Público
Público

Jiménez pide a Clinton más implicación en el Sáhara

Se trata de la primera reunión entre ambas dirigentes desde que la ministra ostenta la cartera de Exteriores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, pidió este sábado a la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, un 'mayor impulso político' en las gestiones para resolver el conflicto en el Sahara Occidental.

Así lo explicó en rueda de prensa Jiménez, que se reunió durante 35 minutos con Clinton aprovechando la coincidencia de ambas en la Cumbre de la OTAN que se celebra en Lisboa.

La jefa de la diplomacia española trasladó a su homóloga estadonidense que el Grupo de Amigos del Sahara -formado por EEUU, España, Rusia, Francia y Reino Unido- debe dar un 'mayor impulso político' porque entiende que 'es importante' que las partes, que identificó como Marruecos y el Frente Polisario, 'se sientan acompañadas en el proceso de diálogo'.

Clinton, según explicó Jiménez, coincidió en la importancia de que no se interrumpan esas conversaciones y valoró su propuesta, pero no adelantó una respuesta.

Las reuniones del Grupo de Amigos se convocan normalmente a nivel técnico y Jiménez consideró que en este momento 'es más urgente que nunca elevar el nivel político' de esos encuentros, aunque no aclaró si su propuesta concreta es la convocatoria de una reunión de ministros de los cinco países.

Marruecos y el Polisario son quienes deben encontrar una solución

Quiso dejar claro además que son Marruecos y el Polisario, que se volverán a sentar a negociar el 1 de diciembre, quienes deben encontrar una solución al conflicto.

Mientras, se mostró a favor de que se capacite a la Misión de las Naciones Unidas para el Sáhara Occidental (MINURSO) para velar por la protección de los derechos humanos en el Sáhara Occidetal, reivindicación que también hizo pública hoy Amnistía Internacional.

Jiménez recordó que el grupo parlamentario socialista presentó el año pasado una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados español, apoyada por el resto de los grupos, para que la MINURSO se involucrara en la vigilancia de los derechos humanos.

Las dos responsables de Exteriores abordaron la cuestión del Sáhara al final de su reunión, ya que no había sido incluida formalente en la agenda del encuentro, y Jiménez explicó que no hubo un intercambio de información sobre lo sucedido en El Aaiún.

De hecho, a su juicio, 'todavía es difícil en estos momentos utilizar una información que consideremos fiable' para hacer un análisis final de los acontecimientos.

El Gobierno, reiteró Jiménez, desea contar con un informe 'claro e independiente' y confía en poder hacer un 'balance final' de lo sucedido tras analizar todos los datos que le están llegando desde ONG, asociaciones de derechos humanos y organismos internacioales como la ONU.

Los informes tienen que ser aceptados por las partes,  asegura Jiménez

Los informes, añadió, tienen que ser aceptados por las partes, por lo que la obligación es recabar información de uno y otro lado

Respecto al veto marroquí a la entrada en El Aaiún de prensa española -sólo ha autorizado la llegada de El País y El Mundo-, la ministra insistió en que el Ejecutivo está realizando gestiones desde el primer momento para evitar las restricciones a la libertad de información, incluso antes de que se desmantelara el campamento.

Tras estimar que con la autorización a los periodistas, que podrían llegar hoy a El Aaiún, Marruecos ha hecho 'una primera propuesta, ha dado un primer paso', aseguró que el Gobierno continuará trabajando para lograr la presencia de todos los medios que lo deseen.

La ministra de Exteriores española, Trinidad Jiménez, y la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, constataron hoy las buenas relaciones bilaterales existentes entre ambos países y su sintonía en la estrategia en Afganistán.

Trinidad Jiménez calificó la reunión como 'muy cordial y productiva'La ministra española, que calificó la reunión como 'muy cordial, interesante y productiva', invitó a Clinton a visitar España. También Clinton invitó a Jiménez a viajar a Washington a partir del 1 de enero del próximo año, según precisó Jiménez.

Tras la reunión, que duró unos 40 minutos, Jiménez declaró que el encuentro supone una continuación a la 'buena sintonía' y el 'buen clima' existente entre España y Estados Unidos. En este sentido, recordó la buena relación entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Este ha sido el primer encuentro desde que Jiménez relevó a Miguel Ángel Moratinos al frente del Ministerio de Exteriores español el pasado 21 de octubre. Al día siguiente, Clinton la telefoneó para expresarle su felicitación y el deseo de mantener pronto una entrevista, apuntando la posibilidad de que fuera en Lisboa.