Público
Público

La izquierda minoritaria suspende al último Zapatero

Cayo Lara traza un balance "absolutamente negativo" de la legislatura: "Ha sido un Gobierno para los bancos y los mercados"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Suspenso total y sin paliativos: “Ha sido un Gobierno para los bancos y los mercados, y para la derecha política y económica, y en contra de los trabajadores y la mayoría social”. Un juicio final crudo, un balance “absolutamente negativo” de los últimos tres años largos de José Luis Rodríguez Zapatero en el poder. Los brochazos de Cayo Lara ayer lunes en rueda de prensa no hacían sino remachar los clavos que Izquierda Unida ha sujetado en la espalda del Gobierno desde que comenzó la crisis. Y con ella, el resto de la izquierda parlamentaria, como ERC, BNG o ICV.

El coordinador federal de IU enumeró uno tras otro los errores del Ejecutivo en esta IX Legislatura: “España ha perdido soberanía democrática, sin duda, ya que mandan más en España los mercados y los especuladores que el pueblo”, se ha producido un “recorte nítido” de derechos laborales y sociales, no se ha enmendado la “regresividad fiscal”, la recesión y el volumen de paro no han cedido y, para colmo, concluye el mandato con el “aldabonazo final” de la reforma de la Constitución, pactada con el PP, y que supone “introducir la ideología neoliberal” en la Carta Magna, despreciando la opinión ciudadana. Todo ello se resume en una política económica “errática”, que además se ha demostrado, para IU, “injusta e inútil”.

ERC denuncia el 'fracaso estrepitoso' en la lucha contra la crisis económica

Lara reprochó al presidente que no haya atendido sus propuestas. Tanto las que le extendió cara a cara en su primera entrevista en la Moncloa, el 20 de abril de 2009 (o la segunda y última, el pasado febrero), o las que llevaron a los pactos de Zurbano, o las que tantas veces ha reiterado, incluso antes de la fecha que simboliza la cesura de esta legislatura: el 12 de mayo de 2010, cuando Zapatero anunció el tijeretazo al gasto social en el Congreso. El líder de IU no cree que el jefe del Ejecutivo debiera haber dimitido aquellos días. “Tendría que haberse plantado ante los mercados” y, en lugar de recortar, crear empleo desde lo público y buscar ingresos a través de la lucha contra el fraude fiscal o la subida de impuestos a los ricos. “Nosotros no somos amantes del déficit”, añadió, para defenderse de quienes caricaturizan a IU.

Sirva como ejemplo, ilustró, el combate a la economía sumergida. Lara recordó, retomando datos difundidos por Público este domingo, que España cuenta con un empleado de la inspección fiscal por cada 8.789 habitantes, la menor ratio de 14 países de la UE.

El BNG critica el 'giro antisocial' acentuado a partir de mayo de 2010

Ahora, en el epílogo de una legislatura en la que el Ejecutivo ha optado por el “ajuste duro”, sin preocuparse por una “alternativa social a la crisis”, cabe preguntarse para qué ha servido tanto sacrificio. “Dijeron que había que mandar mensajes a los mercados, instándonos a arrodillarnos ante ellos. Pero todos esos mensajes han fracasado. Pagamos más intereses por la deuda, nos hemos empobrecido”. Y hay más recortes sociales, analizó el coordinador.

Ni siquiera ha sido útil a Zapatero “atender a la presión del PP” en lugar de escuchar a IU, le afeó, porque los conservadores luego no apoyaban las medidas del PSOE y del Gobierno, pese a llevar el marchamo de la derecha.

Disueltas las Cortes, ya es tiempo de precampaña. La primera para Lara, ya candidato. IU espera que el debate entre los partidos se centre en la discusión de “alternativas concretas” para salir de la crisis, y no de temas “que nada tienen que ver con los problemas de los ciudadanos”.

Como en todo periodo electoral, la federación teme verse engullida por la refriega de PSOE y PP. Por ello, Lara hizo valer la condición de IU de tercera fuerza política del país. “Sería un buen sello de calidad democrática” que los electores “pudieran escuchar” sus propuestas para el 20-N. “Ya que nos roban la democracia, que no nos roben el derecho a la información”. Un deseo que era en realidad un recado a los medios de comunicación.

ERC y BNG emitieron un diagnóstico similar. Joan Puigcercós, presidente de los republicanos en el Parlament, calificó de “fracaso estrepitoso” la lucha contra la crisis de Zapatero. Y respecto a las relaciones Catalunya-España, habló de “seguidismo” del PP. Reprendió a Zapatero por haber tomado como “gran aliado” al Banco de España, que no pinchó la burbuja ni ordenó el sector financiero.

Francisco Jorquera, portavoz del BNG en el Congreso, situó en 2010 el “giro antisocial” del Gobierno. Los aspectos claves del volantazo de Zapatero, pactados con el PP, dijo, fueron las ayudas a la banca, la reforma laboral o el retoque constitucional.

Las elecciones llegan tarde, porque Zapatero “ha desperdiciado” los últimos meses de legislatura sin aprobar las reformas precisas para salir de la crisis, juzgó ayer Josep Antoni Duran i Lleida.

El candidato convergente se defendió de la acusación de que gracias a su formación, el presidente ha resistido casi toda la legislatura: “Si no fuese por CiU, España estaría ahora intervenida”.

Cree ya “irreversible” la mayoría absoluta del PP, lo que hace necesario que CiU haga de “contrapeso”. Catalunya, advirtió, podría “pasarlo muy mal” si Mariano Rajoy arrasa y CiU no obtiene un buen resultado.