Público
Público

Jiménez ve en el PP de Aguirre desprecio "hacia los de fuera"

Pons considera "precioso" el acento de la ministra, pero no aclara si se sancionará al diputado Juan Soler

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Sanidad y aspirante a liderar la lista de los socialistas madrileños a la Comunidad de Madrid, Trinidad Jiménez, respondió ayer a los ataques xenófobos de los que ha sido objeto por parte del diputado del PP en la Asamblea de Madrid Juan Soler. A juicio de Jiménez, las declaraciones del parlamentario sobre su acento andaluz demuestran 'desprecio hacia los que venimos de fuera' y 'se descalifican por sí solas'.

Soler escribió en su blog que el acento de Jiménez, 'le hace más apta [como candidata] para Dos Hermanas o Vélez-Málaga', ayuntamientos andaluces. El jueves se vio obligado a rectificar.

Por parte del PP, su vicesecretario de comunicación, Esteban González Pons, censuró ayer las palabras de Juan Soler. 'Fue una de esas afirmaciones que no deben hacerse y que conlleva la obligación de pedir perdón de inmediato y de inmediato se pidió', mantuvo. Preguntado sobre la posibilidad de que se abra un expediente disciplinario a Soler por sus palabras, tal y como solicitó el PP de Velez-Málaga, Pons evitó pronunciarse con el argumento de que a él no le corresponde opinar al tratarse de un asunto que concierne al comité de disciplina del PP de Madrid.

Sí insistió en que las expresiones del diputado fueron a título personal. Y que el hecho de que un miembro del PP 'diga algo' no implica que 'todo el PP de España tenga que pedir disculpas'.

También opinió Pons sobre el silencio de Esperanza Aguirre, presidenta del PP de Madrid, y el de Javier Arenas, líder de los conservadores de Andalucía. 'Pensar que Arenas o Aguirre piensan algo así es no conocerlos ni de fotografía'. Tras considerar que 'madrileños son todos los que viven, duermen y se sienten en Madrid', Pons calificó de 'precioso' el acento de Jiménez.

Mientras el PP de Madrid permaneció en silencio, el PP andaluz dio por zanjada la polémica. Según explicaron fuentes del partido, Javier Arenas ya ha manifestado su postura a través del candidato a la alcaldía de Vélez-Málaga, Francisco Delgado, y la portavoz parlamentaria, Esperanza Oña, con quienes 'habló personalmente' desde su retiro vacacional antes de que ambos hicieran declaraciones públicas.

Después de pedir que se le expedientara, Francisco Delgado 'comprendió', tras recibir una llamada de disculpa de Soler, que todo había sido una mala interpretación, indican las mismas fuentes.

Por su parte, Jaime Lissavetzsky, al que el concejal madrileño Ángel Garrido calificó de 'señor de apellido imposible', respondió con un 'cada uno se retrata con lo que dice'. 'Como decía Napoleón, cuando un adversario se equivoca es mejor no distraerle', señaló el candidato a la Alcaldía de Madrid desde los cursos de verano de la Universidad Menéndez Pelayo, informa César Finca.