Público
Público

Izquierda Abierta nace para "devolver la ilusión de la política"

El nuevo partido impulsado por Llamazares pretende servir de "comité de enlace" con las demás izquierdas. Integrado dentro de IU, busca la confianza de los desencantados y los no organizados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Escribía Almudena Grandes en 2008, en un libro de conversaciones con Gaspar Llamazares, Al rojo vivo. Un diálogo sobre la izquierda de hoy, que 'al otro lado del desierto, hay vida', que era perentorio asomarse a la ventana y construir una nueva fuerza de izquierdas que sirviese para impregnar la vida política con savia nueva, con nuevas formas de hacer política y un discurso renovado. 

'No es eficaz utilizar herramientas de finales del XIX, por muy amorosas que sean', dice Grandes

Cuatro años después, la escritora siente que ese anhelo se ha hecho 'realidad' con el nacimiento de Izquierda Abierta (IAb), el partido de cuño gasparista que este sábado celebrará su asamblea constituyente en el Ateneo de Madrid (y no, por cierto, en el Matadero, como estaba previsto). 'Creo que al otro lado del desierto hay vida. Un frente amplio de izquierdas –la principal apuesta de la nueva fuerza– es una garantía que nos permita cruzar el desierto con la mayor fortaleza. Vivimos una situación muy difícil, los márgenes para la política se han estrechado mucho, y las dificultades tradicionales se agudizan cuando hay una concentración de medios de comunicación poco proclive. Por tanto, es fundamental devolver la ilusión a la gente. No se trata sólo de hacer política de izquierdas. Esto es un intento de hacer algo, de afrontar una crisis distinta con un discurso nuevo', aseguró. Y para ello, 'no es eficaz ni razonable' utilizar 'herramientas de finales del siglo XIX, por muy amorosas que sean', por muy simbólicas que sean y muy útiles que fueran para encarar las luchas del pasado. Una alusión a que los instrumentos usados antaño por el PCE no valen ya. Falta un 'discurso político nuevo que apele a lo que le pasa a la gente, acercarse a los problemas de la gente, que dé ilusión'. 

Grandes compartió este jueves una rueda de prensa en el Ateneo de Madrid a cinco manos, con su marido, el poeta Luis García Montero; la periodista y consejera de RTVE por IU, Teresa Aranguren; el exrector de la Universidad Complutense y economista Carlos Berzosa y el propio Llamazares. El último acto público antes de la asamblea del sábado y con el que IAb quería mostrar uno de los puntales básicos del proyecto: el apoyo de intelectuales, de esa parte del mundo de la cultura que ha sido tradicionalmente compañera de viaje del excoordinador.

El nuevo partido reivindica la 'amabilidad' dentro de la izquierda

La tarjeta de presentación de IAb es de sobra conocida. Llamazares la resumió hoy de nuevo: es un partido político 'que forma parte de IU' y que pretende 'reivindicar la política' y 'contribuir a cambiar la política, convertirse en un espacio abierto para una izquierda más amplia y que desee cambiar el país'. 'Queremos servir de comité de enlace, de plataforma, de espacio –añadió–, que contribuya al diálogo en el seno de la izquierda social y política, que contribuya a las alianzas de izquierdas, que contribuya a frenar las políticas de ajuste' que están laminando el empleo, el Estado del bienestar y la democracia. Izquierda Abierta aplaude las iniciativas ciudadanas, la pujanza del 15-M o el éxito probado de la Cumbre Social que convocó las marchas del 15-S, pero sostiene que falta 'una referencia política'. El nuevo partido, siguió Aranguren está llamado pues a servir de 'puente' para toda la 'izquierda no organizada' de la que se ha escuchado su voz en las calles. El problema es el desencanto, que muchos ciudadanos no crean que la solución está en la política. Berzosa alertó de que ahí reside el peligro, porque si desaparecen políticos y sindicatos, 'vienen los militares', las dictaduras. De ese modo, hay que prevenir contra el discurso de la antipolítica y dar 'esperanza, generar ilusión, decir a los ciudadanos que se pueden hacer cosas distintas con discursos diferentes', ofreció el exrector. O dicho de forma gráfica: 'No es lo mismo Gaspar que [el expresident Francisco] Camps'. 

'Uno de los mayores lastres de la izquierda es la tendencia a escindirse. IAb nace como motor de lo contrario. No va a competir nunca como formación de izquierdas, pretende modificar a mejor la dinámica de IU', agregó la consejera de RTVE. Y si la izquierda se ha deshilachado en muchas ocasiones en pugnas internas, se debe también, según planteó la periodista, a la falta de 'amabilidad': 'No se trata de buenos modales, es más profundo. Requiere partir del convencimiento de que somos compañeros, aunque discrepemos radicalmente. Claro que tenemos enemigos, pero por eso mismo quienes estamos en la izquierda debemos defender el concepto de compañero, algo parecido a la amistad'. 

No hay 'recetas' para forjar alianzas, sí la 'trayectoria' probada por los gasparistas

García Montero ofreció tal vez la definición más acabada de lo que busca ser IAb: 'Queremos configurar una nueva mayoría social progresista capaz de responder desde la democracia y desde los derechos públicos a la situación de crisis que vivimos. Es fundamental volver a unir en un proyecto la política oficial con la realidad del país. Por eso en el interior de IU vamos a defender la transparencia, la participación, la democracia más cristalina, romper las costuras y abrirnos y crear un frente amplio donde coincidan todas las formaciones que estén contra el neoliberalismo, pero también todos los ciudadanos que quieran comprometerse a hacer nuestra vida más digna. Se trata de construir una gran plataforma cívica capaz de regenerar la política y tomar conciencia de sus posibilidades'. 

¿Pero cómo se articula? ¿Cómo se forja esa 'plataforma cívica'? Aranguren reconoció que IAb no tiene 'recetas', escudada en que los métodos se encuentran 'en el impulso, en las ganas de hacer'. Llamazares enfatizó que su familia política tiene una dilatada 'trayectoria de relación con movimientos sociales y sectores profesionales'. ¿Y cómo se vence con el voto útil? 'El reto es cambiar el sentido de la palabra utilidad –replicó García Montero–, hacer ver a la gente que su voto puede ser realmente útil' apostando por otras alternativas.

'Se trata de crear una gran plataforma cívica', afirma García Montero

Este jueves los promotores del partido no lanzaron ninguna propuesta concreta, como sí ocurrió hace 15 días, cuando el diputado empujó para que se discuta sobre la salida de España del euro. Sí se debatió sobre la validez de la Constitución. Llamazares, Grandes, Aranguren y Berzosa defendieron que sí es 'modificable', y que convendría tocar aspectos como el encaje de la pluralidad o los cambios en los medios de comunicación o subrayar la igualdad de género y la importancia de los derechos ambientales. Pero la Carta Magna de 1978, en sus términos, parece hoy en día 'un texto revolucionario', ya que la práctica que han dado 30 años de aplicación han convertido España en una 'plutocracia', un país donde se han 'negado en buena parte los compromisos sociales, las libertades públicas' que la ley fundamental reconoció. 

Problema con los estatutos // El borrador de estatutos que se discutirá en la X Asamblea Federal de IU, en diciembre, contempla que todo aquel militante de un partido integrado en IU será forzosamente afiliado a la federación. Una novedad con la que los gasparistas no están de acuerdo. Gaspar Llamazares, preguntado sobre la cuestión, quiso templar el fuego: aunque sobre este asunto se debatirá en el cónclave, IAb contará con militantes y 'amigos'. Estos, para el nuevo partido, tienen el mismo vínculo y los mismos derechos que los afiliados, por mucho que sus 'aportaciones' no puedan ser 'mensurables' en unos estatutos, y aunque para IU tales 'amigos' supongan otro grado de relación. El mismo Berzosa no tiene todavía carné de IAb, sí 'compañero de viaje', si bien 'rápidamente' se afiliará.

Con Pilar Bardem, Juan Torres o Almudena Grandes // La asamblea de Izquierda Abierta, este sábado, arrancará con la lectura del célebre poema Para la libertad, de Miguel Hernández, que recitará la actriz Pilar Bardem. Después, los principales promotores del proyecto –Gaspar Llamazares, Luis García Montero y Montse Muñoz– presentarán el partido, se debatirán los documentos y se elegirá al Consejo Político, el máximo órgano de dirección. Por la tarde, dos mesas sectoriales. La primera, sobre economía y democracia, la moderará Eduardo Mendicutti y en ella participarán, entre otros, los economistas Carlos Berzosa y Juan Torres y el sindicalista Rodolfo Benito. A las seis, debate sobre 'melancolía democrática, malestar y alternativas', en el que intervendrán Almudena Grandes, Teresa Aranguren, el magistrado emérito del Supremo José Antonio Martín Pallín, la feminista Begoña San José o la exdirigente de IU Concha Caballero. Sobre las 19.30 el Consejo Político elegirá al nuevo portavoz –Llamazares tiene todas las papeletas para convertirse en líder–, que clausurará el cónclave a la noche. Como colofón, el actor Juan Diego Botto leerá el poema Grito hacia Roma de Federico García Lorca.

Coincidencia con la fiesta del PCE // La asamblea coincidirá con la jornada central de la 35º fiesta anual del PCE, ya que en la tarde del sábado intervendrán Cayo Lara y José Luis Centella y los líderes de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez. Los comunistas han cambiado a contrarreloj su programa para insertar, mañana viernes a las 20.30, un coloquio sobre la figura de Santiago Carrillo, fallecido el martes y despedido finalmente hoy