Público
Público

IU exige a Rodríguez Zapatero que se "plante" ante Bruselas

Cayo Lara: "¿Van a poner los mercados a Fernández Ordóñez de presidente?"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Puede quedar un mes, mes y medio, poco más, de José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno. Y apenas una semana como jefe del Ejecutivo con plenas funciones. Pero es aún presidente. Y a todos los efectos.

A ese presidente Cayo Lara imploró ayer viernes desde Valladolid un 'gesto'. Tal vez sin más consecuencias prácticas, pero sí serviría para enviar un potente grito en plena tormenta.

'¡Basta ya!'.

Ese es el clamor que ayer, 'solemnemente', exigió Lara a Zapatero: '¡Al presidente, que todavía sigue siendo presidente, le pedimos que diga ‘¡basta ya!' y se plante ante la Unión Europea y que diga que en España no va a seguir habiendo recortes, porque esto nos entierra, nos hunde la economía!'.

Pero, ¿por qué hace falta ese 'gesto' ante los mercados? La respuesta reside, un día más en esta campaña, en Europa. Bruselas augura que España no cumplirá sus objetivos de déficit si no vuelve a hacer recortes. De nuevo, el 'círculo vicioso del que cuesta salir', y que echa más fuego a la máquina de generar 'más crisis y más paro', según analiza IU.

Lara pidió fijarse en la secuencia de los últimos días. Primero lo hizo ante los periodistas que siguen su caravana, y en el campus de la Universidad de Valladolid. Después, en el polideportivo de La Rondilla de la ciudad. A Grecia, dijo, la han 'humillado' imponiéndole un Gobierno de concentración encabezado por Lukas Papadimos, exvicepresidente del BCE. Y Silvio Berlusconi agota sus horas en el poder y será previsiblemente sustituido, como ya ha sucedido en Atenas, por un 'tecnócrata' no elegido por los ciudadanos: Mario Monti, excomisario europeo y asesor de Goldman Sachs. Dos hombres, por tanto, procedentes de las finanzas. En fin, 'la zorra cuidando de las gallinas'.

Lara: 'Nos da pena que se hundan los socialistas, pero se lo han merecido'

España está 'al laíto de Italia y Grecia', así que –comparó Lara– el refrán de 'cuando veas a tu vecino las barbas cortar...' le viene al pelo. 'Si España elige el 20-N a un jefe de Gobierno, ¿van a poner los mercados a MAFO, a Miguel Ángel Fernández Ordóñez, a ese gobernador del Banco de España que pidió rebajar los salarios de los trabajadores?'.

Pero ahí no acabaría todo. 'La pregunta es qué viene después de que las democracias no puedan elegir a sus representantes. No lo quiero ni mencionar, porque recuerda tiempos muy negros de la historia de la Humanidad'. No hacía falta que Lara lo explicitara: llegaría el totalitarismo. La luz roja también la prendió el cabeza de lista por Valladolid, Javier Gutiérrez: 'Como el escritor George Steiner, estamos preocupados por Europa' y por las 'manos poco hábiles' que la dirigen hoy.

¿Y por qué la apelación a Zapatero y no al candidato socialista? Fácil, explicó un hiriente coordinador: '[Alfredo Pérez] Rubalcaba es un verso suelto, un alma en pena que está purgando todas las penas y los pecados del PSOE, que no sabe el pobre cómo sacar a la luz que lo han hecho bien. ¡Menuda papeleta!'. El líder de IU se adentró en las contradicciones entre el discurso del 'camarada Rubalcaba' y el Gobierno. El resultado es que los socialistas han entrado en barrena en esta campaña. 'Nos da pena que se hundan, pero se lo han merecido' por 'no mirar a la izquierda'.

'ETA no va a entrar en campaña. Debe disolverse y punto', sostiene el candidato

El coordinador no hacía sino traducir un análisis maduro en su equipo electoral: que el PSOE sigue cayendo, el PP consolida su mayoría e IU continúa 'remontando'. Mariano Rajoy, 'la alegría de la huerta', también recibió un topetazo de Lara: que no le dé 'el subidón' y diga que con él 'se va a salvar el euro'. '¡Un poco de respeto a la inteligencia de este país!'.

Pocos temas más afloraron. Un poco de Gürtel, que citó la candidata por el Senado Maite Martín –'No votemos a partidos que tienen en sus listas a gente en el punto de mira por poner el cazo'–. Y poco o casi nada de ETA. Lara se mantuvo fiel a la directriz voceada desde el primer día por IU: no hablar más, sólo hay que esperar a que entregue las armas. 'ETA no va a entrar en campaña. Debe disolverse y punto, y después que hable la política', sostuvo lacónico, a preguntas de la prensa.

Lara reunió a unas 600 personas en La Rondilla. Cifra elocuente de la evolución de IU, si se compara con otros mítines y otras campañas. No es extraño: la federación ha crecido en Castilla y León. Engordó en las autonómicas y municipales de mayo, y volvió al Parlamento autonómico tras dos legislaturas en blanco. Sentar un diputado en Madrid es mucho más difícil, pero por si acaso Lara se puso por la mañana el delantal de militante de base para captar el voto de los jóvenes, objetivo codiciado el 20-N. ¿Cómo? Repartiendo propaganda en el campus universitario. 

La anécdota. Una de romanos: el 20-N lucharán dos gladiadores de IU: Cayo y Pompeyo... O sea, Lara y Pompeyo Velasco, candidato al Senado por Valladolid. 

La frase. 'Alma mía, la alegría de la huerta, el señor Mariano Rajoy, ¿cómo va a crear empleo si no tiene recursos?'. Cayo Lara