Público
Público

Jiménez legitimiza a los rebeldes libios en Bengasi

La ministra de Exteriores se reúne con la cúpula del Gobierno provisional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Tenemos un sueño que es ser libres'. Es el mensaje que rezan algunas vallas publicitarias en Bengasi (Libia), entre ellas la que da la bienvenida a los visitantes del hotel Tibesty y que se ha convertido en sede de los representantes de la Unión Europea, de las televisiones internacionales y de las organizaciones humanitarias que trabajan en el principal bastión de los rebeldes libios.

Pero ese objetivo se extiende por toda la zona este controlada por los opositores al coronel Gadafi y donde viajó la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, con el objetivo de transmitir el apoyo del Gobierno español al Consejo Nacional de Transición (CNT). 'Es el legítimo representante del pueblo libio', insistió ante los medios tras entrevistarse con el presidente Mustafa Abdeljalil y su homólogo, Alí al Isaui.

El Consejo Nacional Transitorio es un legítimo interlocutor pero no el único

La visita que refuerza el compromiso del Ejecutivo español, añadió la jefa de la diplomacia, es en 'cumplimiento de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU para que el pueblo libio pueda ver cumplidas sus legítimas aspiraciones de democracia y libertad'. Jiménez se refería a las resoluciones 1970 y 1973. Esta última acordada el pasado 16 de marzo y que autoriza la intervención militar en Libia.

Por su parte, Al Isaui agradeció el apoyo brindado por el Gobierno español desde el primer momento. 'España ha ayudado a los libios', sentenció con contundencia, refiriéndose a la contribución financiera en ayuda humanitaria y al reconocimiento del Consejo como 'único interlocutor legítimo del pueblo'.

Lo cierto es que si bien la ministra no quiso referirse al CNT como 'único' interlocutor sino como 'legítimo representante', Jiménez remachó que 'fuimos el primer país en decir que Gadafi había perdido toda la legitimidad al atacar a su población'. De hecho, la embajada española en Trípoli está 'bajo mínimos', aseguraron fuentes diplomáticas. Lo que funciona a pleno rendimiento es la labor del representante del Gobierno español en Bengasi, José Riera, que está manteniendo entrevistas con los miembros de la sociedad civil.

El responsable de Exteriores de los rebeldes agradece el apoyo de España

Durante su encuentro con los dirigentes del CNT, según explicó la ministra, se trataron cuestiones como las necesidades más urgentes y el futuro del país. Siempre desde la óptica de ser 'más útiles al pueblo libio', señaló la ministra. En este sentido, resaltó la importancia para el Consejo de poner en funcionamiento un nuevo 'mecanismo financiero' que atienda a las necesidades de la población libia. Una cuestión que se tratará hoy durante la celebración de la tercera ronda del Grupo de Contacto para Libia en Abu Dabi ( Emiratos Árabes Unidos).

Sin un claro desenlace sobre el fin de Gadafi, la ministra defendió que quería 'trabajar con una Libia unida y democrática'. Así, mostró su apoyo a 'la hoja de ruta diseñada por el CNT para integrar' a todos los actores.

Durante las cuatro horas de estancia en Bengasi, Jiménez visitó las instalaciones del programa mundial de alimentos de la ONU. En este entorno, la jefa de la diplomacia española anunció una nueva aportación del Gobierno español de un millón de euros para ayudar al pueblo libio. Con estos fondos, España se convierte en el quinto donante europeo al alcanzar una cifra de casi seis millones de euros.