Público
Público

IU espera que la movilización la convierta en un partido "de masas"

La federación quiere alzarse como una "fuerza política de mayorías" contra las políticas neoliberales y erigirse como una verdadera "alternativa de Gobierno"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Aquella promesa de Cayo Lara, aquel grito, en aquellos días, justo después de las elecciones generales del 20-N, podía sonar casi a machada: 'Vamos a trabajar de una forma sólida para conquistar la hegemonía de la izquierda en España'.

No han pasado ni ocho meses desde aquel 22 de noviembre, pero el contexto económico y político ha pegado un vuelco: el PP que se había adjudicado una victoria radiante en las generales vive cercado por las protestas, desbordado por una crisis que no sólo no remite sino que se agrava y que le ha servido de parapeto para asestar un hachazo sin precedentes al Estado del bienestar. Mientras, el PSOE no remonta y la contestación interna no se ha acallado del todo. Izquierda Unida, en cambio, se reconoce en su momento más dulce. 

Pero ahora considera que su salto hacia adelante debe ser más pronunciado. Y la lanzadera adecuada serán, en primer término, las movilizaciones que inundan e inundarán con seguridad el país –ya dijo Lara a Mariano Rajoy que sus recortes serían 'gasolina para las calles' y que le espera un 'otoño caliente'– y la X Asamblea Federal de IU, que se celebrará del 14 al 16 de diciembre en el hotel Auditórium de Madrid. Asamblea que hoy sábado convocará definitivamente el Consejo Político Federal (CPF), la última reunión del máximo órgano de dirección antes de las vacaciones.

La lanzadera para IU será también la X Asamblea Federal, el próximo diciembre

El coordinador llevará al CPF esa reflexión, que IU debe acelerar su salto, su crecimiento, su transformación hacia una fuerza política de mayorías. 'En los sondeos sigue aumentando la confianza en IU. La presencia visible, organizada y combativa de IU en la movilización es hoy más necesaria que nunca. La movilización va a crecer. El día 19 tenemos las primeras convocatorias unitarias de los sindicatos de clase contra la agresión del Gobierno. Debemos tener fortaleza y ser visibles', analiza Lara en su informe de 12 páginas, al que ha tenido acceso Público. A partir de esa constatación, el líder subraya que el cónclave de diciembre es el trampolín perfecto para relanzar IU, para trenzar protesta ciudadana, alternativas y ascenso. 'No podemos entender nuestra X Asamblea al margen de la situación que se está produciendo en el país [...]. Tenemos que organizar los contenidos del debate de manera que den respuesta a los problemas que se están planteando y que sitúen al conjunto de IU a la ofensiva. Hoy condicionamos tres gobiernos autonómicos [Andalucía, Asturias y Extremadura] y la tendencia de crecimiento esperamos que se manifieste en las elecciones de Euskadi y Galicia. Tenemos que elaborar nuestras propuestas desde esa situación. Transformar la movilización en organización, la resistencia en alternativa y la alternativa en poder'. 

'Transformar resistencia en alternativa y alternativa en poder', receta Lara

Esa última declaración de intenciones, la idea de que la movilización ciudadana tiene que desembocar en poder para IU, es la parte mollar y nueva del informe de Lara. Tanto que la Presidencia Ejecutiva Federal –el escalón intermedio de mando–, que se reunió ayer por la tarde, acordó revestir ese pasaje del texto de una entidad independiente, convertirlo en una resolución política, a modo de hoja de ruta hacia la asamblea. 

'Lo que queremos decir es que queremos ser una fuerza política de masas, de mayorías, de lucha contra los recortes y contra el golpe profundamente antidemocrático perpetrado por Rajoy –afirmaba anoche Miguel Reneses, de nuevo secretario de Organización–. No queremos disputar el espacio al PSOE, sino ser un instrumento contra las políticas neoliberales. Queremos ser una alternativa de poder, de Gobierno, sin olvidar por supuesto la calle'. IU juzga que su discurso, 'coherente y común en todo el Estado', 'conecta directamente con la inmensa mayoría de los ciudadanos', por lo que el reto ahora es articular un proyecto 'de mayoría social', construir 'una organización verdaderamente de masas'. 

IU juzga que su discurso 'conecta con la inmensa mayoría de la gente'

El análisis compartido ayer por la Presidencia y hoy previsiblemente por el órgano superior, el Consejo, es que el país se encamina hacia una 'nueva etapa', con un escenario 'tremendamente explosivo' y en el que el Gobierno sufrirá un desgaste aún mayor. 'El lobo ha llegado. Los hombres de negro ya están aquí. Y ya sabemos cómo acaba esto, como en Grecia. Y no vamos a consentirlo. Esto conecta con mucha gente que ya ha abierto los ojos', reflexionaba otro miembro del equipo de Lara. Desde la dirección enfatizaban que no se trata de una ambición puramente electoral, sino de 'necesidad democrática'.

Las recetas que se aplica IU son protesta, alternativa y confluencia con la sociedad: 'Nuestro objetivo ha de seguir siendo el de sumar cuanto más mejor, ganar apoyos y converger con todos aquellos que compartan un fin común: cambiar radicalmente la deriva política y económica que está precipitando a España hacia un abismo que puede durar demasiado en el tiempo. IU debe reforzar su presencia en la calle y en la movilización. Estamos en la rebeldía y en resistencia. Pero no hay resistencia con éxito sin alternativa', se lee en el informe de Lara, que concluye con el mismo desafío con el que cerró su intervención en el Congreso el miércoles pasado, mirando de frente al presidente: 'Si Rajoy apela al rey para que respalde sus injustas medidas en el Consejo de Ministros, nosotros apelamos a los ciudadanos para combatirlas'. 


Vídeo de reconocimiento //  Se prevé que se proyecte hoy durante el Consejo un vídeo resumen de la réplica de Cayo Lara a Mariano Rajoy el miércoles. El discurso del coordinador ha sido aplaudido efusivamente por los suyos y ayer mismo la Presidencia le reconoció unánimemente el mérito, según relataron varios dirigentes a Público. En el pleno del Congreso, el líder se despegó de los papeles y, a diferencia de Alfredo Pérez Rubalcaba, entró a matar desde el principio, censurando con tono agresivo y contundente el duro paquete de recortes anunciado por el presidente.  

Normas de la asamblea //  Hoy se someterá a votación el reglamento de la X Asamblea Federal. No estará listo todavía el reparto de delegados por federaciones porque se están acabando de pulir los censos. Estos serán ya definitivos a finales de mes, una vez pase el periodo de alegaciones. Antes del cónclave, habrá una última reunión del Consejo Político Federal saliente para aprobar la ponencia política y la propuesta de estatutos que se discutirán en diciembre. 

Sobre la reforma local // El Consejo de este sábado también estudiará un documento elaborado por la secretaria de Política Institucional, Montse Muñoz, sobre el anteproyecto de reforma de la administración local, aprobado ayer viernes por el Consejo de Ministros. IU mantiene que el texto del Gobierno vulnera la autonomía local y condena a los municipios pequeños, de menos de 20.000 habitantes, a un papel de convidados de piedra, mientras se refuerza el papel de las diputaciones provinciales. IU siempre ha llevado a gala ser una fuerza profundamente municipalista y siempre ha defendido la supresión de las diputaciones, de forma que la reforma del Ejecutivo camina en sentido contrario a lo querido por la federación.