Público
Público

IU: "El rodillo bipartidista veta el debate de fondo sobre la reforma"

La Mesa del Congreso de los Diputados había rechazado la enmienda a la totalidad presentada por IU-ICV.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El portavoz de IU en el Congreso de los Diputados, Gaspar Llamazares, denuncia la 'actitud obstruccionista' de la Mesa de la Cámara Baja, por 'vetar' el debate de fondo sobre la reforma constitucional.

Llamazares hizo estas manifestaciones en una rueda de prensa celebrada esta tarde, después de conocer que la Mesa del Congreso de los Diputados había rechazado la enmienda a la totalidad presentada por IU-ICV a la proposición del PSOE y del PP para modificar la Constitución, con el fin de limitar el déficit estructural y el endeudamiento del Estado.

'No sólo se veta el referéndum, sino debatir en el Pleno el referéndum', dijo Llamazares, quien acusó a la Mesa de la Cámara Baja de ser el 'rodillo bipartidista' y 'martillo de herejes'.

Tras tachar de 'inaceptable' la decisión de la Mesa del Congreso de los Diputados, Llamazares dijo que ésta 'se arroga una competencia que no tiene' al rechazar determinadas enmiendas e impedir que se debatan mañana en el Pleno.

'Se arroga una competencia que no tiene' A su juicio, lo que se está llevando a cabo en el Congreso es un 'mecanismo sumarísimo' de una reforma constitucional sin que se produzca un 'debate de fondo' con la debida participación parlamentaria y popular.

Por su parte, la portavoz de ICV en el Congreso de los Diputados, Nuria Buenaventura, expresó su 'indignación' por los hechos. 'Es un secuestro antidemocrático al Congreso y al procedimiento de urgencia', sentenció.

La Mesa del Congreso también ha tumbado sendas enmiendas de PNV y ERC en las que introducían el reconocimiento del derecho del pueblo vasco a la autodeterminación de los pueblos.

La enmienda a la totalidad presentada por IU-ICV y rechazada por la Mesa del Congreso, proponía una amplia reforma de la Constitución para, entre otras cosas, 'abordar la forma política del Estado, permitiendo la opción, independiente de las demás reformas, entre la monarquía hereditaria o el modelo republicano'.

El texto alternativo de IU-ICV planteaba que sea obligatorio 'alcanzar y mantener, como mínimo, el nivel medio existente en la Unión Europea de gasto en protección social'.

Además, pedían que la Constitución recogiese la obligación de perseguir el fraude fiscal y estableciese 'mecanismos constitucionales que permitan investigar la legitimidad de las condiciones conseguidas por los suscriptores de deuda pública'.

El texto alternativo presentado por IU-ICV planteaba también que la Carta Magna garantice un 'sistema electoral realmente proporcional' y establezca 'como obligatorio consultar mediante referéndum cualquier modificación de la Constitución que no sea de mero carácter técnico o terminológico'.

Según el texto de IU-ICV, la Carta Magna introduciría también mayor nivel de garantía para la efectividad de los derechos al trabajo, la vivienda, la salud, la educación, el medio ambiente y el sufragio activo de los españoles residentes en el exterior y de los extranjeros residentes en España.

'Se suprimirá totalmente la pena de muerte, actualmente permitida en tiempos de guerra' y 'se introducirán las modificaciones constitucionales necesarias para garantizar la laicidad del Estado', proponía también el texto alternativo.