Público
Público

IU quiere que sea delito despedir si hay beneficios

Cayo Lara dice que el domingo se rompió la "barrera del miedo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Quizá una de las obsesiones más marcadas a sangre y fuego en la piel de Izquierda Unida es la de caminar siempre con congruencia, sin devaneos. Por eso tira de las orejas siempre que puede a un PSOE que intenta volver al redil de la izquierda –'Un poquito de coherencia', le ha exigido Cayo Lara en no pocas ocasiones– y por eso insiste en que su programa lo cumple.

Ayer lunes fue uno de esos días. El coordinador federal anunció que el grupo de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) llevará en breve al Congreso una proposición no de ley para que sea considerado delito que las empresas con beneficios planteen expedientes de regulación de empleo (ERE). Dicho de otro modo, que se tipifique en el Código Penal que las compañías con ganancias hagan despidos colectivos. Una promesa incluida, en efecto, en el programa de IU. Página 19.

La iniciativa no es tan extemporánea, porque en 2011 Telefónica aprobó un ERE con el que echó a 6.500 trabajadores. Y no tenía pérdidas. IU exigirá además que no se permitan artimañas de 'ingeniería contable' que permita a los empresarios ocultar el lucro.

La moción será una pata más de la ofensiva de la federación contra una reforma laboral ni 'justa' ni 'necesaria', calificativos que le aplicó Mariano Rajoy. Otra será una campaña por toda España para explicar lo que supone el decretazo y para la que ya ha impreso miles de dípticos [descargar aquí].

Sin embargo, la resaca de las multitudinarias manifestaciones del domingo copó la rueda de prensa de Lara. Para IU, fueron una respuesta 'masiva', como 'masivo' ha sido el 'ataque a los trabajadores', y eso fue 'el principio del principio' de la protesta. 'La dureza de las medidas ha roto la barrera del miedo' de la gente, diagnosticó el coordinador. ¿Y habrá huelga general? El líder volvió a recurrir a la cautela: si el Gobierno mantiene su reforma y aumenta la 'concienciación' y en ello se empleará IU, 'se darán las condiciones' para que la movilización crezca. No son buenas las prisas porque, como recordó Lara, los paros generales se tienen que convocar 'para ganarlos', por lo que es imprescindible la 'unidad' de partidos y sindicatos. 'Es el último cartucho frente a una agresión importante', dijo.

IU otorga a la movilización en la calle un papel clave, consciente de que en el Parlamento pocos cambios sufrirá la norma. Está también el recurso al Tribunal Constitucional, para el que Izquierda Plural necesita recabar 50 firmas, pero ese es un paso no 'decisivo', ya que el Alto Tribunal 'puede tardar tres, cuatro, cinco años, y para entonces, todos calvos'.

Lara intentó socavar la imagen del PP como 'partido de los trabajadores', rótulo patrocinado por Dolores de Cospedal. 'El paro empieza a ser patrimonio del PP –reprochó–. Ha pasado a ser el partido de los parados y de los patronos, lo que ha sido siempre, y de los patronos más duros y retrógrados'. Y endosó otra etiqueta al PP salido de su 17º Congreso: la formación del 'marianismo cristiano', que no es más que un 'brindis por la involución democrática' en España.