Público
Público

IU ofrece a partidos y sindicatos pactar otro sistema productivo

Lara reclama reformas para cambiar el ladrillo por el relanzamiento de la economía real

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Frontón Labrit de Pamplona. Primer acto.

—¿Cayo Lara pelotari?

—No me suena. Pero si ese tipo fuera pelotari, seguro que le daría bien con la zurda.

Era otra forma de encender el coche. O sea, de arrancar el mitin central de campaña de Izquierda Unida en Navarra, al que acudieron cerca de 700 personas. Teatro y humor para zambullir al público en el discurso que el candidato lleva exportando toda la campaña. Palabras ancladas en la izquierda y anilladas a las críticas a PSOE y PP por su querencia a los recortes y a las políticas neoliberales dictadas por la Unión Europea y los mercados.

IU ha defendido que meter la tijera a diestro y siniestro sólo conduce a más crisis y más paro. La solución está en 'más izquierda'. Y en desarrollar otro modelo económico, el envoltorio con el que la federación cobija sus propuestas anticrisis y que ayer desplegó en detalle Lara. La novedad, sin embargo, no residía tanto en el catálogo de medidas –todas conocidas–, sino en la oferta de pacto tendida a partidos y sindicatos: 'España necesita un nuevo modelo productivo. Emplazamos a las restantes fuerzas políticas y sindicales a que hagamos de forma conjunta un plan de reformas'. 

'Zapatero nos puso de rodillas ante los mercados. Dijo que debíamos sufrir'

Este nuevo sistema contempla matar el 'modelo del ladrillo'. Lo debe reemplazar un andamiaje que prime el relanzamiento de la economía productiva y el empleo desde lo público, el apoyo a pymes y autónomos, la reducción de la jornada a 35 horas, la derogación de la reforma laboral 'y del pensionazo', el aumento del salario mínimo a los 1.100 euros, apuesta por las energías renovables, 'fortalecimiento' de la negociación colectiva, creación de una banca pública, aprobación de una reforma fiscal progresiva, combate al fraude fiscal...

En suma, todo lo contrario a lo que se está haciendo en España... y fuera. Porque Lara volvió a revolverse contra una UE que, con mucho 'cinismo', lamenta el escaso tirón de la economía como ayer ocurrió con los pronósticos de la Comisión Europea hacia España y al tiempo receta ajustes. No sólo eso. 'Impone' un Gobierno de concentración en Grecia y liquida a Silvio Berlusconi, 'muñidor', como el FMI, el BCE y la misma Unión, de 'políticas neoliberales', aseguró en la rueda de prensa previa al mitin en el hotel Maisonnave de la capital navarra.

En el acto Lara no introdujo más ideas nuevas. Trilló las ya repetidas en los días anteriores. Sí personalizó los reproches, en primer término, en José Luis Rodríguez Zapatero: 'Es un presidente del Gobierno que puso de rodillas a España ante los mercados. Dijo de debíamos sufrir para lanzarles un mensaje' y apaciguarles.

IU se presenta en Navarra en coalición con los vasquistas de Batzarre y verdes También recogió una propuesta vieja del sector financiero que ha retumbado estos días: 'Algunos pregonan la idea de crear un banco malo que se haga cargo de los activos tóxicos. Que se cree un banquillo para los malos y se sienten en el banco los que han dilapidado los recursos de los ciudadanos'.

Ayer era Navarra, pero Lara evitó toda alusión a ETA, salvo cuando le preguntaron. La banda, recordó, 'no debe entrar en campaña'. Sí trajo a colación el nuevo escenario vasco Milagros Rubio, candidata por el Senado: 'Reconstruyamos esta página con autocrítica y generosidad', señaló, pero no con 'impunidad ni olvido'.

Rubio es miembro de Batzarre, partido vasquista que con IU, Los Verdes y los exmilitantes socialistas de la Plataforma por el Cambio forman la coalición Izquierda-Ezkerra que ya concurrió a las autonómicas y municipales de mayo. Batzarre, en 2004 y 2008, integró con PNV, EA y Aralar Nafarroa Bai. 'La suma multiplica', remachó Lara. El mismo juicio que vertió en Zaragoza el sábado pasado cuando se enorgulleció de la alianza con Chunta Aragonesista.

El propio teatro que vistió el mitin en el Labrit, igual que los bertsolaris simbolizaba esa convergencia: lo protagonizaron Koldo, concejal de Izquierda-Ezkerra en Ansoáin, e Irati, miembro de la coalición y no de una de las formaciones que la integran. Como evocó Pablo Archel, número uno por el Congreso, les une algo simple: 'Aspiramos a ser más felices, a escribir el futuro desde la izquierda'.

Del “duelo de recortadores” del cara a cara del lunes a un debate “más libre y abierto” y plural. Cayo Lara se sintió satisfecho con el ‘gran debate’ emitido el miércoles por RTVE, porque Gaspar Llamazares presentó “alternativas” y abordó los temas “que preocupan a la sociedad”: corrupción, paro, fraude fiscal, democracia...

Alberto Ruiz-Gallardón “predicó austeridad” cuando él es el alcalde “más despilfarrador”. Ramón Jáuregui, dijo Lara, vendió que la crisis “viene de fuera”. En resumen: “Gaspar, muy bien; Gallardón, mal, y Jáuregui, peor” y CiU y PNV “hablaron de lo suyo”

 

La anécdota. El simbólico espacio del mitin: el Labrit, frontón emblemático de la pelota vasca que alberga un coqueto e instructivo museo.

La frase. 'Que se cree un banquillo para los malos y se sienten en el banco los que han dilapidado los recursos'. Cayo Lara