Público
Público

Jefes de servicio denuncian que los recortes obligan a desviar pacientes a la privada

Aseguran que las nuevas normas de Lasquetty han provocado el cierre de camas, especialidades y turnos de tarde e incrementado las listas de espera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los jefes de servicio de los hospitales madrileños han acusado a la Consejería de Sanidad de infrautilizar los recursos de la pública al suspender toda la actividad de tarde, cerrar camas y unidades especializadas y permitir una 'desviación sistemática de pacientes hacia hospitales privados'. Así lo manifiestan en un comunicado en el que también anuncian su decisión de suspender las conversaciones con las gerencias de los hospitales y con el departamento que dirige Javier Fernández Lasquetty, para centralizar toda la actividad negociadora en el Comité Coordinador Profesional, que integra a los distintos colectivos de médicos madrileños.

Los jefes de servicio celebraron ayer una asamblea en el Colegio Oficial de Médicos de Madrid para informar sobre la marcha de las conversaciones con Sanidad, en la que desvelaron que la Consejería les habló en su última reunión, de modo informal y 'sin que esté escrito en ningún sitio', de la posibilidad de privatizar solo un hospital de los seis previstos inicialmente. No obstante, el presidente de la Comunidad, Ignacio González ha dicho hoy que no le consta que se vayan a privatizar menos hospitales y centros de salud de los anunciados. 'No tengo conocimiento de esa propuesta', ha admitido en una rueda de presna el presidente madrileño, que ha reiterado que la Comunidad está hablando con los profesionales médicos para intentar que las medidas que se pongan en marcha sean 'en colaboración con ellos'.

En la asamblea de ayer, tras reiterar su rechazo a cualquier privatización, los representantes de cada hospital informaron sobre la actividad asistencial que se ha visto suspendida a causa de los ajustes que la Consejería ya ha empezado a aplicar. Así, varios hospitales han coincidido en denunciar la suspensión de toda actividad de tarde, lo que implica 'una directa infrautilización de recursos de la red sanitaria pública', así como el desvío de pacientes a hospitales privados que, aseguran, ya ha empezado de forma sistemática.

A su juicio, la suspensión de actividad hospitalaria motivada por los recortes y el traslado de actividad a empresas privadas representa 'un verdadero expolio de una sanidad pública que es propiedad de todos los madrileños'. Los jefes de servicio se plantean 'denunciar públicamente cuantas actuaciones realice la Consejería para descapitalizar los hospitales públicos y prolongar las listas de espera', señalan.

Igualmente han decidido 'suspender cualquier actividad de colaboración individual con las gerencias de los hospitales' y constituir en cada hospital un comité de centro encargado de plantear y canalizar 'verdaderas y contrastadas medidas de sostenibilidad'.

Los jefes de servicio insisten en que la privatización de centros no es más barata ni más eficiente, sino 'todo lo contrario', y que constituye un serio problema para el futuro del sistema público de salud en Madrid, concluye la nota.