Público
Público

IU denuncia la actuación "ilegal" de Grecia para inmovilizar a la flotilla

El eurodiputado de IU Willy Meyer afirma que la orden del Gobierno griego  "vulnera el Derecho Internacional y las normas europeas de libre circulación"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Izquierda Unida presentará mociones en todas las instituciones públicas en las que tenga representación para denunciar la prohibición de navegar impuesta por Grecia a todos los barcos de la Segunda Flotilla de la Libertad. El eurodiputado de IU, Willy Meyer, anunció ayer que una de las primeras iniciativas la presentará su grupo en el Parlamento Europeo antes de final de mes. A la queja se sumará también el grupo Ecolo-Verdes en la cámara comunitaria.

Meyer explicó que la intención es que 'todas las instituciones exijan que se derogue el decreto' hecho público por el Gobierno griego el pasado viernes, que prohibe zarpar hacia Gaza a cualquier barco.

En Chania, localidad cretense cercana al puerto de Kolymvari, donde se encuentra el buque español de la Flotilla, el Gernika, Meyer recordó que el 'bloqueo a Gaza es ilegal' según distintas resoluciones de la ONU y que, por lo tanto, 'no puede haber ninguna iniciativa que lo permita'. Los activistas de la Flotilla están, en su opinión, 'damnificados por un estado de excepción' dictado por Grecia, que vulnera su derecho a circular por el territorio europeo.

'Trinidad Jiménez y el Gobierno están rendidos a las órdenes de Israel', se quejó, por su parte, el actor Willie Toledo, ante el mutismo del Ejecutivo sobre la prohibición de zarpar de la Flotilla. Él era una de las 50 personas que iban a embarcarse en el Gernika rumbo a Gaza. Ante la imposibilidad de hacerlo, a raíz de que la autoridad portuaria de Chania les negara el domingo el permiso de navegación alegando problemas administrativos, todos ellos protagonizaron ayer un acto simbólico de protesta a bordo del barco.

A primera hora de la tarde encendieron los motores del barco coincidiendo con una conexión en directo a través de internet. Se trataba de 'provocar' a los militares que les vigilan desde el viernes desde la patrullera del Ejército griego que tienen en frente. Estos efectivos impiden que el Gernika pueda realizar cualquier tipo de maniobra. Ni siquiera se soltaron las amarras, pero los militares se pusieron en posición para impedir la salida.

Quienes sí las soltaron fueron los activistas canadienses que sí se hicieron a la mar, según explicaron en su cuenta de Twitter. A los pocos minutos de zarpar de otro puerto de Creta, las autoridades griegas les interceptaron y les obligaron a regresar a puerto.