Público
Público

Jiménez pide a Bolivia estabilidad para las empresas españolas

Suma la faceta política y de cooperación al apoyo a los inversores españoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, cerró ayer el primer día de su visita a Bolivia en el hospital Los Olivos de Cochabamba. Allí, al cierre de esta edición, la jefa de la diplomacia española se entrevistaba con el presidente, Evo Morales, que había sido ingresado de urgencia este fin de semana para ser intervenido en una rodilla. Era el colofón a una apretada agenda, que quedó algo apagada por lo sucedido en el campamento saharaui de El Aaiún.

La ministra había enmarcado su gira a Bolivia como el inicio de un 'ciclo de viajes a distintos países con una doble o triple vertiente' para abordar la estrategia exterior desde su ministerio: política, económica y consolidación de la cooperación. Pero la visita no formaba parte de su agenda propia. Miguel Ángel Moratinos la tenía ya programada antes de que Jiménez le relevara en Exteriores el 21 de octubre.

La ministra visita al presidente Morales en el hospital en el que está ingresado

Antes de reunirse con Morales, la ministra se entrevistó con su homólogo boliviano, David Choquehuanca. Jiménez le trasladó el mensaje de temor de los empresarios españoles, y que había recogido horas antes, durante un desayuno con los responsables de las principales compañías inversoras en el país latinoamericano, como BBVA, Repsol, Abertis, Red Eléctrica o Santillana. La titular de Exteriores planteó la necesidad de establecer 'un marco jurídico' que dé estabilidad a esas inversiones.

Choquehuanca explicó que 'Bolivia necesita inversiones con transferencia tecnológica', que 'ayuden' a su país 'a salir de la pobreza'. Y no como ocurría hasta ahora, que les hacía 'más pobres'.

La Paz reclama inversiones que saquen al país 'de la pobreza'

Con ese cambio en el horizonte, ambos cancilleres se refirieron a la nueva Ley de Inversiones en la que está trabajando La Paz. Esta norma, apuntó Choquehuanca, no puede ahuyentar a las empresas, aunque estas deben ser 'respetuosas con las normas nacionales'. Jiménez, por su parte, expresó su confianza en que 'este proceso de entendimiento y colaboración' llegue a buen puerto.

La ministra también resaltó el esfuerzo de España en cooperación con Bolivia en los últimos años, recordando que es 'el primer donante a nivel bilateral', con 70 millones de euros anuales de ayuda. Ayer firmaron un acuerdo para impulsar 'una asociación a largo plazo estratégica', en sectores como agua, saneamiento, educación y gobernabilidad.

DISPLAY CONNECTORS, SL.