Público
Público

IU se plantea si debe volver a pactar gobiernos con el PSOE

Cayo Lara dice que para mayo de 2011 habrá que "afinar muy bien" los acuerdos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Es un debate recurrente dentro de Izquierda Unida, y siempre genera cierta controversia interna. Es la relación con el PSOE y la eventual firma de pactos de gobierno en comunidades autónomas y ayuntamientos. Ahora, 'en el contexto de esta crisis', Cayo Lara reabre en canal la discusión: se pregunta por la incompatibilidad de las alianzas con unos socialistas que, 'en lo fundamental', despliegan 'las mismas políticas' que el PP. Cuestiona la propia utilidad de los pactos y apunta a la necesidad de 'afinar muy bien' las coaliciones que se puedan rubricar tras los comicios del 22 de mayo de 2011.

El coordinador vierte sus reflexiones en el informe de gestión que defenderá mañana domingo en la reunión del Consejo Político Federal (CPF), el máximo órgano de dirección, compuesto por 180 miembros. Un texto de 11 páginas al que Público ha tenido acceso en su integridad. 'No es posible mantener alternativas globales a la política del Gobierno y, al mismo tiempo, mantener acuerdos con el PSOE que ratifican su política en ámbitos locales o autonómicos. Los ciudadanos son inteligentes y esos hechos tienen más fuerza que mil palabras que podamos decir. No estoy planteando ninguna ruptura de nuestros actuales acuerdos con el PSOE, porque además no sería creíble, pero sí la necesidad de que nuestro perfil y nuestro programa se hagan visibles', argumenta Lara en la página 8.

'No es posible mantener alternativas al Gobierno y al mismo tiempo, mantener acuerdos con el PSOE', dice Lara

Y continúa: 'Para el futuro, tenemos que preguntarnos cuál es el resultado de los pactos que hemos mantenido con el PSOE [...]. ¿Nos han fortalecido organizativa, política y electoralmente?'. El líder recuerda que IU ya ha repetido hasta la saciedad que con sus votos 'no gobernará la derecha'. 'Pero, en el contexto de esta crisis, tendremos que afinar muy bien en los pactos que hagamos tras las próximas elecciones porque, aunque no haya que negarlos por principio [...], seguramente deberán tener un contenido muy diferente al que normalmente han tenido hasta ahora, contenido que tendremos que estudiar con detenimiento en el momento oportuno', remata.

Lara no esconde que uno de los elementos que entorpecen el diálogo con el PSOE es la negativa del Gobierno a reformar la Ley Electoral, 'componente imprescindible de la calidad de la democracia', colige.

IU mantiene hoy alianzas con el PSOE en tres comunidades (Asturias, Catalunya y Balears) y en cientos de municipios en toda España. En algunos, incluso, los socialistas gobiernan con una holgada mayoría absoluta, caso de Fuenlabrada (Madrid). Con resultado 'muy positivo', subrayan algunos miembros de la ejecutiva, molestos con que Lara haya reabierto el tema 'ahora', y con 'la intención de hostigar a la federación asturiana', donde se halla el ejército de fieles de Gaspar Llamazares y donde las encuestas pronostican un ligero retroceso de IU.

'Estamos a punto de reeditar el discurso de las dos orillas [que defendía Julio Anguita]. ¿Por qué no pregunta a los ciudadanos qué opinan de las políticas de izquierda que ha impulsado IU desde el Gobierno? Hace un cántico a la oposición perpetua', sostiene un gasparista. En la cúpula asturiana recalcan cómo la federación ha conseguido en el Principado la reforma fiscal progresiva 'más ambiciosa' de todo el Estado. 'Es la tercera comunidad en protección social. Con un presupuesto autonómico cuatro veces menor que Madrid, tiene seis veces más protección social', defiende un cuadro de IU Asturias. El pasado lunes día 11, añade, el consejero de Medio Rural, Aurelio Martín, anunció un anteproyecto de ley que crea un impuesto sobre fiscalidad verde, que gravaría la ocupación no sostenible de los montes y permitiría una recaudación al Gobierno de Vicente Álvarez Areces de entre 14 y 18 millones de euros. 

'¿[Las alianzas] Nos han fortalecido política y electoralmente? ¿Cuál es la evolución del voto donde ha habido pactos?'

Desde Catalunya, otro dirigente se muestra 'superseguro' de que las afirmaciones de Lara 'se matizarán' mañana. 'Está bien que hagamos balance crítico de nuestros gobiernos con el PSOE, pero hay que ponerlos en valor, buscar un equilibrio –señala–. Madrid y Andalucía son las que más pactan con el PSOE, y lo seguirán haciendo, y en Catalunya, si podemos, también'.

En el entorno de Lara se insiste en que no se quiere reprender 'a ninguna federación' y que IU sigue fiel a su 'vocación de gobierno'. 'El éxito de la huelga general del 29 de septiembre obliga a repensar muchas cosas –aduce Willy Meyer, responsable de Internacional–. IU debe ser la referencia contra las políticas neoliberales. Y el programa, participado por los que acudieron al paro, adquirirá una importancia clave. No es un error plantear este asunto ahora. Es una reflexión a futuro'. Marga Ferré, secretaria de Elaboración y Propuesta Programática, añade que el líder avanza 'sólo una reflexión, sin más alarmas'. 'No hablamos de alianzas, sino de pactos sobre el programa'.

Lara, en su informe, también puntúa el 29-S, 'un éxito cuantitativo' y 'cualitativo', que ha hecho perder al PSOE 'su papel de referente' de CCOO y UGT. Y con ello, la debacle de los socialistas que auguran los sondeos.

El desapego obedece a las 'políticas de derechas' de José Luis Rodríguez Zapatero, aunque el PP es el culpable de la 'crisis moral' de la ciudadanía. El líder reitera que si el presidente 'no rectifica ni negocia con los sindicatos', el PSOE 'debe plantearse su sustitución'.

IU hace un 'llamamiento' expreso a la 'base social' de los socialistas, a los que quiere convencer, con sus alternativas, de que 'es posible una salida social a la crisis' y de que los trabajadores no están 'condenados a la resignación'.

Con respecto al PP, el coordinador no se muestra tibio. Dice de la formación dirigida por Mariano Rajoy que 'abandera un retroceso en derechos cívicos y democráticos fundamentales', ya que agita a sus seguidores contra la Ley del Aborto, alimentó 'la presión más visceral' contra el juez Baltasar Garzón por la Ley de Memoria Histórica, o 'abusa del Tribunal Constitucional para conseguir lo que no gana en el Parlamento'. Por no hablar, sigue Lara, de su discurso 'xenófobo' en Catalunya y por acoger en su seno a los 'brotes de la extrema derecha'. El líder de IU condena la implicación del PP con el caso Gürtel y advierte de cómo 'la mancha de aceite' de la corrupción se extiende por todos sus territorios. 'No se le puede dejar cerca de la caja', resume.

Hoy sábado y mañana IU preside unas jornadas rotuladas como Bases ecologistas para una sociedad con futuro, en las que participan asociaciones ecologistas, organizaciones políticas e independientes. IU lanza un llamamiento a quienes se sienten verdes, para ir abriendo tramos en 'el proceso de debate y encuentro de la izquierda', reconociendo 'que las iniciativas son todavía parcialmente confusas, en algunos planteamientos algo contradictorias y seguramente insufientes en otros'.

IU propone cinco grandes bloques de discusión: la asunción de la crisis ecológica; la oferta de criterios políticos generales que 'pueden resultar imprescindibles'; la definición de posibilidades y 'limitaciones' que tiene la acción institucional cuando se trata de avanzar por la senda verde; establecer qué se puede hacer al margen de las instituciones, y analizar el papel de 'una organización política transformadora', el rol de los movimientos ecologistas y cuál es la relación entre ambos. 'Busquemos fórmulas de entendimiento, pero no nos demoremos mucho en encontrar convergencias y sinergias para la acción y la organización', concluye el manifiesto. 

El informe del coordinador alude a este encuentro y reivindica el carácter de IU como 'fuerza política de larga experiencia en la defensa de las alternativas ecologistas'. En el discurso de IU, resalta, 'lo verde no es un accidente'. 

El documento no hace balance del proceso de refundación, metido en el congelador desde junio de 2010, cuando se celebró la I Asamblea. El informe de Lara sólo indica que IU 'tiene que seguir avanzando en la unidad de la izquierda', superando todos los conflictos internos. 'El espíritu abierto, la participación y la pluralidad deben ser una seña de identidad', incide.