Público
Público

Una juez de Gandesa investiga la muerte de los cuatro bomberos

Según las primeras investigaciones, los cuatro bomberos de la Generalitat estaban cerca de una pared que les impidió huir cuando se vieron rodeados por el fuego

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juzgado de primera instancia e instrucción único de Gandesa (Tarragona) ha abierto diligencias previas para investigar las circunstancias en que murieron los cuatro bomberos de la Generalitat que participaban en las tareas de extinción de un incendio forestal en Horta de Sant Joan (Tarragona).

Tras el levantamiento de los cadáveres, la titular del juzgado ha abierto diligencias previas para investigar las circunstancias de la muerte de los bomberos, que según el Departamento de Interior fallecieron al verse repentinamente envueltos por las llamas debido a un brusco cambio en la dirección del viento.

Para ello, la juez está a la espera de los resultados de la autopsia que en las próximas horas se practicará a los cadáveres de los cuatro bomberos, todos ellos jóvenes procedentes de distintas poblaciones leridanas, y de los atestados policiales sobre las circunstancias del trágico accidente.

Según las primeras investigaciones, los cuatro bomberos de la Generalitat estaban cerca de una pared que les impidió huir cuando se vieron rodeados por el fuego, que debido a un cambio de viento se les acercó de forma inesperada.

Las víctimas son Jaume A., de Tremp (Lleida); Jordi M., de La Pobla d'Anglesola (Lleida); David D., de Almatret (Lleida) y Ramon E., de Mollerusa (Lleida), éste último con 20 años de experiencia en el Cuerpo de Bomberos.

Los cuatro eran bomberos experimentados del Graf, que trabajaban en la primera línea del fuego con medios manuales, y la zona donde estaban en el momento del accidente era escarpada. Uno de ellos llevaba en el grupo desde su creación, hace unos 10 años.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, sobrevoló este mediodía la zona del accidente, y también el resto del perímetro, y constató que hay pocas llamas pero que el fuego todavía no está controlado, según informaron fuentes del Govern.

Poco antes había visitado a los familiares de las víctimas en el Hotel Corona de Aragón de Tortosa (Tarragona), junto con el vicepresidente, Josep Lluís Carod-Rovira, y los consellers de Interior, Joan Saura, y de Medio Ambiente, Francesc Baltasar.