Público
Público

Los jóvenes sin trabajo ni estudios alcanzan el 15% en España

La OCDE advierte del peligro de exclusión social por el 35% de abandono escolar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España tiene la misma tasa de jóvenes inactivos que tampoco estudian desde hace una década, según el último estudio de empleo juvenil de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico). Este porcentaje de españoles de entre 16 y 24 en riesgo de exclusión social es una combinación de dos datos penosos para la juventud española. Un 35% abandona sus estudios y un 37,9% forma parte del desempleo.

'Ojo con las estadísticas porque no siempre tienen en cuenta al porcentaje de jóvenes empleadas en el hogar y los discapacitados', advierte el director del Observatorio de la Juventud, del Instituto de la Juventud de España (Injuve), Julio Camacho. En su opinión, sin tener en cuenta estos colectivos la tasa se reduciría aunque es 'igual de preocupante'. La tasa de este tipo de jóvenes en España está por encima de la media de la OCDE (9,9%).

El estudio pone como ejemplos a Holanda o Dinamarca, donde las políticas de empleo juvenil han tenido éxito. Los holandeses sin trabajo ni estudios son apenas un 3,8% y en Dinamarca alcanzan el 5,2%.

El estudio de empleo juvenil alerta del 'riesgo de exclusión' que sufren entre un 30% y un 40% de jóvenes en España que abandonaron los estudios secundarios en la última década. El informe critica especialmente el sistema laboral español, que ha permitido que los jóvenes españoles sufrieran tasas de temporalidad superiores a la media de la OCDE.

La OCDE opina que el incremento de empleo entre los jóvenes experimentado en España entre 2004 y 2007 se debe al crecimiento en sectores que requerían una 'pequeña cualificación como la construcción o el turismo'. El pinchazo de la burbuja reveló a muchos jóvenes lo inadecuado de abandonar sus estudios.

Pese al cúmulo de datos negativos aportados, este organismo valora positivamente el plan puesto en marcha en 2009 para reconocer las competencias adquiridas en un trabajo a través de certificados. El Gobierno prevé que muchos jóvenes se reincorporen al estudio de un título de Formación Profesional con la convalidación de parte de los estudios con la experiencia laboral adquirida.