Público
Público

Jiménez da su apoyo al Gobierno de Correa

La ministra insiste en Ecuador en la posición "firme y clara de repulsa" de España tras el golpe de Estado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trinidad Jiménez, manifestó ayer la 'especial significación política' de su viaje a Ecuador tras lo acontecido en el país el pasado 30 de septiembre, que no dudó en calificar de 'golpe de Estado', al ser preguntada en la rueda de prensa tras el encuentro con el presidente, Rafael Correa, y el canciller, Ricardo Patiño.

La jefa de la diplomacia, en viaje oficial al país, explicó que sólo así se pueden considerar las acciones que, mediante un pronunciamiento policial o militar, tratan de 'subvertir y modificar el orden constitucional', que además puso en riesgo la vida del presidente.

Correa admite que hay que solucionar las trabas legales a la inversión exterior

En este sentido, expresó su apoyo a Correa y recordó que España mantuvo una posición 'muy clara, muy firme de repulsa a esos hechos contrarios a la legalidad e institucionalidad establecida' en Ecuador.

La ministra de Exteriores, cuya gira suramericana tiene una 'triple vertiente' política, económica y de cooperación, destacó que en 2009 España fue el segundo inversor en Ecuador. No obstante, los 400 millones invertidos por empresarios nacionales el año pasado en ese país contrastan con la capacidad inversora de las compañías españolas en otros estados iberoamericanos, como Colombia, donde alcanza los 7.000 millones.

Durante su encuentro con la ministra, Correa reconoció la 'lentitud' en el proceso de reformas de las leyes que regulan la economía de su país, según fuentes diplomáticas. Un hecho que de alguna forma puede haber condicionado las inversiones. El presidente ecuatoriano estima que el potencial para captar inversiones de su país es mayor.

España estudiará qué hacer con las hipotecas impagadas de los ecuatorianos

Por su parte, Jiménez le expresó la 'vocación de permanencia de las empresas españolas en Ecuador y de compromiso con el desarrollo del país'. Horas antes, se entrevistó con un nutrido grupo de empresarios españoles. Entre otros, los responsables de Repsol, Telefónica, Dragados e Indra, con quienes se trató las reformas legales necesarias y la 'confianza' que despierta el país.

Los dos ministros de Exteriores quisieron resaltar el importante paso dado con 'la entrada en vigor del convenio [bilateral] de Seguridad Social', firmado hace un año.

Según Jiménez, beneficiará a los trabajadores y pensionistas ecuatorianos en España, que rondan los 400.000, y a los 5.000 españoles residentes en Ecuador. Por su parte, el canciller Patiño remarcó que aún quedan algunos retoques por dar, y anunció que 'en muy poco tiempo' estará listo.

El canciller ecuatoriano pidió además a la ministra que estudie fórmulas 'imaginativas' para poder ayudar a los ecuatorianos residentes en España que tienen problemas para pagar sus hipotecas. El Ejecutivo de Quito hizo ver hace meses a las autoridades españolas las dificultades de muchos ecuatorianos para hacer frente a sus hipotecas al haber perdido su trabajo. Y la ministra Jiménez tomó ayer nota.

En el ámbito de la cooperación, Patiño se mostró especialmente agradecido con Jiménez. Ayer, la jefa de la diplomacia anunció que España realizará una aportación de un millón de euros al 'inteligente y vanguardista' Proyecto Yasuni, 'para preservar la Amazonia ecuatoriana' y que ha liderado Correa.

Patiño aseguró que 'el acompañamiento de España es mucho' y valoró que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero siga apostando decididamente en 'este país de renta media'.