Público
Público

IU moviliza a los ciudadanos para que se investigue a los bancos

Lara anuncia que la federación lanzará una campaña para convocar a la "sociedad organizada" a que empuje a favor de una "comisión de la verdad" que analice las causas y depure responsabilidades de la crisi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Quizá valga la pena recordar aquello que afirmó Cayo Lara la noche del 20-N, en cuanto Izquierda Unida pudo disfrutar de su resultado electoral. 'No nos vamos a institucionalizar. Tendremos los pies en la calle'. La federación lo ha intentado demostrar en infinidad de ocasiones antes y después de aquella cita con las urnas. En la elaboración de su programa electoral, en las manifestaciones contra los recortes, en la huelga general del 29-M, con el Movimiento 15-M... Ahora quiere sacar a la calle otra demanda que se ha quedado encasquillada en el Parlamento, sin posibilidad alguna de salida: Bankia, el sistema financiero. 

Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ya registró en febrero su petición de creación de una comisión de investigación sobre el papel de bancos y cajas de ahorros en la crisis. El PP, con mayoría absoluta en la Junta de Portavoces, se ha opuesto llevar esa reclamación a pleno en dos ocasiones. Batalla ya más que perdida en la Cámara. Por eso IU busca ganar fuerza en la calle, que sea la calle la que haga más presión y demande que 'se conozca la verdad' del desastre del sistema financiero, de sus causas y de sus responsables, y de Bankia. Lo anunció esta mañana Lara en rueda de prensa en la sede federal, en la calle del Olimpo. 'La comisión de la verdad se tiene que popularizar. Tiene que ser el conjunto de la sociedad civil la que presione al Parlamento y a los poderes públicos para que se constituya, porque todo el mundo tiene derecho a conocer qué ha pasado. Vamos a convocar a toda la sociedad organizada, a todo el que quiera saber, opinar para que junto con nosotros podamos formar una presión amplia'.  

IU dice rehuir de 'protagonismos estériles' en su propuesta

IU ultimará el diseño de la campaña y la lanzará en breve, para que se sumen 'colectivos sociales, sindicales, políticos', sin que la federación y sus dirigentes ocupen, promete, 'protagonismos estériles', ya que lo que se persigue es depurar responsabilidades, civiles o penales, 'le dé a quien le dé, le toque a quien le toque', estén en 'los Gobiernos, los órganos ejecutivos' de las entidades, 'en los reguladores, en el supervisor (el Banco de España)'. 

'Esto tiene historia, tiene relato', alegaba Lara. La fragilidad del sistema financiero no ha caído del cielo, explicó, se debe al 'desastre inmobiliario' bestial que ha lastrado hasta niveles 'insoportables' la deuda privada, arrollando a la propia deuda soberana y generando allí por donde pisaba un nido de corrupción. Para IU, el exponente más claro de esa política y de ese modelo especulativo es Bankia, que llegó hasta mentir sobre sus propios datos –declaró 309 millones de beneficios en 2011, cuando en realidad perdió 2.979 millones– y que ha descubierto un agujero de 23.500 millones (los 4.465 aportados en 2010 y los 19.000 que tendrá que inyectar ahora el Estado). 'Esto tiene responsabilidades, no se puede pasar de puntillas. Hay que mirar al pasado'.

'Esto tiene responsabilidades. Hay que mirar al pasado', afirma

El coordinador federal respondía así al nuevo presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, que en su comparecencia del sábado decía que su fución no era ajustar cuentas con sus antecesores, Rodrigo Rato y Miguel Blesa. 'No se puede entender este agujero sin actuaciones temerarias, no se puede entender si no han violado las normas mínimas que rigen a las entidades financieras. Ha habido un saqueo de recursos privados,  de los ciudadanos, con retribuciones y blindajes insultantes de muchos sinvergüenzas', incidió. La consecuencia directa ha sido corrupción, detracción de recursos públicos, desempleo, 'desesperanza de la gente'. 

IU entiende que la respuesta en el Parlamento ha sido más que decepcionante. El PP ni oír hablar quiere de una comisión de investigación, como bien volvió a refrendar hoy Mariano Rajoy en su concurrida comparecencia ante los periodistas en Génova, la sede de su partido. Pero el PSOE también repudia una comisión de investigación y sólo se inclina por interponer una 'cortina de humo', por que acudan al Congreso Goirigolzarri, Rato, Blesa, José Luis Olivas –expresidente de Bancaja, una de las siete cajas que confluyeron en BFA– y Miguel Ángel Fernández Ordóñez. 'Presumiblemente –dijo Lara– puede haber un acuerdo tácito de PSOE y PP para que no se investigue el fondo del problema', porque indagarlo, siguió, significaría husmear en los Gobiernos de PSOE y PP, en los consejos de administración de las entidades (donde IU también tenía plaza, cierto), en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en el Banco de España, en las comunidades autónomas. 

Lara denuncia un presumible 'acuerdo tácito' PP-PSOE para no indagar hasta el final

Con Lara compareció el secretario federal de Economía y Trabajo de IU, José Antonio García Rubio. El dirigente recordó cuál es la posición de la federación: la 'nacionalización conjunta' de BFA y de su participada, Bankia, y que además el Estado entre de forma 'permanente', ya que la entidad no va a poder devolver esos casi 24.000 millones de euros prestados. IU también exige la venta de las participaciones industriales del grupo (las que tiene en IAG [12%], Mapfre [15%], Indra [20%], Iberdrola [5%], NH Hoteles [15%], SOS [19%], Realia [28%], Metrovacesa [19%]...), que deberían pasar a la Sepi como 'contrapartida a los esfuerzos' que están haciendo 'todos los españoles'. 

Pero por encima de todas estas cifras mareantes, se halla la pregunta lógica: ¿cómo se puede habilitar la inyección de deuda para el grupo de Bankia 'y no para sanidad, educación, dependencia, salarios públicos'? Si algo han demostrado estos años de austeridad, de recorte tras recorte desde mayo de 2010, concluyó García Rubio, es que 'ninguna de las medidas' aprobadas ha servido para 'salir de la crisis'. Sólo para 'salvar' a los bancos. De forma que hay que pedir cuentas, zanja IU, y hay que buscar el empuje y el 'impulso' en los ciudadanos.