Público
Público

IU exhibe su pacto en Aragón como vía contra el neoliberalismo

Sumar es "construir" frente a los que "quieren derribar el Estado del bienestar", apunta Cayo Lara  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cayo Lara caminó primero sobre los pasos gastados pero aún icónicos de José Antonio Labordeta: 'Somos / como esos viejos árboles / batidos por el viento / que azota desde el mar'. Es la primera estrofa de Somos, un símbolo para todo Aragón y un guiño explícito, buscado y atinado a quienes ahora, este 20-N, también son votantes de Izquierda Unida: los electores de Chunta Aragonesista (CHA).

Ambas fuerzas han unido sus fuerzas, han firmado una coalición en un tiempo récord apenas un mes tras años y años de rivalidad electoral y confrontación política. Suma para poder ocupar un escaño en el Congreso –el que dejó Labordeta y perdió CHA en 2008– pero suma también para forjar un frente contra las políticas 'neoliberales'.

Ibeas llama al 'voto útil' para defender una 'sociedad justa, solidaria y libre'

Fue así de hecho como el candidato de IU saludó la alianza, felicitando al movimiento ciudadano que ha empujado para que cuajara el pacto: 'Habéis logrado que dos fuerzas de izquierdas se entiendan y que la voz de la izquierda plural aragonesa vuelva a estar en el Parlamento', animó Lara, arropado por la ovación del millar largo de personas que abarrotaban el centro cívico Esquinas del Psiquiátrico de Zaragoza.

Sumar, dijo Lara, es 'construir' frente a los que 'quieren derribar' el Estado del bienestar y la democracia. 'Hay que pararlos –urgió– y para eso está la suma de la izquierda, porque esa suma de la izquierda multiplica'. Todavía una frase más redonda: sumar para 'rescatar la democracia', objetivo que el candidato no ha soltado de sus labios. Explicó por qué: no han traído la recesión 'los valores de la izquierda', por mucho que un 'Gobierno de izquierdas se haya olvidado de sus siglas'. La ha creado la 'derecha política, financiera e internacional'.

No sólo fue Lara. También Nieves Ibeas, la presidenta de CHA, alertó del 'grandísimo retroceso' social. 'Hay mucha gente harta, mucha gente que busca que su voto sea realmente útil para que los de siempre no paguen los excesos de los de siempre'. Voto útil, como abundó la líder de los aragonesistas, para 'defender una sociedad justa, solidaria, libre, respetuosa con las diferencias', y que combata a esos 'mangantes'. 'El único cambio al que vale sumarse, para regenerar la democracia y generar empleo, es esta coalición', ratificó Chesús Yuste, cabeza de lista por Zaragoza y exdiputado regional de CHA.

Lara se burla de las 'dos alianzas' de Rubalcaba: Guerra y González

Ayer, según el cuaderno de bitácora de la campaña, tocaba hablar de empleo. De propuestas –en su cartera IU lleva la promesa de crear tres millones de puestos de trabajo– y de esos hombres y mujeres 'anónimos' que sufren el paro. A ellos 'no se les van a hacer homenajes'. En cambio, no se sentará 'en el banquillo' a los culpables de este 'fiasco'. 'Se dirá que han sido bondadosos, hombres de Estado, cuando han sido vulgares especuladores y políticos serviles a esos vulgares especuladores', condenó apremiante Lara.

Políticos 'serviles' y también 'recortadores', repitieron IU y CHA. Lo es, por un lado, Mariano Rajoy, que con un 'descaro impresionante' anunció que metería 'la tijera a todo' y que pretende, como una de sus primeras medidas, asestar 'un tiro al corazón a los sindicatos de clase, rompiendo la negociación colectiva', denunció Lara. Y a Rubalcaba, siguió, le sobra la 'chaqueta socialdemócrata', pues el Gobierno sigue absorto con su política de 'ajustes'. El líder de IU aprovechó para hincar una puya al candidato socialista por haberse buscado ayer 'dos alianzas' como Felipe González y Alfonso Guerra en Dos Hermanas (Sevilla). A ambos les envió una dedicatoria: uno, Guerra, fue el presidente de la Comisión Constitucional 'que dijo no a la reforma electoral'. El otro, González, es ya 'el representante de Gas Natural' que debiera 'renunciar a su sueldo vitalicio' como expresidente.

Las dos fuerzas dan por 'seguro' el escaño pese al vaticinio del CIS

El mitin fluyó de menos a más. Y era eso, un mitin clásico, y no el experimento fallido del día anterior en Madrid, el revival de Tengo una pregunta para usted, con el que Lara se sintió visiblemente descolocado. El público, aun de pie, resistió animoso. Señal para IU y CHA, entre otras, de que el escaño es 'seguro', pese a la encuesta del CIS que no adjudicaba acta alguna a una coalición que, pese a las dificultades que emergen a diario y lo admiten las dos partes, se exhibe bastante engrasada. Ya lo dijo anoche un divertido (y muy aplaudido) Yuste: que todos se sumen a 'la izquierda del amor para impulsar el cambio político'.