Público
Público

La izquierda abertzale ve "un paso del Gobierno en la buena dirección"

Interpreta que el Ejecutivo ha asumido ya que la resolución del "conflicto" será "política"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La izquierda abertzale vislumbró ayer 'un paso en la buena dirección' en la declaración realizada la víspera por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en el sentido de que el final de ETA tiene una 'dimensión política'.

El portavoz de la izquierda abertzale, Joseba Permach,valoró 'como importante' lo dicho por el ministro en el Congreso, ante una interpelación de UPyD a favor de la ilegalización de Bildu y Amaiur. Según estimó en un comunicado, se trata de 'un paso en la buena dirección que el Gobierno del PP reconozca la dimensión política del conflicto y, en consecuencia, que asuma que su resolución sólo será posible a través de la política'.

Lo que no sabía la izquierda abertzale, ni ninguna otra fuerza política, al hacer pública su valoración era que el ministro del Interior iba a matizar ayer mismo su declaración hasta el punto de tratar de borrarcualquier atisbo de cambio en la estrategia del Gobierno. Según su explicación, él solamente habló de 'dimensión política' porque, a su juicio, ETA trata de 'convertir lo que ha sido una derrota policial en una victoria política'.

No es la primera vez que el ministro del Interior causa sorpresa o perplejidad entre los partidos vascos al referirse a un tema tan sensible como es la consolidación de la paz tras el 'cese definitivo de la actividad armada', anunciado por ETA el 20 de octubre. En enero, Jorge Fernández dio pábulo a la tesis de que el entorno de la banda había emprendido una nueva campaña de extorsión, cuando la Ertzaintza, el Gobierno vasco y la propia patronal en Euskadi (Confebask) aseguraban todo lo contrario.

Hace tres semanas, en una comparecencia con el consejero vasco del Interior, el socialista Rodolfo Ares, el ministro defendió la doble tesis de que ETA trataba de reorganizar su aparato logístico y de que no había motivos para mantener el número actual de escoltas. También suscitó sorpresa entre las fuerzas vascas otra declaración más reciente de Jorge Fernández. El 14 de febrero, llegó a decir que ETA no cometerá atentados antes de las elecciones vascas, previsiblemente en 2013, para no frustrar la estrategia electoral de la izquierda abertzale. Curiosamente, tal tesis sobre una eventual vuelta a la violencia de la banda choca frotalmente con la percepción del Gobierno vasco y de todos los partidos en Euskadi, incluido el PP, que trata ya de promover con el PNV y el PSE una hoja de ruta para la consolidación de la paz.

Más allá de los discursos del ministro del Interior y de su última corrección, la izquierda abertzale instó ayer de nuevo al PP a 'desactivar' la política penitenciaria, a favorecer la legalización de Sortu y a entablar un 'diálogo político incluyente' para la resolución del 'conflicto'.