Público
Público

El juez investiga si De Juana enalteció el terrorismo

Busca indicios en la carta leída en su nombre durante un homenaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Audiencia Nacional ha abierto una investigación contra Iñaki de Juana Chaos por un posible delito de enaltecimiento del terrorismo por el contenido de la carta leída en su nombre durante el homenaje celebrado en San Sebastián el pasado sábado.

El juez Pablo Ruz ha solicitado además investigar toda la simbología que rodeó al acto (banderas, pancartas, insignias...) así como las expresiones vitoreadas por los asistentes por considerar que podrían suponer un descrédito a la memoria de las víctimas.

Tras recibir informes policiales sobre el homenaje realizado en la calle Juan de Bilbao de la capital guipuzcoana, Ruz ha pedido a la Ertzaintza y a la Guardia Civil la identificación de los convocantes y de la mujer que leyó la carta con el fin de conocer si fue la ilegalizada Askatasuna quien lo organizó.

En la misiva leída el sábado, se hacían referencias a etarras históricos como Esteban Nieto, Kroma, al que llama “amigo”, o a Domingo Iturbe, Txomin, “un gran hombre”. El texto concluía además con la expresión “Aurrera Bolie” (adelante la bola), con la que Iturbe finalizaba sus discursos.

Asimismo, De Juana criticaba la política policial y judicial de España y Francia, que “junto a la colaboración de partidos que se consideran abertzales, están poniendo todo su esfuerzo para acabar con el independentismo vasco”.

Pese a las numerosas peticiones de investigación, Jueces para la Democracia pidió ayer calma. En opinión de su portavoz, Miguel Ángel Gimeno, la carta fue escrita “con asesoramiento y de manera calculada”. “Da la impresión de que llega al límite de lo que puede decir y no lo supera”, explicó. En todo caso, el Gobierno aseguró que, de confirmarse su autoría, pedirá a la Fiscalía que actúe.

El terrorista liberado, que no acudió a su homenaje, advertía de una retirada “temporal” por motivos de salud (aún está recuperándose de su huelga de hambre), así como para evitar el “circo mediático” que se ha montado en torno a su persona.

Al término de la lectura, se pudieron escuchar vítores en favor de ETA, “Gora ETA militarra”, mientras un grupo de personas que portaban pancartas en favor de los presos impedía la entrada a los medios alegando que se trataba de un acto “privado”.