Público
Público

Izquierda Abierta no consentirá que IU "demonice" a Llamazares

La coportavoz del partido, Montse Muñoz, dirige una carta pública a Lara y a su número dos, Miguel Reneses, en la que subraya la "lealtad y dedicación" del diputado a IU. El conflicto ha estallado por la aparici&oacut

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se nota que quedan menos de dos meses para la X Asamblea Federal de Izquierda Unida. No supuran ya las viejas divisiones, ni el ambiente gris y a cara de perro que presidió, sin ir más lejos, el último congreso, en noviembre de 2008. Pero hoy por hoy tampoco se puede afirmar que las aguas bajen calmas. Algo cuando menos paradójico, toda vez que IU sigue un progresivo ascenso, ratificado en las urnas. 

A la inacabable pesadilla de Extremadura, a los malísimos resultados el pasado domingo en Euskadi, se añadió, esta semana, un nuevo frente, directamente relacionado con el País Vasco: Gaspar Llamazares, al que el entorno más cercano al coordinador, Cayo Lara, acusa de 'deslealtad' por haber prestado 'apoyo' implícito a Ezker Batua (EB), que el 21-O competía con Ezker Anitza, la única marca que reconoce IU. 

Público dio cuenta el pasado jueves de las severas diferencias internas y de la profunda pesadumbre que recorría Olimpo, la sede federal. El conflicto hundía sus raíces en la aparición de la imagen de Llamazares en la propaganda electoral de EB, la fuerza controlada por Javier Madrazo. Un hecho que el equipo de Lara tachó de 'tremebundo error' y 'despropósito'. Los reproches escocieron mucho en Izquierda Abierta (IAb), el partido del diputado en el Congreso, que el viernes remitió una carta al coordinador federal y a su número dos, Miguel Reneses, autor de la carta de la dirección donde se pedía a Llamazares 'explicaciones' por su actitud. La misiva, firmada por la coportavoz de la formación, Montse Muñoz, ha sido publicada este domingo en la web de IAb.

Muñoz advierte de que los reproches dañan la imagen de Izquierda Unida

Los gasparistas subrayan con denuedo que no tolerarán que se acribille a su líder: 'No vamos a consentir que se amenace, insulte o demonice, desde redes sociales o desde IU, a nuestro compañero Gaspar Llamazares, uno de los baluartes de IU', organización cuya seña de identidad es, recuerdan, la 'pluralidad' interna.  La carta, más bien un pliego de descargo del diputado, no aclara las circunstancias del detonante de la crisis interna –el mailing electoral–, aunque fuentes muy cercanas al excoordinador sentenciaron que en ningún caso EB le había requerido permiso para usar su imagen. Él mismo calificó en su cuenta de Twitter de 'mala' la utilización de su fotografía en los sobres. 

Muñoz destaca que Llamazares, líder como ella de IAb, ha demostrado 'suficientemente y durante muchos años una lealtad y una dedicación a IU de la que otros deberían aprender, y ha hecho del diálogo su única arma de debate tanto interno como externo'. Tanto, aduce, que ha planteado la creación de 'frentes amplios' en la izquierda para vencer al neoliberalismo. No es gratuito que IAb sitúe en el pórtico de su defensa la reivindicación de la fidelidad del parlamentario al proyecto, dadas las ciertas suspicacias que en ocasiones han generado los movimientos de los gasparistas en el seno de la federación. En ese sentido, la coportavoz remarca que IAb 'no ha participado ni por activa ni por pasiva en la campaña electoral en Euskadi', no a favor de EB, pero tampoco a favor de Ezker Anitza y su candidato a la Lehendakaritza, Mikel Arana. 

Los gasparistas piden análisis del resultado, y no cargar las culpas al parlamentario

Las afirmaciones de varios dirigentes, difundidas por Público el jueves bajo la petición expresa de anonimato, 'sólo sirven', para Izquierda Abierta, 'para erosionar, gravemente, la imagen de IU, pretendiendo descargar sobre una persona el estrepitoso fracaso político y por lo tanto colectivo' cosechado por la federación en las últimas elecciones en Euskadi. Los gasparistas abogaron por la coalición de las dos siglas, persuadidos de que juntas podría lograrse escaño, mientras que si concurrían por separado, las dos se quedarían fuera del Parlamento de Vitoria. El 21-O dejó a los madracistas y a los de Arana sin acta de diputado, si bien Ezker Anitza superó claramente en votos (30.179) a sus rivales (17.301). 'No compartimos las prácticas demasiado habituales de buscar algún chivo expiatorio que exculpe del análisis en profundidad. Para nosotros, el objetivo es la búsqueda de puntos de encuentro para la recomposición del espacio de IU en Euskadi'. 

Por último, Muñoz muestra su 'profundo rechazo' a las 'viejas prácticas' de IU reutilizadas, a su juicio, esta vez. Se refiere a la coportavoz al intento de encender el ventilador y de denigrar al contrario a través de los medios, ya que en la última ejecutiva federal, celebrada el pasado 22 de octubre, se pactó 'no realizar declaraciones hasta la siguiente reunión', el próximo 5 de noviembre, y a la que acudirá Llamazares para dar explicaciones a sus compañeros. 

Un dirigente del equipo de Lara ve 'nervios' en los de Llamazares

La carta de IAb a Lara y Reneses responde también a una señal de alarma pues, según fuentes de la dirección del partido, se está alentando que distintas federaciones promuevan, de cara a la X Asamblea (14 al 16 de diciembre), 'resoluciones de reprobación a Llamazares', posibilidad que ya sugirió a este diario esta semana un alto cargo de Olimpo. 'Pretender castigar a Gaspar en el congreso es casus belli para nosotros. Si quieren guerra, la tendrán', explica indignado un destacado miembro de la cúpula de IAb. La 'guerra' puede traducirse de diversas formas si la situación sigue enconándose: presentación de una candidatura alternativa a la del coordinador –con lo que ello supondría de imagen de división interna en el mejor momento electoral de IU–, aumento de la presión... o incluso 'ausencia' de IAb, como hicieron los críticos con Pedro Escobar en Extremadura

Los colaboradores de Lara evitaron entrar en la batalla de declaraciones. No hubo respuesta oficial. Este periódico no logró contactar con Reneses y el coordinador saldrá mañana en rueda de prensa en el Congreso. Sólo algún dirigente apuntaba que la misiva de los gasparistas revela 'nervios'. 'Es una reacción muy primaria ante una situación en la que desearían tener menos contradicciones. Viven de forma incómoda lo de Euskadi como viven de forma incómoda lo de Extremadura: no están de acuerdo con la política de Escobar, pero le apoyan por intereses de familia política'.


IU caminaba en los últimos meses con cierta paz interna, como lo demostraba el hecho de que IAb no hubiese amagado con presentar candidatura propia –que en ningún caso podría arrebatar el liderazgo de Cayo Lara, cuya mayoría es muy sólida dentro de IU– o que ninguna corriente hubiera presentado documentos alternativos a los propuestos por la dirección.

Los gasparistas no han registrado ni siquiera enmiendas parciales. Tan sólo algunos 'comentarios' respecto a las ponencias oficiales [descargar aquí], en su empeño, aseguran, por 'aclarar cosas para mejorarlas'. La crítica más severa que lanzan se remite al 'tono arrogante' con el que están redactadas las referencias al 15-M, movimiento del que IU 'supo entender su pluralidad, su complejidad y lo contradictorio de algunas de sus demandas, pero también captó sus potencialidades y el revulsivo que suponía'. IAb cree que es una reflexión 'impropia' de la federación, porque enfatiza 'lo importante' que es IU y la 'fina inteligencia' que tuvo por 'haber desentrañado la relevancia del 15-M eludiendo sus contradicciones'. En consecuencia, proponen 'reelaborar' ese apartado por completo. 

Muñoz y Llamazares consideran que no está 'justificado' ni es 'útil' que se separe el documento político de la alternativa económica, pues 'promueve una confusión sobre la significación política' que IU debe darle a la crisis y a sus consecuencias. Plantean asimismo que en la X Asamblea participen en talleres activistas de movimientos sociales, intelectuales, gentes del mundo de la cultura crítica, miembros del 15-M y del 25-S (Rodea el Congreso)... Justo para reforzar la idea, explican, de que IU quiere articular un 'bloque político y social alternativo como eje' de su actividad política para los próximos cuatro años. Ahí incardina el partido sus críticas a la prometida refundación, hoy 'cuando menos, congelada'. 'IU no agota el espacio de la representación de la izquierda alternativa', señalan en el texto. Receta: poner 'todas las energías' en la conformación de un frente de izquierdas, siendo conscientes de que no se puede hacer 'sólo desde IU ni en IU'.

Atraer a los 'desencantados' de izquierdas

Dicho de otro modo: 'Acercamiento a los desencantados de izquierdas, a la gente que lucha y resiste pero que no tiene partido, a aquellos que desearían encontrar un lugar en el que militar y contribuir a construir una nueva cultura política'. La X Asamblea (14-15-16 de diciembre de 2012), 'debe proponer un pacto con la sociedad de izquierdas, un compromiso para el futuro inmediato'.

IAb hace hincapié en una tesis muy repetida por sus líderes: la necesidad de que cuando se analice la crisis, se haga referencia a cómo esta esquilma los 'aspectos democráticos y políticos'. Incluye en sus observaciones dos debates que Llamazares ya exigió incluir en la agenda de IU. Uno, la reflexión sobre la conveniencia de la salida del euro, si este se convierte en una excusa para las 'salvajadas económicas' que se perpetran contra los ciudadanos. Y dos, la discusión a fondo del modelo de Estado y la defensa del 'derecho a decidir como expresión de una reivindicación democrática'. 

A los estatutos, IAb sí presenta enmiendas parciales [ver aquí]. Dos destacan. Una, que los afiliados a un partido que integra IU no tengan necesariamente que ser militantes de IU, una exigencia que sí plantea el borrador redactado por el equipo de Miguel Reneses. Y dos, que los simpatizantes de IU puedan participar en procesos de elección de candidaturas e incluso de cargos internos si así lo deciden al menos tres quintas partes del órgano de dirección facultado para ello. De forma más simple: que los simpatizantes de IU puedan votar en primarias abiertas a candidatos y dirigentes.