Público
Público

IU propone ayudas a las pymes para crear 300.000 empleos

El programa del candidato prima a las compañías que no tienen trabajadores a sueldo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En ningún cajón de Izquierda Unida reposa el programa completo para las elecciones generales. Básicamente, porque aún está discutiéndose entre las bases, con otros colectivos y movimientos sociales. Pero lo que sí que ha ido desgranando ya la federación de Cayo Lara son algunas propuestas concretas, y todas ellas relacionadas con el empleo, vértice absoluto de sus prioridades para el 20-N.

La semana pasada, presentó un plan de choque 2012-2015 de creación de tres millones de puestos de trabajo gracias a una inversión del Estado de 40.000 millones de euros. Ayer viernes el coordinador esgrimió otro programa complementario [descargar aquí]: apoyo a las pymes y los autónomos para poner en marcha entre 300.000 y 400.000 empleos nuevos en tres años.

Lara recordó un dato elocuente: las empresas de menos de diez trabajadores, las que tiran de la economía productiva (y no la especulativa), asumen el 85% del empleo de todo el país. Además, según las cifras manejadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), y que IU recoge en su plan, son 1.795.000 las compañías que no tienen contratado a ningún trabajador. Una situación que la federación quiere corregir. ¿Cómo? Subvencionando a estas pymes el contrato de su primer asalariado. Se les pagaría el 30% del sueldo bruto el primer año, y el 20% de la retribución el segundo.

IU también pretende que se reserve el 30% de las licitaciones de las administraciones públicas a las empresas de menos de 20 trabajadores. Y, como ya avanzó la pasada semana, rebajar las cotizaciones a la Seguridad Social de las pymes para compensarlas por el establecimiento de una jornada laboral de 35 horas.

Lara y su secretario federal de Economía, José Antonio García Rubio, desbrozaron las otras cinco patas del plan [ver recuadro abajo]. A todas les mueve el mismo motor, 'estimular la economía' –en este caso, el sector privado– para 'incentivar el crecimiento'. Según defiende IU, el programa 'se financia solo', pues el gasto inicial se reingresaría al Estado a través de las cotizaciones de los nuevos trabajadores, por no hablar del aumento del consumo y de la dinamización del sector productivo.

Pero, como subrayó García Rubio, para que funcione este engranaje falta una 'condición previa': que la economía 'comience a relanzarse'. Si se para –que es lo que está ocurriendo por la 'obsesión' con el déficit–, las cosas cambian. 'Si no se estimula la economía productiva, nos vamos a hundir. El dinero no puede estar instalado sólo en la economía especulativa', previno Lara. Hasta Barack Obama, la ONU y varios premios Nobel, insistió, creen que es la 'única vía posible' para salir de la crisis.


El plan de IU se asienta en seis ejes, que agrupan 20 medidas. El primero, ayudar a pymes y autónomos a que contraten a su primer trabajador (información superior).

La segunda pata se centra en mejorar la liquidez: considerar “prioritario” el apoyo a las pymes entre las actividades del ICO y asegurarles el pago de la Administración.

IU exige a los bancos que faciliten crédito a los emprendedores. En fiscalidad, plantea retrasar la obligación del ingreso del IVA hasta que la factura se cobre.

El plan incluye impulso de la pyme agraria y el apoyo a sectores básicos (construcción, automoción, turismo, química...) y emergentes (energías renovables, agricultura ecológica, construcción naval...).