Público
Público

Izquierda Abierta abrirá el partido a los no militantes

La nueva formación de Llamazares pretende impulsar "una nueva forma de hacer política"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No es un 'partido político tradicional'. Quiere 'romper con dinámicas, limitaciones y vicios ligados a las estructuras clásicas'. Pero tampoco quiere ser una 'vanguardia'. Izquierda Abierta, la formación auspiciada por Gaspar Llamazares desde dentro de IU, pretende practicar 'una nueva forma de hacer política', en la que la 'participación' de militantes y votantes, la 'integración de las nuevas tecnologías' y la 'comunicación en red' con los ciudadanos sean la piedra angular.

Así lo recoge el borrador de los estatutos del nuevo partido, de 16 folios, al que ha tenido acceso Público. El texto, que se registrará a principios de septiembre en el Ministerio del Interior, no cierra la definición ideológica de Izquierda Abierta. La describe como una organización política 'soberana', representante de una izquierda ecologista, pacifista, solidaria y en red.

Y hace constar su simpatía con el Movimiento 15-M: promete 'facilitar la difusión de los sentimientos de indignación frente a una forma de organización de la sociedad y la economía que condiciona negativamente la democracia'.

La gran novedad es que Izquierda Abierta no contempla sólo la figura del asociado (militante), sino también la de colaboradores y votantes, que podrán inscribirse voluntariamente en un registro. Todos ellos pueden participar en consultas abiertas, en primarias y por internet 'en todo tipo de decisiones', desde la 'elaboración de programas, la adopción de decisiones estratégicas', la designación de la dirección hasta la elección de las candidaturas.

¿Pero qué 'votantes'? Los de IU, aclaran fuentes gasparistas. La federación no aparece citada en los estatutos, pero sí se recoge la posibilidad de que cualquier 'organización política' se asocie a Izquierda Abierta. 'Debíamos ser respetuosos. Aunque sea nuestra voluntad, habrá que preguntar a IU', añadían.

El nuevo partido tendrá una estructura confederal (y no federal, como IU) y tendrá al frente a un portavoz (y no un coordinador). Todo apunta a que lo liderará Montse Muñoz, responsable hoy del sector gasparista.