Público
Público

La izquierda centra sus críticas en la política neoliberal del Gobierno

ERC, IU e ICV miran hacia los principales afectados por la crisis económica. Llamazares pide a Zapatero someterse a una cuestión de confianza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Joan Ridao, ha comenzado la ronda de los grupos de izquierda en el vigésimo segundo debate sobre el estado de la nación con críticas hacia la política 'neoliberal' del Ejecutivo socialista.  Está usted hipotecando el futuro de muchas generaciones, perpetuando la crisis y debilitando nuestro Estado del Bienestar', ha espetado a Zapatero. 

Ridao ha expresado con vehemencia el interés por ver 'de una puñetera vez' a la izquierda en el Parlamento y ha señalado que el éxito de un gobernante 'es proporcional al número de ciudadanos que es capaz de defraudar'. 

El portavoz del grupo nacionalista catalán ha reflexionado sobre el tono ideológico de las medidas adoptadas por el Gobierno: 'Parece que si hoy no estás de acuerdo con el dogma neocon, estás fuera de la realidad', ha dicho en un discurso que ha pivotado principalmente sobre la economía. En esa misma línea, ha lamentado que mande más 'el director del Deutsche Bank que el presidente del Gobierno'.

Zapatero: 'No cambiamos por capricho sino porque las consecuencias de no hacerlo habrían sido más graves'

El Estatut de Catalunya ha sido otro de los temas puestos sobre la mesa. Ridao ha indicado que fue un 'golpe de estado constitucional' la sentencia que anuló varios artículos e interpretó otros. Según el portavoz de ERC, 'quedó claro que existe un único sujeto político que es España' y ha insistido en la 'falta de legitimidad de aquella sentencia'.

ERC, IU e ICV intervienen de forma seguida, por lo que la réplica de Zapatero se produce al final de la ronda de intervenciones de los portavoces de la izquierda minoritaria. 

Gaspar Llamazares, el portavoz de Izquierda Unida, no ha pasado por alto ser 'el tercer partido político del país' y a la vez 'el sexto' en intervenir en el debate. El grueso de su discurso también ha girado en torno a las críticas por la gestión socialista de la crisis económica. 

Zapatero va 'a la caza de la confianza de los mercados', según Llamazares

'El síndrome de la Moncloa existe. Si hace un año usted dio un giro a la derecha y dejó en el camino su programa electoral, hoy, al final de la legislatura, usted se ata al timón y va directamente a la caza de la ballena blanca, de la confianza de los mercados', ha comenzado quien ah comparado a Zapatero con el capitán de Moby Dick a la caza 'de la ballena blanca'. 

El portavoz de IU en el Congreso ha pedido al presidente del Gobierno que en lugar de adelantar las elecciones como le pide el PP se someta a una cuestión de confianza en la Cámara Baja.

Como se ha mostrado convencido de que Zapatero no aceptará someterse a ese examen, Llamazares ha advertido de que acabará la legislatura 'llamando a la crítica' e incluso 'a la censura de los parlamentarios' y lo hará en defensa de una 'salida social de la crisis, un programa de izquierdas y de la revitalización de la democracia'.

El diputado de IU ha advertido al presidente del Gobierno que, si prosigue con su política económica, la previsión es 'muy fácil: continuará el estancamiento', los ajustes se alargarán y la gravedad de la crisis se 'profundizará'.

La portavoz de ICV ha defendido el cierre las centrales nucleares y la retirada de las tropas de Afganistán

El 'giro a la derecha' que Zapatero hizo hace un año con los recortes sociales le han hecho ir 'a la caza de la confianza de los mercados'.

Llamazares ha dedicado buena parte de su intervención a defender las protestas de movimientos como el del 15-M, que critican la 'complicidad de la política no con los ciudadanos, sino con los privilegiados' y ha lamentado que Zapatero no escuche a estos movimientos.  

Por su parte, Nuria Buenaventura, portavoz de ICV, ha remarcado en su exposición que Zapatero 'ha renunciado y claudicado' ante la banca y los poderes financieros y ha considerado 'esencial' la dación en el pago de las hipotecas. 

En su discurso, la portavoz de ICV ha defendido el cierre las centrales nucleares y la retirada de las tropas de Afganistán.  

El presidente del Gobierno ha reconocido que hay compromisos electorales que no ha cumplido, aunque no cree que alguien deba dimitir por ello. 'Si cada vez que algo no está en un programa electoral, para hacerlo hay que dimitir o hablar con los ciudadanos, no sería fácil gobernar'.

También ha asegurado que él mantiene sus 'principios' y ha justificado su cambio de política por el 'principio de realidad' que un gobernante tiene que 'asumir' por 'responsabilidad'.

En su réplica a los portavoces de este grupo, Joan Ridao, Gaspar Llamazares y Nuria Buenaventura, Zapatero dijo que, cuando uno está en el banco azul, tiene que someterse a ese principio de realidad. Así, dijo que mantuvo una política keynesiana de altga inversión pública hasta que la deuda y los temores amenazaron con la imposibilidad de financiarla'.

'Eso no es ni izquierda ni derecha, es sentido común. O lo asumes o no lo asumes', se resignó Zapatero, reconociendo que el tener que recurrir a los préstamos 'es duro' y que haría falta más control de los inversores y las agencias de rating. Lo que no admitió es haber renunciado a sus principios ni haber claudicado, porque, según dijo, no adaptarse al principio de realidad habría sido 'una irresponsabilidad'.

'No cambiamos por capricho', insistió, sino porque las consecuencias de no hacerlo 'habrían sido más graves'.

Así te lo hemos contado.