Publicado:  10.12.2010 15:30 | Actualizado:  10.12.2010 15:30

Un juez autoriza a un maltratador a visitar la casa de acogida de ella

Fija el lugar para las visitas a la hija de ambos pese a haber una orden de alejamiento

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juzgado de Instrucción número 2 de Utrera (Sevilla) ha dictado una orden de alejamiento contra un acusado de malos tratos y ha fijado como lugar de encuentro con su hija la casa de acogida de su madre.

La Consejería de Igualdad de la Junta de Andalucía ha recurrido la orden ante el Consejo General del Poder Judicial. Lo ha hecho por medio de una queja porque la decisión puede poner en peligro la integridad física de la mujer y de todas las de la casa, según ha asegurado un portavoz de la Consejería.

El presunto agresor tiene prohibido acercarse a menos de 300 metros

El juzgado entiende que la víctima se encuentra en una situación de riesgo y le aplica una orden de protección. Dicho mandato se ha convertido en una orden de alejamiento del presunto agresor que tiene prohibido acercarse a menos de 300 metros. Además, le prohíbe comunicarse con ella por cualquier medio, y le advierte de que el incumplimiento podría acarrearle la cárcel.

Sin embargo, el juzgado ha fijado los encuentros con su padre en la misma casa de acogida, que califica como "excepción" con las medidas cautelares. Además, también ha especificado que la entrega de la niña irá acompañada de un responsable del centro de acogida para evitar el contacto directo entre la pareja.

La consejera andaluza de Igualdad, Micaela Navarro, ha asegurado hoy que no le consta que se produjera algún encuentro entre la niña y su padre en la casa de acogida.

Navarro ha dicho que el auto del juzgado se produjo hace meses y en cuanto la Junta tuvo conocimiento presentó una queja y solicitó amparo al Consejo General del Poder Judicial y a la Fiscalía de Sevilla, aunque todavía no ha recibido respuesta.

"Las casas de acogida tienen un sistema de confidencialidad" La consejera ha explicado que la mujer ya no se encuentra en esa casa de acogida "porque en cuanto denunció el auto del juzgado, pusimos en marcha los mecanismos necesarios para mantener su integridad, ya que las casas de acogida tienen un sistema de confidencialidad para proteger a las mujeres y a sus hijos, por ello el auto del juzgado es muy contradictorio y absolutamente ilógico".

 "Si la mujer está en una casa de acogida es que hay un delito violento de por medio", ha recordado Navarro.

 

PUBLICIDAD

Comentarios