Consejo Político estará poblado de muje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Esta Asamblea puede parecer aburrida pero no lo es tanto porque ahora parece que hay algunos partidos que están reviviendo nuestro antiguo pasado'. La frase de José Luis Centella, secretario de Acción Política saliente, en referencia al Consejo Territorial del PSOE, da una muestra de cómo está viviendo Izquierda Unida su X Asamblea Federal. Un cónclave que se cierra este domingo con la reelección de Cayo Lara como coordinador general después de que el sábado se confirmara de una vez por todas que no habrá ninguna lista alternativa.

El respaldo será masivo y contará con 847 avales de un total de 959 delegados, algo similar a la gran aceptación que tuvo su informe de gestión el viernes, que fue aprobado por 624 delegados de los 686 presentes.

'Los dirigentes han entendido el mensaje de las bases. Se ha antepuesto el objetivo político a cualquier otra cosa. Hay un gran debate interno, lo que no hay es confrontación', explicó Centella al recalcar que por primera vez en años el plenario de la Asamblea votará un sólo documento político.

'Somos mayoría social, estamos con la gente que se indigna, pero queremos ser mayoría política para conquistar el poder democráticamente', añadió Centella repitiendo el discurso de los últimos días. En cualquier caso, está claro que IU está haciendo un encaje de bolillos sin precedentes para conseguir cerrar la Asamblea con la paz que comenzó. Es posible que con más de una forzatura.

Esto, por ejemplo, se ve en el trabajo de las comisiones, que deberían haber terminado ayer a media tarde el análisis y votación de las 3.000 enmiendas que han presentado partidos, sensibilidades y corrientes de IU. Eso no fue posible. Pero desde el aparato se interpreta como una muestra más de las profundas discusiones que se están llevando a cabo. 

Lo mismo pasó con la lista unitaria que encabezará Lara. Desde el viernes muchos de los intervinientes ante el plenario y algunas de las resoluciones que han presentado las federaciones, reclamaban una mayor presencia de la mujer tanto en el Consejo Político Federal como en el resto de organismos de la federación.

El documento con el 70% de los nombres (158) del máximo organismo ejecutivo de IU (el 30% restante, hasta los 180 miembros, lo elije el propio Consejo directamente) debía haberse hecho público a las 20.00 horas. Dos horas más tarde aún no se había cerrado. El motivo: se estaba preparando una lista con el mismo número de mujeres y hombres. Un mensaje positivo, aunque es posible que no se alcance la paridad.

El listado no incluirá los cargos en el Consejo, tal y como se pactó durante la semana, y, según Centella, está asegurado que será el 'fiel reflejo de todas las sensibilidades'.'No hay una confrontación de bloques sino de ideas', insistió. 'No hay siglas porque es una convocatoria a la paz social', remató.

Entre votaciones, debates y llamadas al orden de la presidenta de la Mesa de la Asamblea, Yolanda Díaz, por la algarabía durante el plenario, Lara se acercó a charlar un rato con los periodistas. El coordinador se mostró satisfecho y contenido. Quizá demasiado.

Si hay una lista, un único documento político por primera vez y una gran voluntad de convergencia como se repite incesantemente, sólo caben dos lecturas. El cansancio y la tensión acumulada empiezan a hacer mella o la preocupación por cómo gestionar después todas las voces que entrarán a formar parte del Consejo le tienen intranquilo.

'Se vive con más salud', comentaba con humor Centella refiriéndose a las diferencias entre ésta y la fatídica IX Asamblea Federal. Nadie dijo que la unidad fuera fácil y parece haberse conseguido. Si se cumplen las expectativas, lo mejor de IU está por llegar.