Público
Público

El juez levanta la imputación al sastre del president

Pedreira desvincula de la trama Gürtel' a José Tomás, principal testigo en el 'caso de los trajes'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No es la primera vez que la Justicia le da la razón, pero la de ayer ha sido la más importante. El instructor del caso Gürtel en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, levantó la imputación que pesaba sobre José Tomás García, el que fue sastre, entre otros, del presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps.

Pedreira hace suyo el informe favorable a levantar la imputación presentado la semana pasada por las fiscales Anticorrupción adscritas al caso y retira la acusación que recaía sobre José Tomás y otras nueve personas. El magistrado entiende que desconocían de dónde procedía el dinero que manejaban y declara que no existen indicios de que participaran conscientemente de las actividades de la trama liderada por Francisco Correa.

En concreto, sobre José Tomás el auto afirma que las declaraciones prestadas en la causa descartan el delito de falsedad documental del que se le acusaba. El juez también ha tenido en cuenta la sentencia que declaró improcedente el despido de José Tomás de Forever Young. 'Las diversas declaraciones prestadas confirman, así, la conclusión en igual sentido aunque con distinta consecuencia jurídica, alcanzada por la sentencia del Juzgado de lo Social número 8 de Madrid', señala.

En ella se declaraba que 'la labor de facturación derivada de la actuación comercial de los establecimientos en los que José Tomás prestaba servicios no le estaba encomendada'.

Añade que 'no consta el conocimiento por parte de Tomás de la finalidad de las compras efectuadas por los imputados'. En la rama valenciana de la trama, conocido como el caso de los trajes, están imputados Francisco Camps y los dirigentes del PP valenciano Rafael Betoret, Ricardo Costa y Víctor Campos, así como el ex director de Canal 9 Pedro García.

El sastre, según el juez, ignoraba si los trajes 'se correspondían o no con gastos propios de las empresas que representaban'.

Pero ese desconocimiento no le sirvió a José Tomás para mantener su trabajo en Forever Young, ni evitar la querella que le interpuso su propietario, Eduardo Hinojosa (al que ya ha ganado seis pleitos en los tribunales), ni mucho menos evitar ser blanco de las críticas de dirigentes del Partido Popular.

El portavoz de justicia del partido, Federico Trillo, destacó en una entrevista que Tomás no era testigo, porque estaba imputado y lo acusó de emitir facturas dobles, a Camps y a la trama corrupta.

Precisamente, un compañero de Tomás declaró como testigo ante Pedreira que vio a Trillo reunirse con Hinojosa después de que el sastre concediera otra entrevista. Durante su declaración ante el primer instructor del caso, Baltasar Garzón, Tomás recibió ocho llamadas del presidente valenciano.