Público
Público

IU plantea subir el IRPF al 45% a los que cobren más de 60.000 euros

El coordinador federal, Cayo Lara, presenta su plan de reforma fiscal y lucha contra la economía sumergida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Izquierda Unida empieza recordando qué dice la Constitución: “Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad”. Es el artículo 31, y el que ayer lunes Cayo Lara colocó en el portal de su propuesta de reforma fiscal , ordenada en 18 medidas y asentada en los pilares que la federación lleva años defendiendo: lucha contra la economía sumergida y el fraude, reducción de las bonificaciones a las empresas, creación de una tasa a las transacciones financieras internacionales, fijación de un tope salarial a los altos directivos del sector privado y, por supuesto, un sistema impositivo más progresivo, que grave más a los que más tienen.

Esa arista es precisamente una de las que más descolla de todo el plan de IU para las elecciones generales del 20 de noviembre [descargar aquí]. La idea, ya contemplada en una iniciativa de IU del pasado año,  es establecer dos nuevos tramos del IRPF: para los que cobren entre 60.000 y 120.000 euros de base liquidable al año, el tipo subiría del 43% al 45%, y para los que perciban rentas superiores a 120.000 euros, el impuesto pasaría del 44% o 45% al 50% –en 2010, el Gobierno subió del 43% al 44% a los de sueldos mayores a 120.000 y del 43% al 45% a los de más de 175.000–. Pero no es la única medida destinada a apretar más a los más ricos.

La federación quiere que se cree un nuevo impuesto a las grandes fortunas. Pero, hasta que se apruebe, reclamará que se restaure el Impuesto sobre el Patrimonio tal y como estaba antes de su supresión, en 2008 –en su último ejercicio en vigor, en 2007, se recaudaron 2.121 millones, frente a los 1.080 que el Gobierno prevé ingresar ahora–. Además, Lara pretende que el IVA sobre productos de lujo crezca del 18% al 25%. Sin embargo, como tal subida debe visarla la Unión Europea, se daría vida transitoriamente a un impuesto especial sobre bienes y servicios suntuarios.

Propone aumentar la tributación de las sicav y un impuesto para los más ricos 

El coordinador federal y candidato de IU volvió a defender la limitación de los salarios máximos en la empresa privada. Ayer pidió que los sueldos superiores a 90.000 euros no sean gastos deducibles fiscalmente. También propuso que se grave con un impuesto del 50% los bonus y primas que cobran los altos directivos hasta que el nivel de paro vuelva a los niveles previos a la crisis, en torno al 8%.

¿Y qué pasa con las sicav, las sociedades de capital variable, el instrumento que utilizan los ricos para pagar menos? IU plantea que su tributación salte del 1% al 5% y que cada accionista detente como máximo un 2% del capital. Es decir, que no habría posibilidad de que el dueño de una gran fortuna tenga como socios partícipes a 99 mariachis sin capacidad de decisión y sin prácticamente capital.

Lara sitúa en el frontispicio de sus preocupaciones la guerra contra la economía sumergida –representa el 23,3% del PIB, según el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha)– y el fraude fiscal –el 75% procede de las grandes empresas, que dejan de ingresar a las arcas públicas 42.700 millones de euros–.

Para pelear contra esos números, IU propone un plan de lucha contra el dinero negro, que saque a flote, en cuatro años, 40.000 millones y otros 16.000 millones en cotizaciones. La medida se completaría con el combate a la evasión al fisco y el aumento de medios humanos y materiales de la Agencia Tributaria.

El candidato opone la 'solvencia' de IU a la 'demagogia' de PSOE y PP

Los paraísos fiscales son el otro caballo de batalla. IU propone un impuesto especial sobre los movimientos de capitales en esos paraísos, obligar a las empresas a informar a Hacienda de las operaciones de sus filiales en estos territorios o agravar las penas para los que cometan fraude utilizando empresas domiciliadas en países opacos.

En cuanto al Impuesto de Sociedades, IU apuesta por subir del 30% al 35% el gravamen a las grandes empresas con beneficios por encima de 30 millones y revisar las bonificaciones y exenciones fiscales –las desgravaciones que una firma logra por financiar “la Copa del América o la Jornada Mundial de la Juventud”, ilustró el secretario federal de Economía, José Antonio García Rubio–. Asimismo, se propone limitar a los tres primeros años de actividad de las pymes su sistema de declaración por módulos.

La semana pasada, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, lanzó la propuesta de creación de un impuesto a las transacciones entre bancos a partir de 2014. La tasa para las operaciones más especulativas sería del 0,01%. IU quiere el gravamen en vigor en 2013 y que sea del 0,05%. También exige la supresión de los billetes de 500 euros y reducir de 3.000 a 1.000 euros la cantidad que se puede pagar en efectivo sin comunicárselo a Hacienda.

“Puede parecer una aventura, pero la piedra angular de lo que pasa en España pivota sobre la fiscalidad. Los recursos están ahí y hay que buscarlos”, incidió Lara en rueda de prensa. Y faltan “planes serios y solventes”, como los de IU. A su juicio, sobran las “ocurrencias” del PSOE, como la subida “ridícula” de las tasas al alcohol y al tabaco anunciada por Alfredo Pérez Rubalcaba el pasado sábado. Y sobran, siguió, las “aspiraciones” que vende el PP o los “malos plagios” de propuestas de IU que Mariano Rajoy quiere promover ahora, como las ayudas a las pymes que contraten a su primer trabajador. Los conservadores no dicen “de dónde saldrán los recursos”, e IU sí lo ha aclarado. Total, unos y otros “hacen demasiada demagogia”, concluyó. “Nosotros no copiamos de nadie”, sintetizó García Rubio. Para 'despejar dudas' a los ciudadanos, el coordinador retó al candidato socialista a un 'debate público' sobre impuestos y política de recortes. A Rajoy también le conminó a debatir para que se conozca el 'programa' del PP. 

Con sus 18 medidas, IU persigue garantizar la “justicia fiscal”, asegurar un déficit no superior al 3% en el conjunto del ciclo y elevar la presión impositiva: que pase del 31,5% del PIB de 2010 a la media de la UE-15, un 40,4%. Lara empleó una idea-fuerza como resumen: basta con que se cumplan “la Constitución y las leyes fiscales”.

-IU y Chunta, a punto de cerrar su pacto para el 20-N en Aragón


La secretaria de Botín // Hoy, “las rentas del trabajo pagan más que las del capital”. IU, en su plan, quiere que tributen igual. Cayo Lara adaptó el aviso del magnate estadounidense Warren Buffett: que la “secretaria de [Emilio] Botín” no pague más que su jefe.

Más IVA superreducido // IU quiere que se pague el IVA del 4% en más productos básicos (cereales y harinas no incluidos, carnes y pescados frescos, compresas y pañales, para niños y mayores).

Más de un pagador // Lara no quiere que se penalice en el IRPF a quienes sufren la contratación temporal. Se trata de extender la exención de la obligación de declarar hasta el límite establecido a todos aquellos asalariados independientemente de que sus rentas procedan de uno o varios pagadores.

Nueva Ley de Haciendas Locales y fiscalidad verde // Que llegue 'por fin' una nueva financiación local, pidió José Antonio García Rubio, el secretario de Economía y Trabajo. Y que el que más contamine, que más pague.