Público
Público

Jueces y fiscales se olvidan de la huelga tras ver a Gallardón

Las asociaciones, que hace una semana censuraban al ministro, celebran ahora su "espíritu colaborador" tras arrancar cambios en la Ley del Poder Judicial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las asociaciones de jueces y fiscales, que desde el pasado mes de julio acordaron actuar coordinadamente contra lo que consideraban un gravísimo ataque del Ministerio de Justicia a su independencia, se olvidaron este martes de sus amenazas de huelga y de otras medidas de presión tras su primera reunión conjunta con Alberto Ruiz-Gallardón. 

El ministro ha escuchado las reivindicaciones de las asociaciones sobre la reforma de su estatuto profesional y se ha comprometido a mantener 12 de los 18 días de permiso que actualmente disfrutan los miembros de la Carrera Judicial, que iban a ser recortados a 3 en la modificación legal.

Este compromiso, y el propio hecho de que se prestase a la reunión, ha llevado a las asociaciones avalorar el nuevo 'espíritu colaborador' del Ministerio de Justicia, cuyas políticas fueron censuradas por la mayoría de los jueces, asociados o no, en las juntas celebradas el pasado 21 de septiembre, algunas de las cuales pidieron incluso la dimisión de Ruiz-Gallardón o del presidente del Consejo General del Poder Judicial, Gonzalo Moliner, por haber pactado con el ministro a sus espaldas. 

La reducción de los permisos laborales había sido uno de los aspectos que suscitó el malestar de la Carrera y provocó el anuncio de medidas de protesta, entre las que no se descartaba la convocatoria de huelgas.

'No hemos hablado de la palabra huelga en ningún momento'

Tanto el secretario de Estado de Justicia, Fernando Román, como los portavoces de las asociaciones han manifestado al término del encuentro que éste se ha desarrollado en un tono 'absolutamente constructivo' y 'positivo'. 'No hemos hablado de la palabra huelga en ningún momento', ha asegurado Román.

El 'número dos' de Justicia ha reconocido el 'sobresfuerzo' que desde hace años soportan los tribunales así como las singularidades que tienen los miembros de la Carrera Judicial, aunque les ha pedido un ejercicio de 'solidaridad con el resto de servidores públicos' ante la 'complicada' situación económica. 'Todos tenemos que arrimar el hombro', ha apostillado.

El eje central de la reunión ha recaído en el anteproyecto de la nueva Ley Orgánica del Poder Judicial, que el Ministerio pretende llevar 'próximamente' al Consejo de Ministros y que plantea reducir los permisos y la actuación de los jueces sustitutos para profesionalizar la Justicia.

'Buscamos fórmulas que permitan, si no mantener los seis permisos de tres días, sí mantener un permiso de tres días que serían por entendernos los moscosos y otro de un máximo de nueve días al año', ha expuesto Román.

Las asociaciones han transmitido también la posibilidad de que las sustituciones entre jueces titulares sean voluntarias y el Ministerio se ha comprometido a que sean retribuidas 'adecuadamente' y de 'manera más atractiva' como contraprestación a este esfuerzo.

Justicia también contempla que los jueces en prácticas realicen funciones de sustitución aunque es al órgano de gobierno de los jueces al que corresponde fijar sus retribuciones, según ha respondido Román. Además, ha dicho que se revisarán las sustituciones de los jueces de adscripción territorial.

Las asociaciones, satisfechas por el espíritu colaborador de Gallardón

A la salida de la reunión, las asociaciones han manifestado su 'satisfacción' por el 'espíritu colaborador' del Ministerio de Justicia.

   La vicepresidenta de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Carmen Frigola, ha celebrado que reconsidere algunos aspectos de la reforma, mientras que el portavoz de la asociación Francisco de Vitoria (FdV), José Luis González Armengol, ha calificado de 'constructiva' la cita tras los 'puntos de fricción' existentes.

Por su parte, el portavoz de Jueces para la Democracia (JpD), Joaquim Bosch, ha reconocido el esfuerzo por suavizar el 'malestar'. Desde el Foro Judicial Independiente (FJI), Benito Raboso ha confiado en que el texto final sea receptivo a las sugerencias de las organizaciones.

Finalmente, los representantes de la Asociación de Fiscales y de la Unión Progresista de Fiscales, Antonio Roma y María Moretó, se han mostrado esperanzados por la disposición de diálogo exhibida por el ministro.