Público
Público

El juez declara insolvente al alcalde condenado por injurias al rey

La decisión exime por el momento  a José Antonio Barroso a pagar la multa de 6.840 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alcalde que fue condenado por injurias al rey se libra de la multa... por ahora. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha declarado insolvente al alcalde de Izquierda Unida en Puerto Real (Cádiz), José Antonio Barroso, condenado por el Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional el pasado mes de junio a pagar una multa de 6.840 euros por un delito grave de injurias al rey después de que en abril de 2008 se refiriese al monarca con los calificativos de 'corrupto' e 'hijo de un crápula', entre otros.

Esta decisión exime por el momento al primer edil de afrontar el pago de la sanción económica, impuesta por el juez José María Vázquez Honrubia que consideró que violó 'los tres parámetros que distinguen la crítica del insulto: la privacidad, le llama 'hijo de la crápula', insulta a su padre y a su esposa y cae en el insulto personal cuando no era necesario para expresar ideas políticas'.

Según indica el auto del juez, el alcalde no ha entregado la cantidad de la multa en el plazo establecido 'sin que se le conozcan bienes que puedan ser embargados'. Por ello, Grande-Marlaska le declara insolvente 'sin perjuicio de que si en futuro mejora su fortuna se proceda en consecuencia'.

Durante el juicio celebrado en la Audiencia Nacional Barroso se ratificó en sus 'críticas' si bien matizó en todo momento que sus palabras se englobaron en 'un contexto político'. 'La injuria está fuera de mi práctica política en contra de lo que es común en esta democracia de filibusteros', reiteró, al tiempo que detalló que sus acusaciones iban dirigidas contra el concepto de dinastía y en concreto la borbónica. Hasta Cayo Lara recomendó al rey invitar a Barraso para 'tomar unas copas' y arreglar sus diferencias.

El alcalde criticó también a los medios de comunicación a los que tachó de 'cortesanos' por 'edulcorar la figura del rey'. En ese sentido, explicó que, de la media hora que duró su discurso en un acto de conmemoración del septuagésimo séptimo aniversario de la II República que se celebró en la Casa de la Cultura de la localidad gaditana de Los Barrios -donde se produjeron los insultos- apenas habló de Don Juan Carlos 'unos tres minutos'.

'El Borbón, aunque no le colguemos de los intestinos de los obispos, lo tendremos que echar', dijo Barroso

En el citado discurso el alcalde criticó, entre otras cosas, la 'condición deleznable' de Don Juan Carlos y de su padre, el conde Don Juan, al que calificó de 'una persona de condición licenciosa, deplorable, deleznable, no menos licenciosa que la de su esposa'.

También aludió a la 'acostumbrada vinculación etílica' del rey y defendió que, 'si algo había que aplicarle, sería la Ley de Extranjería'.

'El Borbón forma parte de la parte más oprobiosa de la Historia de este país, es algo de lo que nos debemos avergonzar, y al Borbón aunque no le colguemos de los intestinos de los obispos lo tendremos que echar, más temprano que tarde, de forma democrática', aseveraba también en otra parte de su discurso el alcalde, quien hoy volvió a escuchar sus palabras ante el tribunal en una sala de juicios presidida precisamente por una fotografía del rey.