Público
Público

IU deja sobrevivir a Monago y esquiva una moción de censura

La federación extremeña decide no presentar una enmienda de totalidad a los Presupuestos de 2013 y Vara confirma que mantiene viva su pretensión de echar al presidente de la Junta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Debemos seguir haciendo oposición inteligente'.

Esas palabras de Pedro Escobar, coordinador general de Izquierda Unida Extremadura, muy recientes, del pasado 14 de octubre, dejaban traslucir la decisión anunciada ayer: que IU renunciaba a presentar su enmienda de totalidad a los Presupuestos regionales de 2013. Así lo sancionó un día antes, el domingo, el Consejo Político Regional de la formación. 

'Ya dije que debíamos apostar por una oposición inteligente, no propiciar resultados y escenarios inciertos ni elecciones anticipadas', justificaba el líder extremeño en conversación telefónica con Público. 'No buscamos titulares que nos aliviaran, o lo que nos podía interesar más. No podemos estar todo el día al borde del sobresalto en Extremadura, hablando de elecciones, moción de censura, prórroga del Presupuesto... Como todas las que estamos tomando, esta es una decisión al filo de la navaja. Y es lo menos malo', añadió. 

Escobar defiende su 'oposición inteligente' y que salvar las cuentas es lo 'menos malo'

IU concede así un alivio crucial al conservador José Antonio Monago. Salvándole sus segundos Presupuestos, le deja sobrevivir un año más. Y 2014 ya es el último tirón antes de las siguientes elecciones autonómicas, previstas para mayo de 2015. El proceder de Escobar es contrario al que practicó el año pasado: entonces, el grupo parlamentario presentó una enmienda de devolución y la retiró en el último momento, quitándole la soga al cuello al PP. 

El PSOE sí defenderá este viernes en la Asamblea de Mérida su enmienda de devolución a las cuentas de 2013 para visibilizar que existe 'una alternativa'. Y mantiene vivo su propósito de presentar una moción de censura contra Monago 'en el primer trimestre de 2013', según confirmó ayer por la tarde a este diario el secretario general de los socialistas extremeños. Guillermo Fernández Vara siempre explicó que se sentía obligado a hacerlo, al margen de como obrara IU, por 'responsabilidad', porque los ciudadanos no entendían que perdieran la oportunidad de intentarlo y de darle la vuelta al Gobierno. El PSOE también persigue que las bases de Escobar vuelvan a pronunciarse, digan si siguen prefiriendo que esté al frente de la Junta el PP o le releve Vara. 

'No podemos estar todo el día al borde del sobresalto en Extremadura'

El líder regional de IU prefiere no anticipar ese escenario: 'Habrá que ver cuándo la presenta y en qué términos. Ya he dicho que no tenemos por qué aguantar a Monago toda la legislatura , pero eso lo decidiremos nosotros, no lo haremos cuando diga Vara. Y ahora mismo no creemos que haya llegado el momento de tumbarlo'. 

Vara apela a la 'responsabilidad'. Igual que Escobar, que decía no temer un castigo de las urnas en una eventual convocatoria anticipada de las autonómicas: IU lograría 'mejores resultados' incluso que los de 2011, pero Extremadura 'no tiene mucho que ganar' en cambio. Este lunes se aferraba al compromiso de observancia estricta del objetivo de déficit, que suscribieron todas las comunidades autónomas en la V Conferencia de Presidentes, el pasado 2 de octubre en el Senado. 'Lo firmaron todos –insistía el coordinador de IU–, incluso Andalucía y Asturias, que tienen un jefe del Ejecutivo socialista. No podemos romper esa camisa de fuerza que te limita toda la acción política. No queremos crear escenarios inciertos ni que Extremadura sea una aldea gala', una outsider rebelde. 

Los socialistas sí defenderán una enmienda de devolución el viernes

Escobar desplegó su batería de argumentos. Primero, que la región no goza de 'autonomía financiera', ya que el 'sólo el 10,8% de los ingresos procede de recursos propios, y el resto procede de transferencias de la Unión Europea, que son finalistas, y las del Estado'. Dos, que la prórroga de los Presupuestos, a la que conduciría un rechazo del Parlamento de Mérida, sería una 'alternativa peor', ya que el proyecto de ley redactado por el Gobierno autonómico está dotado con 4.790,88 millones de euros, 40 millones más que los de 2012. Además, IU cuenta con el 'compromiso' de Monago de implantar una renta básica para los ciudadanos con menos recursos y que afectaría a unas '4.000 ó 5.000 personas' y la partida de 20 millones en concepto de pago de la deuda histórica. 'Los números son malos, los Presupuestos son malos e insuficientes, son de subsistencia, pero vamos a intentar abrir del todo las puertas –alegó el líder extremeño–. En el Consejo Político hemos visto cuentas de otras comunidades y van en la misma línea. No debemos ser el chivo expiatorio'. 

Seguramente, siguió el coordinador, habría sido más sencillo presentar la enmienda de totalidad –'Desde luego, habríamos dormido más tranquilos'–, pero no sirve de nada 'pedir el paraíso en la Tierra'. 'Podemos revolvernos todo lo que queramos, pero el agua seguirá viniendo desde arriba, y las cifras son las que son'.

La decisión se tomó en un Consejo Político incompleto. 25 de sus 50 miembros fueron elegidos en la XII Asamblea Regional del pasado 14 de octubre, no reconocida por la dirección federal de Cayo Lara y sobre la que pesa la amenaza de anulación. El ala crítica, la llamada Mayoría, encabezada por la edil en Cáceres Margarita González-Jubete, no acudió al congreso. Los otros 25 miembros restantes ni siquiera están elegidos aún por las agrupaciones locales. 

Uno de los diputados quiere que las bases se pronuncien sobre los Presupuestos

En el grupo de los tres diputados autonómicos también hay disenso. Víctor Casco, que secunda al sector crítico, no comparte la decisión del Consejo. Los otros dos, el propio Escobar y Alejandro Nogales, sí. Casco no votará a favor de la enmienda de devolución del PSOE, pero sí va a intentar que se promueva un referéndum entre las bases de tal forma que en la votación final de conjunto de los Presupuestos, en la semana del 11 de diciembre, IU tumbe el proyecto del Gobierno. Opción harto improbable que el líder autonómico no descarta del todo si la redacción 'no mejora'. De poco serviría en cualquier caso el voto discrepante de Casco, porque al PP le bastan dos abstenciones o un voto a favor para sacar todas sus iniciativas, ya que sus 32 escaños le sitúan a un diputado de la mayoría absoluta. El PSOE dispone de 30 actas. 

La noticia viajó pronto ayer a Madrid, mientras estaba reunida la dirección federal, en la calle del Olimpo de Madrid. Automáticamente cundió el estupor. No hubo comunicado oficial, pero sí la coincidencia de la cúpula en que dejar pasar unos Presupuestos del PP 'está fuera de la política de IU'. 'En la práctica, eso supone que IU sostendrá a un Gobierno del PP toda una legislatura', afirmaba un miembro del núcleo duro de Lara. 'Es un error monumental, una torpeza inadmisible. Deja a Monago vivir hasta 2015', abundaba un cuadro de Izquierda Abierta, el partido de Gaspar Llamazares y Montse Muñoz. Los gasparistas siempre habían condenado la aproximación de IU al PP en Extremadura, pero a la vez habían condenado los 'atropellos' del aparato de Olimpo con Escobar. 'Para nosotros, esta coyuntura es muy incómoda, pero Extremadura tiene derecho a tener su propia experiencia –asumió el líder regional, reclamando comprensión y autonomía a Madrid–. Yo sí percibo una corriente de simpatía hacia IU, también aquí, parando los golpes del PP'. 

Se prevé que el sábado se reúna la Comisión Federal de Garantías

En la ejecutiva de Lara de ayer, se abordó muy someramente el caso Extremadura. Se acordó esperar a la resolución de la Comisión Federal de Garantías antes de emitir cualquier opinión. Y esta semana se aguardan novedades. El sábado, si no hay contratiempos, se reunirán los nueve miembros del tribunal interno de IU para dirimir y votar si las reglas por las que se rigió la XII Asamblea Regional se ajustaron a las directrices federales o no, y si por tanto es preciso repetir el cónclave. La fecha se confirmará y comunicará hoy, según explicó a este periódico el presidente de la comisión, Juanma Vela.

Vista la actitud de IU, el PSOE adoptó la posición previsible, la de única oposición al Gobierno de José Antonio Monago. Así presentó su enmienda a la totalidad el presidente del Grupo Socialista, Guillermo Fernández Vara, como una prueba de 'alternativa'. El secretario general del PSOE extremeño manifestó que los Presupuestos de 2013 'tal y como está' traerá 'destrucción de empleo y de tejido productivo'. Vara puso sobre la mesa cuatro planes, además de la 'recuperación' de la educación y la sanidad públicas, tal como se hallaban antes de la entrada del PP a la Junta, informa Europa Press.  'Se han quitado las caretas. IU no piensa en los extremeños, sino sólo en salvar su cara', agregó a Público. 

Monago, por su parte, agradeció a IU que le rescate un año más. 'Han dicho que no van a presentar enmienda a la totalidad, lo cuál pone de manifiesto que el Gobierno de Extremadura es un Gobierno muy dialogante y que además siempre busca el punto de encuentro y, por lo tanto, tengo que agradecer ese esfuerzo que hace IU de Extremadura', manifestó a su llegada al Comité Ejecutivo Nacional del PP en Madrid