Público
Público

La Jonquera dice ahora que intentará cerrar el macroprostíbulo

La alcaldesa de la localidad gerundense dice que iniciará "las actuaciones necesarias" para intentar cerrar "definitivamente" el local, tras los sucesos de la pasada noche

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La alcaldesa de La Jonquera (Girona), Sonia Martínez, ha anunciado este lunes que iniciará 'las actuaciones necesarias' para intentar cerrar 'definitivamente' el prostíbulo Paradise, que tuvo que ser desalojado anoche por la presencia de un coche con explosivos.Martínez considera que episodios como el de anoche, en el que cinco hombres armados abandonaron ante el local un vehículo cargado con explosivos y preparado para estallar 'perjudican gravemente la imagen de la localidad'. Por su parte, los responsables del prostíbulo han anunciado que abrirá con normalidad, a partir de media tarde y hasta la madrugada.

La mayoría de la población de La Jonquera siempre se ha mostrado contraria a la presencia de este prostíbulo, uno de los más grandes de Europa, con capacidad para acoger a unas doscientas trabajadoras sexuales y que se inauguró en octubre del año pasado tras varios años de litigios legales y parones en su construcción. Este local, que dispone de ochenta habitaciones y dos salas, una de ellas privada, con entrada exclusiva para los clientes VIP, nutre su clientela de muchos ciudadanos franceses que cruzan la frontera en busca de una prostitución que está vetada en su país.

Sonia Martínez ha avanzado que pasadas las fiestas de Navidad se reunirá con el Departamento de Interior para ver qué acciones se pueden llevar a cabo para cerrar definitivamente el burdel. Por su parte, el delegado de Interior de la Generalitat en Girona, Albert Ballesta, ha dicho que 'ni los vecinos ni la alcaldesa se merecen estas situaciones de alarma, que no son positivas'.

Una de las hipótesis que barajan los investigadores es que tanto la acción de ayer como la de hace quince días, cuando unos desconocidos arrojaron otros artefactos explosivos contra la fachada del burdel, obedece a conflictos entre prostíbulos de la zona. La Policía considera que los autores de los hechos son sicarios profesionales que actúan por encargo.

Este último suceso ocurrió anoche cuando cinco individuos con la cara tapada llegaron frente al edificio del Paradise, uno de ellos en un Opel Astra blanco robado el pasado día 20 en Castelló d'Empúries (Girona), y los otros 4 en un Porsche Cayenne sustraído hace unos días en la provincia de Lleida. El conductor del Astra, armado con un fusil, alertó al vigilante del club de alterne que habían dejado un coche con una bomba estacionado en el aparcamiento, y se subió al Cayenne, que arrancó y huyó velozmente.

La Policía Local y varias patrullas de los mossos desalojaron tanto el prostíbulo como varios restaurantes y un bingo de los alrededores, y también a camioneros que dormían dentro de sus vehículos, en total unas 300 personas.