Público
Público

IU se enreda con las listas

Valderas descarta la división interna tras el inesperado portazo del coordinador en Córdoba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La confección de las listas electorales ha enredado a IU en disputas internas a poco más de mes y medio de las autonómicas del 25 de marzo. “No voy a permitir ninguna división”, proclamó ayer Diego Valderas, coordinador regional y candidato a la presidencia, que intenta minimizar el impacto de las pugnas y preservar la estabilidad de la coalición con la vista puesta en las urnas. No obstante, la división es un hecho en Córdoba, donde el coordinador provincial, Francisco Martínez, ha desafiado públicamente a la dirección andaluza. En Sevilla el PCA y CUT-BAI pugnan abiertamente por situar como número uno a uno de los suyos.

El asunto de las listas está ahora en manos de la comisión de candidaturas, compuesta por representantes de las ocho direcciones provinciales, un miembro del área de la Mujer, otro por cada una de las formaciones (PCA, CUT-BAI, Juventudes y Corriente Independiente de Almería), el secretario de Organización de IU Andalucía, José Luis Pérez Tapias, el secretario general del PCA, José Manuel Mariscal, y un miembro de la dirección federal, Willy Meyer. Esta comisión, conocidos los resultados de las asambleas, elevará una propuesta sobre los candidatos, pero es la dirección andaluza la que el elige, según los estatutos.

La última chispa saltó durante la reunión de este órgano el viernes, cuando se levantó de la misma el coordinador cordobés, Francisco Martínez, al entender que la comisión avalaba a Alba Doblas como cabeza de lista. Doblas es la candidata propuesta por el PCA y por su líder, el parlamentario por Córdoba José Manuel Mariscal, frente a la apoyada por la dirección provincial, Dulce Rodríguez, que ha obtenido más respaldo en las consultas a las bases, no vinculantes. Martínez, enfrentado a Mariscal, anunció el sábado su dimisión y lanzó incluso acusaciones de “pucherazo”. Valderas insistió ayer en que el proceso de elección “no ha terminado” y reprochó a Martínez su portazo, interpretado en la dirección como un órdago público para reforzar su postura utilizando el impacto mediático, en una estrategia similar a la de Juan Manuel Sánchez Gordillo en Sevilla. La decisión de ambos de airear los conflictos internos ha causado especial malestar. Martínez, que ayer habló por teléfono con Valderas, afirmó tras la conversación que no le debe ninguna explicación.

La división en Córdoba es ya sangrante. Martínez y los suyos controlan el Consejo Local de IU en Córdoba, donde quedan numerosos rostros de la época de Rosa Aguilar, y también afirman controlar la dirección provincial comunista. Mariscal cuenta con el respaldo de Valderas. Martínez tiene previsto convocar un consejo provincial esta semana para oficializar su dimisión. El sector crítico de Martínez tiene buenas relaciones con los gasparistas de Sevilla, enfrentados al PCA y aliados tácticos de Gordillo.

En Sevilla lleva semanas amenazando tormenta. Aspiran a ser cabeza de lista Juan Manuel Sánchez Gordillo, parlamentario, alcalde de Marinaleda y líder de CUT-BAI, y Juan de Dios Villanueva, secretario provincial del PCA. La dirección provincial de IU defiende que el candidato debe ser Gordillo porque obtuvo más avales. El PCA defiende a Villanueva, porque fue apoyado en más asambleas. La decisión estará en manos de la dirección andaluza, donde existe un temor a que Gordillo, si no gana, rompa la baraja. Gordillo tiene en su contra la nueva ley de incompatibilidades, que impide ser a la vez regidor y parlamentario. La comisión de candidaturas, que ayer estuvo reunida hasta última hora de la tarde, continuará deliberando esta semana.

IU está en vías de solucionar su rompecabezas de las listas, al margen de la complicada disyuntiva entre Gordillo y Villanueva en Sevilla. Diego Valderas irá por Huelva, al igual que en 2008. Aunque en la comisión de candidaturas aún no se ha votado “y todo está abierto”, indican diversas fuentes, se da por muy probable que Ignacio García repetirá por Cádiz y José Antonio Castro lo hará por Málaga. Los otros cuatros números uno deberían ser mujeres, según la nueva regla de IU. Rosalía Martín, coordinadora provincial, se da por segura en Almería, y en Córdoba la mejor situada es Alba Doblas. En Jaén el respaldo de las bases ha sido para Juan Serrano, alcalde de Canena. Si la comisión se decide por una mujer, una opción es Mercedes Ruano, de Úbeda. En Granada hay dos posibilidades masculinas: Manuel Morales, coordinador provincial, y Juan Francisco Arenas, concejal de Ugíjar. Y dos femeninas: las concejalas Carmen Pérez (Chaunina) y Carmen Cantero (Moraleda de Zafayona). Todo sigue abierto.