Público
Público

El jefe del sastre de Camps admite que se vio con Trillo

El estratega del PP en la 'Gürtel' se "interesó" por los trajes regalados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Actuaron de manera coordinada el PP y el jefe del sastre que desveló los regalos de la trama Gürtel a Francisco Camps? La pregunta cobra especial relevancia tras la declaración judicial prestada ayer en Valencia por Eduardo Hinojosa, propietario de las tiendas donde trabajaba el sastre José Tomás, despedido y vapuleado por el PP y sus medios afines a raíz de sus revelaciones. La pregunta gana valor porque Hinojosa confirmó que Federico Trillo, portavoz de justicia del PP, se reunió con él dos veces en la sede de su empresa tras estallar el caso de los trajes.

Considerado el artífice de la estrategia del PP en el sumario Gürtel, Trillo fue a verlo a la sede de sus empresas para 'interesarse' por el tema de los trajes, le contó Hinojosa al juez, según fuentes conocedoras de su declaración como testigo. Por la tarde, Público intentó sin éxito recabar la versión del portavoz de justicia del PP y ex ministro de Defensa.

La primera de las dos entrevistas entre Trillo y el dueño de la cadena de tiendas Forever Young se celebró un día después de la publicación de una entrevista concedida por José Tomás. En ella el sastre relataba el asedio telefónico al que le había sometido Camps cuando se enteró de que la policía y Garzón lo habían llamado a declarar. Preocupado por averiguar qué rastro documental había quedado en Forever Young, el presidente de la Generalitat llegó a llamarlo ocho veces a su móvil mientras Tomás estaba compareciendo ante la policía. La declaración del sastre fue crucial para que el president de la Generalitat fuera imputado por cohecho impropio (soborno). Esa imputación amenaza con sentarlo en el banquillo con independencia de si se investiga o no la financiación del PP valenciano.

Tanto Hinojosa como el PP tensaron todos sus resortes para desacreditar al sastre desde el momento en que este destapó el asunto. Hinojosa lo despidió un día después de declarar ante el juez Garzón y lo denunció por presunta falsificación de facturas. Y Trillo emprendió una durísima campaña en la que acusó al sastre de cobrar a Camps y a la trama corrupta los mismos trajes por partida doble. La semana pasada, el juez Antonio Pedreira, instructor principal del caso Gürtel, levantó la imputación que, por falsedad documental, aún pesaba sobre José Tomás.

De la presencia de Trillo en las oficinas de Forever Young ya había hablado un testigo el pasado junio. Pero, al igual que al sastre, Hinojosa también había despedido a ese testigo, director de compras de la empresa hasta agosto de 2009. Dado su carácter de damnificado laboral, el PP podía alegar sospechas sobre la veracidad de su testimonio. Ahora, la declaración de Hinojosa disuelve cualquier grano de duda.

Fuentes del caso aseguran que, durante las tres horas de interrogatorio judicial, Hinojosa se esforzó por exculpar a Camps ante el juez José Flors, instructor del caso de los trajes. Pero aseguran también que él mismo se lió en una vorágine de fechas y datos contradictorios. A su salida de los juzgados, los periodistas le preguntaron si alguien pagó los trajes de Francisco Camps. El empresario se curó en salud: 'Yo creo que los pagaría él. No lo sé'.