Público
Público

Los jóvenes del PP descubren una nueva conspiración: la paliza a Tertsch

NNGG acusa sin pruebas a Zapatero y La Sexta de alentar la agresión al periodista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía ha iniciado una investigación sobre la presunta agresión que sufrió el periodista de Telemadrid Hermann Tertsch en la madrugada del pasado martes. Pero las juventudes del PP y la derecha mediática ya han sacado sus propias conclusiones. Los culpables son La Sexta y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Nuevas Generaciones (NNGG) de Madrid convocó ayer una concentración bajo el lema La Sexta y ZP: No más patadas contra la libertad, respaldada por una veintena de personas, en la puerta del Hospital de Madrid donde se encuentra ingresado el periodista.

'Denunciamos el acoso moral que está sufriendo este gran defensor de la libertad por parte de la cadena de progres amigos del Gobierno, que se han hecho ricos gracias al dinero de los españoles', denunció Germán Alcayde, secretario general de NNGG de Madrid.

Varios medios de la derecha han relacionado la supuesta agresión con la emisión en el espacio El Intermedio de La Sexta, presentado por El Gran Wyoming, de un fragmento del informativo nocturno que Hertsch presenta en la televisión pública madrileña en el que el periodista aseguraba que si por él fuera 'mataría a 15 o 20 talibanes de Al Qaeda para liberar a los cooperantes secuestrados' en Mauritania. De esta manera, sugieren, sin pruebas, que el supuesto ataque tuvo un móvil ideológico.

Pero frente a estas especulaciones, la Policía ha abierto una investigación real. El Grupo XVI de la Brigada Provincial de Policía Judicial mantiene abiertas diligencias para conocer el origen de las lesiones que presenta Herman Tertsch.

Fuentes policiales confirmaron que, tras conocer por los medios de comunicación la supuesta agresión, se decidió enviar el miércoles a agentes del Grupo XVI al Hospital de Madrid para tomarle declaración. Y es que el periodista no había presentado denuncia.

Según el relato que ofreció, estaba tomando unas copas en el pub Toni 2, en la calle Almirante de la capital, cuando sobre las cuatro de la madrugada se acercó a la barra y sintió un fuerte golpe en la espalda que le provocó la pérdida de conocimiento.

Tertsch manifestó a los agentes que no vio a su agresor y que un amigo músico que trabaja allí le llevó más tarde en taxi a su domicilio. Tras tomarle declaración al periodista, los agentes se dirigieron al Toni 2 para preguntar a los empleados si habían visto la supuesta agresión. Nadie la vio. Sólo contemplaron al periodista ya en el suelo. La Policía ha llamado a declarar al músico, algo que no se había producido a última hora de la tarde de ayer.