Público
Público

José Bretón amagó con revelar el paradero de sus hijos

El padre de Ruth y José dijo a los policías que los llevaría donde estaban los niños, pero luego se arrepintió

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

José Bretón, padre de Ruth y José, los dos niños de 6 y dos años desaparecidos en Córdoba, dijo a varios agentes de Policía, antes de ser detenido y todavía en calidad de denunciante y testigo, que los iba a llevar hasta donde estaban sus hijos. 'Una vez en la puerta de la parcela de la finca de las Quemadillas se arrepintió y dijo que se lo tenía que pensar', subrayan fuentes judiciales, que añaden: 'Desde entonces el hombre siempre ha sostenido que perdió a sus hijos en el parque'. Este amago de confesión refuerza a Bretón, a ojos de los investigadores, como principal sospechoso del caso.

Las mismas fuentes han precisado que tantos los policías como los funcionarios judiciales que han custodiado a Bretón durante los hasta seis registros que se han ejecutado en su finca, en Las Quemadas Altas, aseguran que el acusado 'es frío, culto y muy inteligente', y han descartado que 'se viniera abajo en ningún momento'. 'Apenas ha preguntado por sus hijos', ha asegurado a este periódico una de las personas que lo ha custodiado en los registros. 'No se mostraba especialmente preocupado y, en ocasiones, ha instado a la Policía a investigar también al entorno de la madre'.

Ahora el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba ha ordenado la realización de tres informes psicológicos distintos a Bretón. El magistrado ha encargado los informes a un psiquiatra del hospital universitario Reina Sofía, a un forense y a una psicóloga del Instituto de Medicina Legal, según confirman a Público fuentes judiciales. El objetivo del juez, José Luis Rodríguez Laín, es determinar si Bretón sufre algún trastorno psicológico, tal y como alega su abogado defensor, José María Sánchez de Puerta, quien ha sostenido desde que el hombre fue encarcelado que podría sufrir algún tipo de trastorno bipolar.

Una vez concluidos los registros policiales en la finca de Las Quemadillas Altas, los agentes siguen centrados en el análisis de las cámaras de seguridad instaladas entre los casi siete kilómetros que separan esta finca y el parque Cruz Conde, donde Bretón sostiene que perdió de vista a sus hijos. Los agentes buscan alguna pista durante el recorrido que hizo Bretón entre la finca y el parque después de visionar las imágenes de una cámara de seguridad del Centro de Inserción Social (CIS) que está a unos 300 metros de la parcela. Este vídeo sí recoge a Bretón llegar a la parcela en su coche, con sus dos hijos en los asientos de atrás, y lo ve salir, en el mismo coche, pero en las imágenes ya no se aprecia la presencia de los niños.