Público
Público

La izquierda ve tras las propuestas de la CEOE el "programa oculto" del PP

Rubalcaba rechaza el "contrato único" y el copago planteados por Rosell

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A la izquierda parlamentaria le sonó ayer miércoles familiar la música entonada por la patronal con su documento de propuestas para el 20-N [descargarlo aquí]. La rechazó enérgicamente, y además la alineó con el “programa oculto” del PP. Los grupos a la izquierda del PSOE añadieron otra apostilla: la CEOE cabalga hacia los postulados del partido de Mariano Rajoy, aunque sobre el “terreno abonado” en la última legislatura por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ejecutor de la política del “ajuste” y de una dura reforma laboral que, como avizoraban, no ha satisfecho los deseos de los empresarios.

Alfredo Pérez Rubalcaba, en una entrevista en Onda Cero, en Julia en la Onda, recordó que el “contrato único” que planteó ayer la CEOE “ya lo propuso el PP en algún debate parlamentario”. “Ahora, como estamos cerca de las elecciones, igual no lo dice”, deslizó el candidato presidencial, opuesto a la iniciativa: “El contrato único es todos temporales. Ese es el contrato único, que es más o menos lo que anda proponiendo la patronal”. También reiteró su rechazo al copago.

El PP calla y se aferra a sus 71 enmiendas a la reforma laboral

El diputado socialista Rafael Simancas, portavoz de la Comisión de Fomento en la última legislatura, ya había avisado horas antes de que las alternativas de los empresarios madrileños (CEIM), similares a las de la CEOE [descargar aquí], “redactaban el catecismo” a Rajoy y “desvelaban” su programa. El líder del partido en Madrid, Tomás Gómez, también abundó en la misma tesis: la CEIM 'representa el brazo económico' del PP. Y el secretario general de las Juventudes Socialistas de Madrid (JSM), Daniel Méndez, defendió que las propuestas de CEIM conforman 'el programa oculto' del PP. Los conservadores madrileños y la patronal de la región, que dirige Arturo Fernández, son los máximos adalides, apuntó, del 'capitalismo más sucio'.

El PP, mientras, prefirió no hacer ninguna valoración ayer sobre el texto de la patronal. Los conservadores explicaron que su postura está bien expresada en las 71 enmiendas que presentaron en el Congreso a la reforma laboral. Fueron “su alternativa” a “la reforma del despido” del Gobierno. Algunas de esas propuestas se incluirán en el programa electoral, que el PP dará a conocer finalmente el 31 de octubre, en la reunión en Galicia del Comité Ejecutivo Nacional, informa María Jesús Güemes.

Por IU, esbozó el resumen su secretario federal de Economía, José Antonio García Rubio: unos empresarios anclados en el “feudalismo”, “sordos a la demanda social”, quieren ver a los trabajadores condenados a la “esclavitud y al desempleo”. El dirigente reprobó a la CEOE por creer en medidas que ya se han probado “estériles”. Asimismo, trazó la conexión con Rajoy: “Allana el camino a esa agenda oculta del PP”.

No sólo eso, agregó su compañero de filas Gaspar Llamazares. “La propuesta de la CEOE es el programa oculto de máximos del bipartidismo, de PSOE y PP. Esta es la campaña electoral de la farsa y la hipocresía: Rubalcaba propone lo que no hizo y Rajoy, lo contrario de lo que hará cuando llegue al poder”, aseguró el diputado de IU a Público.

IU, ICV y ERC echan en cara al PSOE que ya abonó el terreno a los empresarios

Llamazares evocó el paso de la reforma laboral por las Cortes, cuando alertó al Gobierno de que no lograría “aplacar” a la patronal, más bien la “estimularía”. Igual lo recordaba su compañero de grupo Joan Tardà, de ERC. Ambos creen que el tiempo les ha dado la razón. “Los empresarios son insaciables, unos dogmáticos incorregibles, pero la avaricia rompe el saco: su obsesión por recortar derechos, precarizar el mercado laboral y socavar el Estado del bienestar agrava la crisis”, avisó el diputado de IU.

“El documento de la CEOE es muy alarmante, de una perversidad enorme –analizó Tardà–. Pero que nadie se sorprenda. El PSOE hizo de caballo de Troya: preparó el camino, abonó el terreno para que el PP remachara el clavo”. El número dos de ERC por Barcelona augura que “dos poderes fácticos” marcarán la “hoja de ruta de Rajoy”: FAES y 'la prensa derechona' en lo ideológico, y la patronal, en lo económico. Tardà también señaló la “sorprendente derrota” del catalán Juan Rosell, líder de CEOE, “ante la más reaccionaria patronal madrileña”.

El paso ayer de los empresarios tampoco sorprendió a Laia Ortiz, portavoz de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), justo por el “giro a la derecha del PSOE”. La candidata ecosocialista, número dos por Barcelona, remarcó que las “recetas dogmáticas y aberrantes” de la patronal, carentes de “autocrítica”, se han confirmado “fracasadas”, pero “dan pistas de cuál es el programa del PP y de CiU, que ocultan pero que aplicarán pasadas las elecciones generales del 20-N”.