Público
Público

IU, ICV, ERC y BNG exigen protección para la Flotilla

El buque 'Gernika' se unirá a la misión humanitaria a Gaza con más de 40 activistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El buque Gernika zarpará la última semana de este mes hacia Gaza cargado de activistas españoles, dentro de la Segunda Flotilla de la Libertad, que pretende llevar ayuda humanitaria a la población de la Franja que padece el bloqueo israelí desde hace cuatro años. Por el momento, ni el Gobierno ni los principales organismos internacionales como la ONU han garantizado la protección de la misión para evitar una masacre, como la que sufrió hace un año la primera Flotilla.

Los grupos minoritarios de izquierdas en el Parlamento anunciaron ayer que solicitarán una reunión urgente con la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez. IU, ICV, ERC y BNG exigirán a la jefa de la diplomacia española que el Gobierno garantice 'la integridad' de los participantes en una misión que, según recalcaron, cumple con la legalidad internacional.

El barco homenajea a las víctimas del bombardeo nazi en 1937 en la villa vasca

'Queremos que el Gobierno diga si esta misión es legal o ilegal', recalcó Manuel Tapial, portavoz de Rumbo a Gaza, la organización que ha impulsado desde España la Segunda Flotilla. Una de sus principales exigencias es que algún organismo internacional inspeccione los cerca de 20 barcos de otros tantos países, que zarparán hacia la Franja para que garanticen que su fin es exclusivamente humanitario. Así evitarían que Israel aborde los buques como en 2010. En mayo de ese año las fuerzas israelíes entraron en los barcos de la Primera Flotilla asesinando a nueve de sus integrantes, hiriendo a otra cincuentena y deteniendo al resto.

Los datos sobre esta nueva acción humanitaria los van revelando con cuentagotas por temor a que la presión israelí aborte finalmente su salida. Ayer se conoció el nombre del buque en el que viajarán los españoles. Se ha optado por Gernika 'en homenaje a la población asesinada por los bombardeos nazis' en la villa vizcaína en 1937, señaló Tapial. 'Hay un paralelismo con lo que ha sufrido Gaza', apuntó el activista madrileño.

Pero por el momento no desvelarán la fecha concreta en la que partirá el buque barajan el día 25, ni de dónde saldrá. Será, en todo caso, de un puerto del Mediterráneo. Tampoco se conocerá hasta el último minuto cuál será la bandera del barco, aunque la organización intentará, 'hasta el último minuto' que sea la española.

La misión llevará a Gaza material educativo, sanitario y de construcción.

En el buque viajarán profesores de universidad, diplomáticos, psicólogos y ciudadanos de origen judío, entre otros. Con nombres y apellidos sólo se conoce la identidad del europarlamentario de IU Willy Meyer, la diputada de Les Corts valencianas del mismo partido Marina Albiol, el exsenador Juan Josep Nuet o la directora de teatro y exdiputada madrileña socialista, Mercedes Lezcano. La misión también contará, previsiblemente, con el apoyo de cuatro premios nobel de la paz.

Mientras tanto, Israel trata de sembrar el pánico entre los activistas. Varios periódicos ya han anunciado que su Gobierno está 'vaciando cárceles' para hacer sitio a los participantes en la Flotilla, dando por hecho que se producirá el abordaje y el saqueo de la ayuda humanitaria que viaje en las bodegas de los buques.

Fruto de la colaboración ciudadana, que ha aportado 450.000 euros, la delegación española llevará a Gaza material educativo, sanitario y de construcción. Como el Gernika es un barco pequeño que servirá para llevar a los activistas, el material viajará en un carguero griego.

A pesar de que la organización turca IHH que preveía zarpar en uno de los buques más grandes de la misión, con capacidad para más de 500 personas se plantea no participar en la misión por la delicada situación que vive el país fruto del conflicto en Siria, Tapial quiso dejar claro que la Flotilla 'seguirá adelante'. El activista llamó a la población a salir a la calle para recordar la legitimidad de la acción. Y aseguró no temer que lo encarcelen. 'Por lo menos que nos den de comer', ironizó.