Público
Público

IU insta a "tomar la calle" si el Gobierno no corrige su política

Cayo Lara reclama a Zapatero que atienda a sus propuestas, pero le advierte de que si no lo hace no logrará "arrastrar" a la federación "en su caída"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Llegó cargado de datos, de argumentos, de razones. Es su tema estrella y el tema en el que IU cree que tiene las de ganar entre el electorado de izquierdas. Es la crisis económica, y Cayo Lara, el coordinador federal, se centró en ella en su intervención de 40 minutos ante los asistentes al desayuno informativo organizado hoy por el Fórum Nueva Economía

'Es una necesidad vital que el Gobierno corrija sus políticas por la  izquierda y se aparte de la senda del neoliberalismo. Y la izquierda política y social debemos tomar la calle para conseguirlo, o al menos, intentarlo'. Lara matizó muy bien su discurso. No se trata de hacer oposición al Ejecutivo porque sí, como hace el PP, para que caiga, sino presionarlo para que gire hacia la izquierda y defienda a trabajadores y pymes. De lo contrario, será responsabilidad de José Luis Rodríguez Zapatero perder las llaves de la Moncloa. Pero IU no se quemará a lo bonzo inútilmente: 'No debemos resignarnos a que nadie, por persistir en el error de no molestar al poder económico real del país, nos pueda arrastrar en su caída, para que vengan otros [el PP] que como único mérito aportan una trama [la 'Gürtel'] que es el descrédito de la democracia y el paradigma de la ambición'. 

Lara acusó al Gobierno de 'titubear e improvisar' en su gestión ante la crisis, como sucedió con los 420 euros para los parados. Y le reprochó al presidente del Ejecutivo que haya aprobado unos Presupuestos que no abordan el cambio de modelo productivo ni se atreven con una reforma fiscal progresiva. 'Cuando estábamos en fase de crecimiento, PP y PSOE bajaron los impuestos a los más ricos y a las rentas más altas, y ahora no se retoman las medidas fiscales progresivas porque no se puede hacer en plena crisis y con la excusa de no ahuyentar el capital.  ¿Cuándo es entonces el momento de abordar la lucha contra el fraude fiscal y una fiscalidad más progresiva? ¿Alguien nos toma por idiotas? –resopló–. El problema es que ni sin crisis ni con crisis el poder económico quiere pagar impuestos justamente'.

Dijo algo más de la lucha contra el fraude fiscal, en la que siempre ha insistido IU: 'Engañar a la Hacienda pública no debe ser el deporte nacional, porque se estafa a los ciudadanos y se debilitan los servicios públicos'. 

IU quiere vender esperanza, ánimo y aliento a los trabajadores, 'para que se cumpla aquello que dijo [Eduardo] Galeano: que ningún ciudadano sea tan opulento como para poder comprar a otro, ni ninguno tan pobre como para que se vea obligado a venderse', expresó líricamente, como le gusta armar sus intervenciones. La federación luchará, agregó, para que 'el mañana sea más social, justo, fraternal y solidario'.

Según su tesis, el Gobierno es el que vende 'desesperanza', y de ella 'sólo saca provecho la derecha', envuelta como está ahora mismo en un supuesto caso de corrupción, la Gürtel, 'relacionado con el trato de favor entre empresarios y políticos del PP, y más vinculado a procedimientos de contratación pública'. En este punto, restó de nuevo credibilidad a la oposición del PP y de su líder, Mariano Rajoy: es 'esperpéntico', subrayó que quienes acusaron al Ejecutivo socialista de no reconocer la crisis –'con ser verdad', matizó– 'sean los mismos que han negado otras mil veces la trama Gürtel, culpando a policías, fiscales, jueces y al propio Gobierno de sus miserias'.

Sobre Rajoy y su falta de autoridad en el partido, no quiso entrar. 'Sólo puedo decir que a Rajoy no le conozco propuesta alternativa a la crisis'. Lo que pretende la derecha es 'cargar la salida de la crisis en la espalda de los trabajadores' y externalizar los servicios públicos. El caso más palmario es la Comunidad de Madrid y la política de su presidenta, Esperanza Aguirre. 'Hay que privatizar a los gestores públicos que privatizan los servicios públicos', ironizó. 

Pero la federación no se detiene en el mero combate al PP, porque en todo caso hay que buscar la raíz. Y la raíz está en el modelo de desarrollo 'basado en el ladrillo' fomentado por PP y PSOE. 

Lara también aludió a uno de los temas clásicos de IU, la reforma de la ley electoral. Y retó al Gobierno y a los conservadores a 'que hagan un gesto de patriotismo democrático para que el Parlamento se configure como quiere el pueblo español' y se liquide por fin la 'estafa antidemocrática' que es el actual sistema.