Público
Público

El juez Pedreira ordena abrir un contenedor secreto de 'la Gürtel'

El impago de una deuda con el guardamuebles destapó la existencia del depósito

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez Antonio Pedreira, instructor del caso Gürtel, ordenó el miércoles la apertura de un contenedor de la trama almacenado en un guardamuebles y cuya existencia pasó inadvertida hasta el pasado mes de septiembre. Qué hay dentro del contenedor constituye una incógnita. De momento, sólo se sabe que su titularidad figura a nombre de TCM, una de las empresas de la trama. En la providencia por la que ordena la apertura del contenedor, el magistrado insta a la policía a comprobar de su contenido e informarle de sus averiguaciones 'tan pronto como sea posible'.

Un hecho relatado hace tres semanas por el administrador judicial de TCM abona las sospechas de que lo allí depositado puede revestir interés para la investigación: 'Los antiguos empleados de TCM expuso el administrador en un escrito dirigido a Pedreira el pasado día 1 no han aportado información sobre el contenido del contenedor almacenado'. De hecho, el contenedor fue descubierto gracias a la casualidad o al tesón de los interventores de TCM: los administradores judiciales detectaron el impago de una deuda mientras revisaban las cuentas de la empresa, tiraron del hilo y llegaron hasta el guardamuebles.

La trama debía al guardamuebles 20 cuotas de alquiler, pero nadie reclamó

Y precisamente esa deuda impagada constituye el segundo elemento inusual de la historia: TCM debía al guardamuebles 20 cuotas mensuales de alquiler. La empresa dejó de pagar al guardamuebles en marzo de 2009, justamente un mes después del estallido del caso y el arresto de los principales jerarcas de la red corrupta. El guardamuebles nunca reclamó el pago de un débito que, mes tras mes, se fue incrementando hasta situarse en 1.404 euros.

Cuando el hilo condujo hasta la empresa que tiene alojado el contenedor, Mudalia SL, los administradores de TCM reclamaron ver el material depositado. Mudalia explicaba en su escrito el interventor judicial denegó la solicitud.Y lo hizo alegando que su política de empresa pasa por 'no mostrar el contenido de ningún contenedor cuyas cuotas no estén abonadas al día'.

El contenedor se alquiló en julio de 2006 a nombre de Special Events, mascarón de proa del grupo que dirigía Francisco Correa. Seis meses más tarde, en enero de 2007, el contrato pasó a ser titularidad de Technology Consulting Managment (TCM).

El juez ha pedido a la policía que haga sus averiguaciones con celeridad

La orden del juez Pedreira admite recurso. Pero, esta vez, cualquier recurso contra la decisión del magistrado sería comprometedor para quien lo formulase porque intensificaría las sospechas sobre el carácter de lo almacenado. En su escrito al juez, el administrador de TCM optaba por la cautela: puede tratarse decía el texto de 'mobiliario, documentación u otro tipo de objetos'.