Público
Público

IU exige subir al 50% el IRPF a los más ricos

También pide aumentar del 30% al 35% el Impuesto de Sociedades para las grandes empresas. Presenta su propuesta con el respaldo de los técnicos de Hacienda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si hay un caballo de batalla constante de Izquierda Unida, ese es el de la reforma fiscal, pero progresiva. La ha planteado de forma recurrente desde la última gran remodelación impositiva, aprobada por el Gobierno en 2006, y con mayor insistencia a partir de la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado de 2010, cuando el Ejecutivo retocó algunas tasas, y también el IVA. El viernes, el Consejo de Ministros aprobará las cuentas de 2011 e IU quiere mostrar sus cartas antes de la negociación, aunque asume que poco podrá maniobrar por el casi seguro pacto con el PNV. Por eso ayer lunes presentó en rueda de prensa una propuesta más acabada, avalada por el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

El plato fuerte es la modificación del IRPF. Con la reforma de 2006 (ley 35/2006, de 28 de noviembre), hay cuatro tramos. Pues bien, IU propone que, desde 2011, a los contribuyentes con rentas mayores a 60.000 euros (en lugar de los 53.407,20 euros actuales), se les suba el tipo del 43% al 45%. Además, plantea crear un quinto tramo, para las declaraciones del IRPF superiores a 120.000 euros de base liquidable, que tributarían al 50%.

Según las estimaciones de IU, la reforma afectaría a sólo un 3,98% de los ciudadanos (773.000 declarantes) y el Estado podría recaudar unos 2.500 millones más. No se castigaría, por tanto, a las “clases medias”, recalcó el responsable federal de Economía, José Antonio García Rubio.

Aumentar el Impuesto de la Renta afectaría a un 4% de los declarantes

También para 2011 la federación sugiere reducir en cinco puntos de PIB el volumen de la economía sumergida, que Gestha cifra en un 23,3%. Así, llegarían 12.700 millones más a las arcas públicas, y aumentarían 6.500 millones las cotizaciones a la Seguridad Social. Asimismo, IU querría que el año próximo se duplicasen los objetivos por ingresos de la deuda por fraude gestionada por la Agencia Tributaria. Con ello se recogerían 6.115 millones. Y para contraer con eficacia el fraude fiscal, pide dotar a Hacienda de mayores recursos materiales y humanos y también que se equipare a los subinspectores del fisco como inspectores (grupo A1 de funcionarios).

García Rubio, acompañado en la comparecencia en el Congreso del coordinador federal, Cayo Lara; del portavoz en la Cámara baja, Gaspar Llamazares, y de los responsables de Gestha Carlos Cruzado y Manuel Gil, reiteró la exigencia de recuperar el Impuesto de Patrimonio, suprimido por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2008. El Estado dispondría así de 2.120 millones.

IU señala que si se aplicase todo su plan, el Estado ingresaría unos 35.000 millones más

A 700 grandes empresas, aquellas que tienen una base imponible superior a 30 millones de euros (el 0,12% del total), IU plantea subir del 30% al 35% el Impuesto de Sociedades. Así se recaudarían 5.300 millones. La federación reclama que las Sicav –las Sociedades de Inversión de Capital Variable, el refugio de los grandes patrimonios del país– tributen no al 1%, sino al 5%.

También demanda que se liquide definitivamente la ley Beckham: que los extranjeros que trabajen en España (caso de los deportistas de élite) con sueldos que no lleguen a 600.000 euros paguen un 43% de IRPF, y no un 24%.

De aprobarse todas las medidas, y cuando ya estuvieran en vigor –hay que tener en cuenta que el ejercicio 2011 del IRPF se pagaría en 2012–, el Estado recogería unos 35.235 millones más. La filosofía que mueve a IU es una: “La salida de la crisis no puede pasar por el ajuste duro [del gasto], sino también por la vía de mayores ingresos”, subrayó Lara. Para García Rubio, “es posible relanzar la economía” con más impuestos para los que más tienen. Llamazares apuntó al corazón: se trata de una reforma “moral”, claramente de izquierdas.

Con las luces largas // Aparte de las “medidas urgentes”, que deberían entrar en vigor en 2011, IU presentó ayer reformas para pensar más a largo plazo.

Impuesto a los más ricos // La federación defiende una tasa para las grandes fortunas, llamada a reemplazar en el futuro el Impuesto de Patrimonio. Gravaría las rentas y patrimonios superiores a 750.000 euros, de forma progresiva. IU querría aumentar la progresividad del IRPF y reducir bonificaciones y deducciones del Impuesto de Sociedades.

Fiscalidad verde // Los siguientes retos serían aprobar una ley de prevención del fraude fiscal y de control de la economía sumergida, cambiar la normativa de las Sicav, castigar a los que más contaminen y premiar las energías renovables: eliminar la exención sobre hidrocarburos para los vuelos domésticos; convergencia de la tributación por gasóleos y gasolinas; deducciones en el Impuesto de Sociedades para ahorro de energía, agua y movilidad de los trabajadores; deducción en el IRPF de los abonos de transporte público; impuesto sobre bolsas de plástico; impuesto sobre cambios de uso del suelo; impuesto sobre sustancias de elevado nivel de riesgo para la salud o el medio ambiente, y modificación de la fiscalidad local con criterios medioambientales.